Las  iniciativas ciudadanas cuentan

390

En el anhelo y propósito ciudadano que se realicen transformaciones que trasciendan en una mejor como superior vida individual y comunitaria; no obstante las muchas inseguridades y temores que agobian a la colectividad en general, con el agravante de la Pandemia del Covid – 19, deberíamos intentar todo aquello que, en consenso y asocio integral con la administración, la comunidad y los privados, se adelanten planes que nos comprometan esencialmente con el bien común, apuntando todos hacia la solución de los problemas que se acusan, sin polarización de ninguna índole, lo que constituye razón suficiente para involucrarnos en la solución de las pequeñas y grandes dificultades que afectan o puedan afectar a la colectividad, generándose el mejor de los ambientes.

En esto, interesan sobremanera iniciativas particulares cuyo único interés sea ver grandes transformaciones en nuestros terruños, siendo fundamental la consignación y socialización de ideas con las autoridades todas, que de ser aceptadas, al menos las mayormente prioritarias y viables, conciten y sumen la participación de la empresa privada, en la seguridad que desde un serio compromiso se efectuarán trabajos mancomunados bajo la coordinación de las administraciones Departamentales, municipales donde se vayan a llevar a cabo las iniciativas a ejecutarse; verbigracia, sobresalen la ausencia de clínicas privadas completas en todos sus servicios y equipamiento moderno.

Adelantar por ejemplo en gran medida y de manera permanente y continua la limpieza de los terrenos aledaños y las propias fuentes hídricas, evitar la confluencia de vendedores en sitios que perturban en alto grado el turismo local (La Campo Serrano – La Primera – El Rodadero – entre otras) , cruzadas con jornadas pedagógicas de cultura ciudadana, ecológicas y medioambientales; siembra de árboles nativos (ojalá endémicos), recuperación del Corredor de la Treinta en beneficio colectivo. Es en concreto hacer a nuestros municipios más atractivos para propios y extraños, lo que producirá beneficios muchos y mostrará resultados positivos del inmediato al largo plazo, generando el estímulo de los ciudadanos y el cambio de la imagen de nuestros terruños.

Requerimos de alto espíritu cívico, sentido de pertenencia y grande como propia responsabilidad, en la seguridad qué de hacerse, de llevarse a cabo en uno de nuestros entes Departamentales, Distritales y Municipales, será emulada por los demás municipios, lo que ojalá sea una realidad demostrativa. Necesitamos muchas obras, no solo de infraestructura, sino aquellas que requieren ser complementadas con superficies ocupadas con obras de embellecimiento, lo que nos llevará a ser más  a nosotros y así poder mostrarnos ante los demás de mejor manera. Igualmente interesa en este itinerario, evitar que se produzcan crecimientos desordenados (invasión en la Vía a taganga, entre otras).  Adicional a lo anterior, debemos estar atentos a la presión, normalmente ventajosa para los empresarios del desarrollo habitacional y de infraestructura para que no perjudique de manera notable como acontece, bosques, alamedas, paisajes, áreas verdes, humedales y equilibrio medioambiental (la perdida de los miles árboles frutales de mangos de alta calidad en ciudad equidad, cuando se pudieron salvar muchos de ellos), espacios siempre vulnerables con las más de esta clase de obras de urbanización e infraestructura.  [email protected] *Jurista

También podría gustarte