“Me estoy gozando al máximo la maternidad”

208

Viviana Vargas Castro se está estrenando como madre primeriza, y su esposo Ricardo Rodríguez Méndez le está ayudando en este reto.

 Viviana Vargas Castro, como muchas otras primerizas,  le ha tocado vivir su experiencia de madre en unas circunstancias muy difíciles por la pandemia del Covid-19, pero eso no ha sido impedimento para demostrar todo el amor que siente por su pequeña hija.

Su bebé, Cristina Rodríguez Vargas nació el pasado 3 de abril del año en  curso, y en su primer mes de nacida, Viviana ha contado con el apoyo total de su esposo Ricardo Rodríguez Méndez, quien como ella se encuentra feliz de tener a su princesa en casa.

Hoy, Viviana Vargas Castro recuerda con emoción como se enteró que estaba embarazada:

“Nos enteramos de mi embarazo el 13 de agosto de 2019, luego de que el Ginecólogo me ordenara la prueba de embarazo y los resultados fueron positivos. Gracias a Dios tuve un embarazo excelente, sin ninguna complicación y sin ningún antojo de esos que suelen poner de cabeza a los papitos”. (risas).

¿Qué sientes ahora que tienes el privilegio de ser madre?

La palabra que más enmarca lo que se siente ser Madre es: Responsabilidad. Hay muchas sensaciones como el amor, la fragilidad y la alegría que se siente desde primer momento que conoces a tu bebé, pero la responsabilidad no solo viene de cuidarla y protegerla, porque no solo ese ser frágil depende completamente de ti, sino también lo que debes de cuidar en ti para que no le afecte a ella y más aún que estoy lactando con leche materna exclusivamente. Así que de las sensaciones y sentimientos que tengas en el día y de los alimentos que consumas dependerá la salud y bienestar de tus hijos recién nacidos.

¿Qué ha sido lo más difícil y gratificante para ti ser madre primeriza?

Creo que es inevitable no decirlo… pero ser madre primeriza en medio de una pandemia mundial es bastante difícil. Desde la preocupación del día de la cesárea, donde  ir en estos momentos a una clínica da más miedo que cualquier otra cosa, donde a la cirugía por protocolos del Covid-19 solo puede entrar la paciente y el  único acompañante que puede ir contigo ese gran día debe esperarte en la habitación. Así que es un proceso que desde el día del parto empieza con mucha incertidumbre y anhelando como nunca que te den de alta lo más pronto posible para no estar expuestos a ningún contagio. Es una serie de desafíos que no teníamos previstos porque toda la teoría, literatura y documentales sobre bebés lo teníamos aprendido pero del virus como el que estamos viviendo, cero.

Lo más gratificante es ver como mi esposo y yo somos su mundo en este momento. A las horas de nacida, Cristina reconoció nuestra voz y olor. Ver como día a día crece, gracias al alimento que proviene de ti y de los cuidados que el papá a diario realiza, es una alegría enorme. Es un trabajo en equipo que hemos coordinado con amor y pidiéndole siempre a Dios la sabiduría para que dentro de las primiparadas que cometamos, lo hagamos lo mejor posible con nuestra bella Cristina.

¿Con cuáles principios y valores educarás a tu hija?

Como familia y padres católicos sabemos que hay muchos valores y principios. Por eso tenemos como prioridad afianzarle a ella en su vida que sea siempre una persona comprometida, agradecida, respetuosa, responsable, honesta y paciente. Para esto, como padres de familia, no debemos dejar de orar por nuestros hijos con el fin de que Dios nos ayude en su educación.

¿En esta cuarentena surgen muchas dudas, que mundo deseas para tu hija?

Estoy convencida que el mundo que conocerá Cristina luego de la cuarentena, será muy diferente al que estábamos viviendo.

Creo firmemente que las personas han aprendido a “guardar para mañana”, porque hay episodios que nos toman por sorpresa y todos hemos resultado afectados de diferentes maneras y en distintos grados. Al mismo tiempo creo que esta cuarentena ha unido a muchas familias y ha resaltado el trabajo que se hace desde el hogar.

La gente quiere salir a abrazarse y a compartir, y esas son cosas que habíamos olvidado en muchas ocasiones por el afán diario y por creer que con las redes sociales se suplían. De la misma manera, se ha fortalecido la oración desde el hogar, transformando a cada familia en un pequeño templo ya que la Iglesia ha salido de sus cuatro paredes a habitar en las casas de los colombianos.

¿A pesar de todo, se puede decir que te estás gozando la maternidad?

Sí claro, me estoy gozando la maternidad al máximo. Uno se goza de las cosas que descubre todos los días con un bebé recién nacido y contando con la gran compañía de mi esposo durante todo este tiempo en que hemos tenido que estar en casa. Creo que jamás me imaginé que disfrutaríamos de la presencia de papá por tanto tiempo, ya que los días que le dan a los hombres es muy poco, pero con la coyuntura hemos podido la bebé y yo, disfrutar de su compañía y gran ayuda. Creo que estar en familia es una manera sana de gozar y compartir. Luego vendrán tiempos para salir a pasear, ir a fiestas infantiles e irnos de viaje como familia, lo cual es otra forma de disfrutar la maternidad desde un sentido más fuera de casa.

¿Este domingo cómo proyectas celebrar el Día de las Madres?

Proyectarlo con una bebé recién nacida, es una lotería (risas). Así que la organización como tal de alguna actividad se limita un poco en estos momentos, porque los primeros meses de vida son de mucha dedicación para la niña, así que estaremos en familia, almorzaremos algo rico con postre incluido, como para hacerlo distinto, y seguramente veremos alguna película. Adicional responderé las llamadas y mensajes (que me encanta hacerlo) de quienes me felicitarán en mi primer Día de la Madre.

También podría gustarte