Hospital de Santa Marta, destrozado por la politiquería y los malos manejos

2.595

El Hospital ‘Julio Méndez Barreneche’ desde eL proceso de empalme con el gobierno anterior presentaba un estado deplorable pero lo más preocupante, sus finanzas

Si en algo está de acuerdo la comunidad, sin importar el origen político, ni los grupos que lo manejado es que el Hospital ´Julio Méndez Barrenche´ no ha contado con suerte. Siempre ha sido un enfermo moribundo, que ha sido saqueado, mal administrado y tomado como fortín político.

Pero lo más risible de todo es que la historia se repite, y en los últimos 10 años no se conoce una sola actuación de un órgano de control que saque pecho y diga que investigó y sancionó a los responsables de esta debacle que hoy se ha visibilizado en todo el país raíz del fuerte encontrón que tuvieron el gobernador Carlos Caicedo y el superintendente de Salud, Fabio Arístizabal. Gracias a ese ´careo´ de los dos funcionarios es que por fin, esos órganos de control ciegos, sordos y mudos, ante los cuales también  llegan los tentáculos de la politiquería, es que se han peñizcado y prometen actuar, que es lo que espera la sociedad.

Entre las ´perlas´ con las que se ha encontrado el Agente Interventor de la Supersdalud, están entre otras, la abultada contratación administrativa representada por 930 contratos de prestaciones de servicios, de los cuales 380 eran administrativos, lo que generaba un costo mensual de 2.500 millones de pesos.

Pero además, llama curiosamente la atención la contratación de un recurso humano por $ 70 millones para adelantar una serie de procedimientos especiales, pero resulta que el Hospital carece de esos equipos de alta tecnología para poder realizarlos.

También encontrará una lujosa nómina de 17 abogados que le cuestan una millonaria suma de dinero al centro asistencial.

El exgerente del Hospital ‘Julio Méndez Barreneche’, Jairo Romo, en entrevista con HOY DIARIO DEL MAGDALENA, dio a conocer que ya culminó el proceso de empalme y entrega formal de la ESE al nuevo Gerente interventor que designó la Supersalud, Luis Óscar Galves.

Romo,  quien curiosamente nunca lo han dejado administrar de manera tranquila y sosegada un establecimiento de esta naturaleza ( recordemos su frustrado paso por la ESE en tiempos del alcalde Carlos Caicedo, luego en la misma ESE durante la administración de Rafael Martínez, cuando fue intervenida por la Supersalud; y ahora siendo Gerente del ´Julio Méndez Barreneche´, tampoco pudo porque volvió la Super y se lo quitó); afirmó que luego de lo sucedido entre el gobernador Carlos Caicedo y el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, rindió informe detallado de manera rápida y organizada del estado del Hospital.

 “Le hice entrega formal incluso le entregué el informe que yo le había pasado a la Junta Directiva recientemente para que le sirva de norte o carta de navegación, igualmente le dejé por sentado los problemas más urgentes más puntuales que tiene el Hospital por resolver en estos días; este proceso lo hice de una manera responsable porque yo entiendo que cuando uno asume una administración las dos primeras semanas se las lleva uno acomodándose y pudiendo uno tomar las riendas”, sostuvo el médico Romo.

Agregó que “traté de ser lo más ágil posible pero dejándole todo sobre la mesa para que no afecte la prestación del servicio y más en una época como esta de pandemia que demanda de toda la acción desde el punto de vista asistencial. Teniendo siempre por criterio por delante la salud de los magdalenenses, samarios, sobre todo la población vulnerable que es la que más se atiende en el Hospital”, señaló.

¿CÓMO SUCEDIÓ LA INTERVENCIÓN DE LA SUPERSALUD?

Al llegar el Superintendente de Salud, Fabio Aristizábal con el nuevo Gerente interventor, Luis Óscar Gálvez y su equipo, al Hospital ‘Julio Méndez Barreneche’, de inmediato llamaron en ese momento el gerente Jairo Romo, quien manifestó que se encontraba en el despacho del señor gobernador Carlos Caicedo.

 “Cuando me llamaron que había una visita intempestiva por parte de la Superintendencia Nacional de Salud con fines de intervención, yo estaba con el Gobernador, inmediatamente lo esperé para que me acompañara como efectivamente pasó”, relató el ex gerente del Hospital.

LO QUÉ HIZO ROMO

En estos 40 días se hizo un diagnóstico, el cual le fue entregado a la Junta Directiva del Hospital en un informe en días pasados. Algunos de esos hallazgos lo había hecho la Superintendencia Nacional de Salud desde el año anterior, este año las irregularidades fueron mayores, al punto que recibí una carga de 930 prestaciones de servicios, de los cuales 380 eran administrativos, lo que generaba un costo mensual de 2.500 millones de pesos”, señaló Romo.

Añadió que “nosotros hicimos un ajuste bajando de 930 a 678 personas y haciendo un equilibrio entre la parte asistencial y la parte administrativa, donde la reducción que se hizo fue a expensas de la parte administrativa, la parte asistencia no se tocó porque precisamente estamos en época de pandemia y necesitábamos esa oferta del recurso humano. Esto significó un ahorro 700 millones mensuales, esa fue una de las decisiones que alcancé a tomar y eso le va a representar de todos modos en un año por los menos 8.400 millones en reducción de costos al Hospital”.

Por otro lado, Romo también terminó un contrato donde pagaban 16 millones de pesos por suministro de agua, al igual que unos contratos asistenciales por un recurso humano que costaba 70 millones de pesos para unos tipos de cirugías donde el Hospital no tiene el instrumental, todas esas fueron situaciones fueron expuestas en la última Junta Directiva del Hospital.

LOS PROBLEMAS MÁS URGENTES DEL HOSPITAL

Entre los problemas urgentes del Hospital que Jairo Romo le notificó al nuevo Gerente interventor del Hospital ‘Julio Méndez Barreneche’, está la contratación que se vence en 15 días, todo el tema de alimentación, lavandería, medicamentos, elementos de protección personal, con el fin que él ya el más adelante por su propio criterio con su equipo mirará el rumbo de la entidad.

 “Le rendí cuenta de unos contratos que a mí me parecían irregulares por lo menos un contrato que encontré que se firmó tres días ante que yo recibiera el Hospital, se trata de un contrato por 170 millones de pesos de unas cabinas que instalaron que no son del Hospital que están en una especie de arriendo y que por la premura y la carrera de esa contratación yo tengo algunos reparos porque el mismo Ministerio de Salud dijo que esos productos son para objetos no para las personas porque no es seguro”, indicó el ex gerente del Hospital.

Además agregó que “lo que se había dicho es que eso es un detrimento patrimonial para la entidad, lo estaba enterando de eso porque ese contrato está en ejecución y era bueno que tome cartas en el asunto. Ya está resuelta la contratación del mes de mayo, todos los contratos de prestación de servicio los recibí hasta el mes de abril. Lo puse al día como se ejecuta todo el tema de insumos y medicamentos para que él también tenga todo el tiempo de mantener una continuidad en esos temas. Vi al agente especial interventor muy receptivo en el empalme y tengo toda la disposición cuando me necesiten para aclarar cualquier situación si así lo llegan a considerar”, concluyó diciendo el médico Jairo Romo.

También podría gustarte