El Papa retomó las misas públicas

275

La ceremonia se realizó en la capilla de la Basílica de San Pedro, donde se encuentra la tumba del Papa Wojtyla y la treintena de personas que han asistido*se han sentado en los bancos de la capilla de la tumba donde están enterrados los restos del Papa polaco guardando la distancia de seguridad de cerca de un metro y medio para reducir el riesgo de contagio.

El Papa ha reivindicado la figura de San Juan Pablo II en la primera misa en la Basílica de San Pedro tras la pandemia, que ha coincidido con el centésimo aniversario de su*nacimiento*el*18 de mayo de 1920, y a la que han asistido una treintena de personas. Este lunes se reanudan las misas con fieles en Italia.

Francisco ha señalado tres rasgos que lo caracterizaron: “la oración , la cercanía al pueblo y el amor por la justicia”. “San Juan Pablo II era un hombre de Dios porque rezaba mucho: mucho tiempo de oración. Sabía que la primera tarea del obispo era rezar. El segundo rasgo: era un hombre cercano a la gente y recorrió el mundo buscando a su gente. Y la cercanía s uno de los rasgos de Dios: Dios está cerca de la gente.También era un hombre que quería justicia: justicia social, y para ello hablaba de la misericordia”, ha señalado.

La ceremonia se ha celebrado en la capilla de la Basílica de San Pedro, donde se encuentra la tumba del Papa Wojtyla y la treintena de personas que han asistido*se han sentado en los bancos de la capilla de la tumba donde están enterrados los restos del Papa polaco guardando la distancia de seguridad de cerca de un metro y medio para reducir el riesgo de contagio.

Entre los concelebrantes se encontraban el cardenal Angelo Comastri, vicario General del Papa para la Ciudad del Vaticano y arcipreste de la Basílica Vaticana; el cardenal polaco Konrad Krajewski, limosnero Apostólico; monseñor Piero Marini,* durante18 años maestro de las celebraciones litúrgicas durante el pontificado de Juan Pablo II; y el Arzobispo polaco Jan Romeo Pawlowski, jefe de la Tercera Sección de la Secretaría de Estado, que se ocupa del personal diplomático de la Santa Sede.

Esta es la última de las misas matutinas celebradas por Francisco y retransmitidas en directo, que comenzaron el 9 de marzo pasado, tras la suspensión de las celebraciones con la participación de fieles a causa de la pandemia de Covid-19. Con la reanudación en Italia y en otros países de las celebraciones con los fieles, la emisión en directo de la misa de las 7 de la mañana desde la Casa Santa Marta cesará a partir de mañana 19 de mayo.

El Papa ha comenzado la misa invocando a San Juan Pablo II para que guie a toda la Iglesia: “fortalecidos por su enseñanza, abrir con confianza nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único Redentor del hombre”.

“El Señor -ha dicho el Papa en su homilía- ama a su pueblo, visitó a su pueblo: y hace cien años, llamó a un hombre para dirigir la Iglesia”.

Desde hoy la Basílica de San Pedro del Vaticano, ha abierto sus puertas a turistas y peregrinos después de desinfectar con cloro a las zonas más concurridas para desinfectarlas. La guardia Suiza del Vaticano y los voluntarios de la Orden de Malta serán los encargados de regular los accesos al templo católico que, como el resto de iglesias en territorio italiano, cumplirán ciertas disposiciones, como la instalación de gel desinfectante de manos en las entradas o la obligación de usar mascarilla.

También podría gustarte