Supersalud revocó parcialmente funcionamiento de Medimás en el Magdalena y otros Departamentos

1.210

La Superintendencia Nacional de Salud revocó parcialmente la autorización de funcionamiento de Medimás en ocho departamentos del país, donde el alto número de quejas y la demora de hasta 73 días de respuesta a los usuarios la convertían en la EPS con el más bajo desempeño.

Por ello, ya se inició el traslado de los 319.223 afiliados en Atlántico, Arauca, Bolívar, Cauca, Cundinamarca, Guainía, La Guajira y Magdalena, por parte el Ministerio de Salud, a otras Entidades Promotoras de Salud, donde deberán garantizarles una mejor prestación del servicio de salud.

La decisión se tomó luego de realizar una rigurosa revisión de las objeciones presentadas por la EPS a la resolución 001146 del 3 de marzo de 2020, mediante la cual la Supersalud había ordenado el inicio del proceso de revocatoria parcial de la autorización de funcionamiento en esas zonas

El Superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, dijo que tras el estricto seguimiento, se demostró que esta EPS “no garantizaba el aseguramiento y acceso a los servicios de salud en las condiciones de calidad, oportunidad, continuidad e integralidad en esos ocho departamentos”.

Aristizábal Ángel señaló que mientras se realiza el traslado efectivo de todos los afiliados en esos departamentos, Medimás está obligada a garantizar la prestación de los servicios de salud en condiciones de oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad.

Adicionalmente, a partir de la fecha en que se haga efectivo el traslado de los afiliados, la EPS deberá interrumpir de manera inmediata las actividades de afiliación y prestación de servicios como Empresa Promotora de Salud en las circunscripciones territoriales mencionadas.

QUEJAS E INCUMPLIMIENTOS

La Supersalud informó que en el análisis a la cantidad de peticiones, quejas, reclamos y denuncias (PQRD) que recibió de los usuarios de la EPS, al confrontarlas con el primer bimestre de 2019, se evidenció un aumento en 199 % en los ocho departamentos.

Las causales que comprobó la Superintendencia en esos departamentos se refieren en términos generales a que la EPS Medimás ponía en riesgo la efectividad de los servicios, la seguridad de los afiliados y la destinación de los recursos del sector.

Además, se comprobó un reiterado incumplimiento en el pago a la red de prestadores, porque no hacía el giro oportuno de los recursos para las obligaciones causadas por concepto de servicios y tecnologías en salud.

En el aspecto financiero, el análisis de la Supersalud concluyó que Medimás no contaba con recursos líquidos para cumplir con sus obligaciones de pago tanto en el corto como en el mediano y largo plazo y, en esa medida, representaba un riesgo de crédito para las IPS.

Adicionalmente, presentó un capital de trabajo negativo, por lo que la EPS podría ver comprometida la disponibilidad de recursos para atender el pago de los pasivos a corto plazo, llegándose a materializar un riesgo de liquidez y operacional.

Con esta decisión, ya son 11 los departamentos del país donde Medimás no podrá operar, toda vez que el año pasado la Superintendencia la había cobijado con una revocatoria parcial de funcionamiento para Cesar, Sucre y Chocó.

COLPRENSA.

También podría gustarte