Educación financiera para las víctimas del conflicto

263

Según la Unidad de Víctimas para el Magdalena en lo que va del año, son más de 2.500 personas, todas víctimas del conflicto armado, las que han acudido al llamado realizada por la entidad para participar de esta educación.

 

Este año en el departamento del Magdalena la Unidad para las Víctimas ha capacitado a más de 2.500 víctimas del conflicto armado en educación financiera e inversión adecuada de los recursos de indemnización administrativa.

 

Más de 2.500 personas han acudido este año a los llamados realizados por los funcionarios de la Unidad para las Víctimas, cuyo objetivo principal es acercar a las víctimas del conflicto a los conceptos financieros de forma básica y ofrecerles herramientas para la toma responsable de decisiones.

Lo anterior, debido a que la entidad debe orientar a todos los sobrevivientes del conflicto armado que el día de mañana recibirán por parte del Estado colombiano su indemnización administrativa, la cual hace parte de una de las tantas medidas de reparación integral que contempla la Ley 1448 del 2011, en busca ayudar al fortalecimiento o reconstrucción de sus proyectos de vida.

“En el marco de las ferias integrales de servicios, hemos contado con el apoyo del Banco Agrario, el Fondo Nacional del Ahorro y la UNAD, entidades que  han orientado a los sobrevivientes del conflicto acerca de la inversión adecuada de los recursos administrativos en temas como: vivienda, proyectos productivos, educación financiera, pensión, etc. Esperamos que estas charlas sean de gran utilidad a la hora de priorizar algunos aspectos de su vida”, manifestó Carlos Alejandro Ortiz, director territorial Magdalena de la Unidad para las Víctimas.

De igual forma, Ortiz agregó que “cuando desde la Unidad hablamos de responsabilidad en la planeación del futuro financiero, nos referimos no sólo al acto mínimo del ahorro familiar o la planeación del presupuesto, también se trata del futuro financiero el cual implica la libertad de actuar y lograr los objetivos familiares, personales y profesionales de todas las víctimas que en este momento recibirán esa compensación por el daño causado durante el conflicto armado”.

Por su parte Daira Veleño, víctima por desplazamiento en el año 2005, manifestó lo agradecida que está por haber recibido la orientación de los funcionarios de la Unidad y de las instituciones y contempló la posibilidad de invertir el dinero en su negocio de ventas de comidas rápidas: “Mi sueño es poner una venta de comidas rápidas, estaba esperando que me llegara el dinero o ponerlo de mi bolsillo, pero gracias a Dios y a la orientación que nos dieron en la Unidad para las Víctimas lo veo cumplido y voy a hacerlo porque ya cuento con las herramientas suficientes para crearlo”.

A su vez, Salustiana Veleño, hermana de Daira, también agradecida con la Unidad para las Víctimas, piensa invertir el día de mañana su recurso en unas máquinas especializadas en carpintería metálica que les hace falta para ampliar su negocio y seguir cosechando los triunfos.

“Hay que recordarle a las víctimas que ya es hora de hacerse responsables, que deben dejar de planear para el fin de semana y empezar a planear para la siguiente generación o cuando menos para tener una vejez tranquila sin pedir nada a nadie y disfrutando de un merecido descanso después de toda una vida de zozobras, penurias y sacrificios; esto solo se consigue con el conocimiento y planeación de su futuro financiero y de la inversión adecuada de sus recursos administrativos”, enfatizó Ortiz Ruíz.

La Unidad para las Víctimas estará llamando a cada uno de los sobrevivientes que están cerca a recibir su indemnización administrativa, para que se acerque al Centro Regional y reciba esta orientación.

 “Les recordamos a las víctimas que tienen desactualizada la información de contacto en el sistema de la Unidad que se acerquen al Centro Regional Santa Marta, Punto de Atención en Ciénaga o a los enlaces de víctimas en sus alcaldías municipales para actualizar su información. Y es que funcionarios han estado llamando a las víctimas a los números que aparecen registrados y no responden las llamadas, tienen los celulares apagados o simplemente ya los números no pertenecen a ellos.  Por eso les recordamos que estas capacitaciones son importantes para que el recurso de indemnización tenga mejores resultados en sus cambios de vida”, culminó el director territorial.

También podría gustarte