Andrés Cepeda da el paso ‘Trece’ en su carrera

326

‘Trece’ es el décimo tercer álbum de estudio de Andrés Cepeda, en donde propone a su audiencia un recorrido por diferentes sonidos del pop.

POR:
LEIDY
HENRÍQUEZ GALVIS

El calendario hoy, marca el día 13 del mes de mayo y Andrés Cepeda no pudo escoger mejor fecha para estrenar el álbum ‘Trece’ de su carrera artística y que además, le da el título; este juego de números es la mejor carta de presentación de este nuevo trabajo al que le apuesta todo lo que su talento hasta hoy, le ha dado.

De ‘Trece’ ya se conocían los adelantos ‘Te voy a amar’, ‘Magia’, ‘Déjame Ir’ e ‘Infinito’, cuatro de cinco colaboraciones con diferentes artistas; además, el más reciente hace dos días, que es ‘El Equivocado’… esa fue la dinámica que el cantautor prefirió para estrenar esta producción de 12 temas.

El bogotano dialogó con HOY DIARIO DEL MAGDALENA para contar detalles de ‘Trece’, la emoción que le embarga sacarlo a la luz en medio de la actual situación de emergencia mundial por el Covid-19 y la experiencia de interactuar con los colegas de la música que aportaron en diferentes temas.

La sabiduría popular habla de un “maléfico número 13”, pero viendo tu trabajo es, por supuesto, algo muy alejado de esa superstición. ¿Qué significa para ti ‘Trece’?

Pues yo veo en el 13 un número muy mágico, que tiene muchas interpretaciones, pero a mayoría de las que yo conozco son muy positivas y como yo soy una persona que le gusta ver las cosas buenas de la vida, en vez de negar que este mi álbum número trece, lo voy a celebrar y le puse ese título (risas). Hay gente que piensa que el 13 es bueno y yo soy uno de ellos; además, soy de los que piensa que hay que verle el lado positivo, amable y yo me siento muy orgulloso de haber sido capaz de hacer 12 discos consecutivos en mi carrera, con éxito y que este lo voy a celebrar como uno más que viene a enriquecer ese repertorio.

Este es un álbum que te ha permitido salir un poco de lo que suena tu música tradicionalmente y has explorado melodías diferentes, acordes a tu estilo. Cuéntanos de esa experiencia para traerle a tu público una reinvención de tu música.

Yo tenía muchas ganas de contactarme con una serie de artistas que admiro y sigo, para integrarlos en mi proceso, inicialmente para hacer canciones con ellos; hice 5 colaboraciones y a partir de eso, plantearme la posibilidad de hacer la otra mitad del disco, solo, después de haber intercambiado conceptos e ideas con ellos y aprendido una serie de cosas.  A mí me cae muy bien hacer este ejercicio, porque me oxigena, me refrescan las herramientas que tengo para producir y componer y me plantea nuevos retos. Sigo adelante con más idea en el bolsillo, grandes amigos y socios para seguir haciendo música en el futuro.

Hay una colaboración con Monsieur Periné y personalmente, percibí una sensación de una mezcla particular entre la alegría de sus ritmos y la temática de la canción sobre la muerte. Háblanos de ello…

Si te has dado cuenta, la mayoría de las historias que son de amor, son como raras (risas)… no son como la típica historia de amor perfecta, de final feliz, toda rosa… son unos amores raros, a veces complicados, dolorosos, difíciles… y en esta canción en particular pasa una cosa curiosa y es que habla del amor desde el punto de vista de dar la vida por el otro; creo que es el acto de amor más grande que puede haber y en estas circunstancias, por ejemplo, nos hace pensar en los médicos, en personal de socorrismo, en las Fuerzas Militares…

También hay algo muy particular con las canciones ‘Déjame Ir’, con Morat y ‘Te dejo ir’, que las haces solo. ¿Son un complemento, una responde a la otra; cómo es eso?

(risas) Te voy a ser muy sincero: la primera canción que apareció en mi cuaderno fue ‘Déjame Ir’, que nació de una historia que yo presencié cuando estaba haciendo mi primera temporada de ‘Cepeda en Tablas’, hace dos años, con una de las chicas que estaba conmigo en el escenario, que estaba enamorada de su novio y sucedió tal cual como narra el video. Y después, pensé en las consecuencias de lo que había podido ser la historia anterior, cuando las cosas en la vida se le ponen que uno debe soltar a alguien o algo y que finalmente puede resultar un alivio, pero la adapté a una situación de mi esposa, con la muerte de su abuelita.

También podría gustarte