´Que Duque me solicite el regreso del equipo militar´

220

Las tres lanchas encontradas por las tropas venezolanas son tipo Boston Whaler Guardian que sirven como elemento de combate fluvial pesado para la Infantería de Marina Colombiana, en este caso cumplen labores de control fronterizo además de cooperación internacional.

El tema de los tres botes de la Armada Nacional que se encuentran en poder de las Fuerzas Armadas Venezolanas tuvo un nuevo capítulo que ya involucra a los presidentes de los dos países, Iván Duque y Nicolás Maduro.

En una reciente declaración a los medios de comunicación del vecino país, Maduro afirmó que “le corresponde al presidente de Colombia solicitarme a mí el regreso de este equipo militar y si así fuere seria regresado de manera inmediata”.

Por esta razón, el mandatario venezolano le dio instrucciones al ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, “estar atento a la solicitud que haga el gobierno colombiano respectivamente”.

Esta historia comenzó en la mañana del pasado sábado cuando la Fuerza Armada Nacional Bolivariana anunció la “incautación” de tres lanchas de combate con su armamento que se encontraban, según esas autoridades, en estado de abandono en el sector Chorro El Mono, Río Orinoco, municipio Cedeño del estado Bolívar.

Las tres lanchas encontradas por las tropas venezolanas son tipo Boston Whaler Guardian que sirven como elemento de combate fluvial pesado para la Infantería de Marina Colombiana, en este caso cumplen labores de control fronterizo además de cooperación internacional, asistencia humanitaria, protección del medio ambiente y el combate contra los grupos armados ilegales que delinquen en esa zona del país. Normalmente cada una de estas embarcaciones está cargada con una ametralladora pesada calibre .50 y hasta cuatro ametralladores M60.

Las autoridades del vecino país desmontaron el armamento de las embarcaciones y publicaron algunas fotografías en las que solo aparecen cuatro M60 y dos .50, cajas con munición de los dos calibres y chalecos salvavidas, lo que aparentemente quiere decir que los tres botes estaban con todas sus armas instaladas.

Sobre lo ocurrido y a pesar de lo dicho por Maduro, la Armada Nacional ha sido la única institución colombiana que se ha pronunciado sobre lo ocurrido y en un comunicado explicó que, aunque se investigan los hechos, se habría tratado de un hecho fortuito en el que la fuerte corriente del río Meta tuvo mucho que ver.

Explicó la Armada que las tres embarcaciones fueron arrastradas cuando se encontraban amarradas y sin tripulación en la orilla del río, en el departamento del Vichada, en la frontera Colombo-Venezolana.

“El centinela encargado de la seguridad de los botes se percata que, por efectos de la fuerte corriente, las embarcaciones son arrastradas por el río, sin tener la oportunidad de recuperarlas”, dijo la institución y añadió que aunque se tuvo una reacción por parte de la Fuerza Naval de Oriente, poco se pudo hacer porque las lanchas ya estaban en el lado venezolano.

El almirante Evelio Ramírez Gáfaro, Comandante Armada de Colombia, afirmó que siempre hubo contacto con las fuerzas armadas de Venezuela para coordinar la búsqueda y la devolución de todo el material. Agregó que la respuesta fue positiva aunque desde el otro lado de la frontera estaban esperando instrucciones de los mandos superiores para proceder.

“Ojalá no transcurra mucho tiempo para poder tener estos botes cumpliendo la misión que se desarrolla en el país a través de la Fuerza Naval del Oriente. Hay que decir que las relaciones a nivel fronterizo se desarrollan y se llevan con normalidad. Esto no debería tener ningún efecto negativo”, declaró el oficial.

Se espera entonces un pronunciamiento del Gobierno de Colombia ante este suceso y el procedimiento que tomará. Hay que recordar que el presidente Iván Duque no reconoce a Nicolás Maduro como su homologo Venezuela, sí al opositor Juan Guaidó.

También podría gustarte