Gobierno nombra a hijo de ´Jorge 40´ para el cargo de Coordinador de Víctimas

Durante un acto de reconciliación en 2016 con Jaime Palmera, hermano de Ricardo Palmera (‘Simón Trinidad’) en Valledupar. Sin embargo, en redes sociales también le recordaron un trino de ese mismo año en el que afirmó que su padre estaba preso en Estados Unidos a pesar de ser un delincuente político y no haber ninguna prueba en su contra.

El abogado Tovar Vélez labora como asesor en esa entidad desde el año 2018 y lleva varios años desarrollando tareas relacionadas con la reparación de los afectados por la violencia.

El nombramiento de Jorge Rodrigo Tovar, hijo del exparamilitar ‘Jorge 40’,  como coordinador del grupo de víctimas del Ministerio del Interior, ha sido recibido con controversia entre quienes lo ven como un insulto a las víctimas y quienes piensan que es un acto reconciliación.

Tovar, quien es abogado con experiencia en el sector público y venía trabajando en el Ministerio del Interior, ha sido funcionario de la Cámara de Representantes y la Gobernación del Cesar. Es especialista en gestión de Gobierno y campañas electorales.

También ha participado en actos de reconciliación, como uno que sostuvo en 2016 con Jaime Palmera, hermano de Ricardo Palmera (‘Simón Trinidad’) en Valledupar. Sin embargo, en redes sociales también le recordaron un trino de ese mismo año en el que afirmó que su padre estaba preso en Estados Unidos a pesar de ser un delincuente político y no haber ninguna prueba en su contra.

En el departamento del Cesar fue funcionario de la Oficina Asesora de Paz de la Gobernación y en la Organización Internacional para las Migraciones. También fue funcionario de la Alcaldía de Valledupar y es miembro del grupo de Diálogos Improbables de la capital del Cesar.

En sus primeras declaraciones, el hijo del exjefeparamilitar, manifestó que  trabajará para lograr la reconciliación y la paz en Colombia. “En distintas oportunidades ha señalado que al haber sido hijo de la guerra, su aspiración es ser un padre de la Paz”.

El nombramiento enseguida causó reacciones adversas y las redes sociales se ‘calentaron’ desde ayer a primera hora, cuando se conoció la designación.

Dirigentes de oposición rechazaron su nombramiento.  Ángela María Robledo, representante de la Colombia Humana, afirmó que el Gobierno del presidente Iván Duque no ha tenido gestos de reconciliación con las víctimas  y sumado a esto ahora nombra el hijo de Jorge 40 en la oficina de atención a víctimas.

 “Ayer con mucha vehemencia, la senadora Paloma Valencia aseguró que Uribe no buscaba premiar a los paramilitares cuando firmó la paz con ellos. Hoy Duque nombra al hijo del paramilitar Jorge 40 como Coordinador de Víctimas del Min Interior”, agregó la senadora de las FARC, Victoria Sandino.

El senador Gustavo Bolívar, por su parte, manifestó que la gran pregunta ahora es qué sentirán las víctimas de Jorge 40 al tener a su hijo como coordinador de esta oficina en el Ministerio del Interior.

La discusión empezó cuando el representante John Jairo Hoyos del partido de la U,  quien es hijo de uno de los diputados del Valle asesinados por la entonces guerrilla de Farc,  pidió la palabra para manifestar que aunque se habla del momento de la reconciliación, es un mal mensaje del Gobierno que el hijo del exparamilitar Jorge 40, Jorge Tovar Vélez sea nombrado como director de Víctimas en el Ministerio del Interior.

“Este joven profesional pidió perdón por las actuaciones de su padre y ante ello le respondemos sí a la reconciliación y sí al perdón pero quedamos con una enorme incertidumbre y preocupación de los mensajes y símbolos que quiere enviar el Gobierno,  ya que siempre esperamos como víctimas que la representación hacia nosotros recaiga sobre personas o familiares o aquellos que han sufrido el conflicto del lado de las víctimas”, manifestó el Congresista.

A su turno, el representante Juan Manuel Daza,  del Centro Democrático,  pidió la palabra para controvertir lo dicho por el congresista John Jairo Hoyos manifestando que quieren estigmatizar a una persona que no tiene nada que ver con lo que haya cometido su padre.

“Jorge Rodrigo es un ejemplo de reconciliación porque mientras a muchos nos ha costado dar ese paso adicional para enfrentarnos a quienes fueron nuestros victimarios,  él le ha dado ejemplo al país de eso, empezó con acto que le critiqué que fue él como hijo de Jorge 40 abrazarse y darse la mano con Jaime Palmera hijo de Simón Trinidad,  el mayor enemigo de su padre,  eso muestra un gran corazón”, señaló Daza.

La representante Juanita Goebertus reconoció los actos de reconciliación del hijo de Jorge 40 y le preguntó a la Comisión si el uribismo tendría los mismos gestos si hubieran nombrado como director de víctimas en el Ministerio del Interior a un hijo de un miembro de Farc.

“Me sorprende pensar en si, quienes hoy apoyan con tanta vehemencia este nombramiento, apoyarían con igual ahínco que un hijo o hija de un excombatiente de las Farc fuese hoy nombrado como director de la dirección de víctimas del Ministerio de Interior”, señaló la Congresista.

En este mismo sentido, Antonio Sanguino, señalo que la polémica no es solo porque sea el hijo de Jorge 40 sino que siempre ha pensado que su padre es un héroe. “Totalmente inadmisible. Y ahora el Gobierno Duque lo premia nombrándolo director de víctimas”, dijo.

Sin embargo, en la oposición también ha habido voces de defensa al nombramiento: la representante a la Cámara por Bogotá, Katherine Miranda, señaló que este nombramiento es un ejemplo de reconciliación  y paz.

Antonio Sanguino, senador de la República por el Partido Verde, comentó que “no estamos haciendo un juicio penal sobre la conducta del hijo de Jorge Tovar. También sabemos que no hay delitos de sangre. Nos parece inconveniente desde el punto de vista de una política de reconciliación es que el tema de víctimas se le cargue a una persona que tiene una relación familiar tan cercana con un victimario tan reconocido”.

De otro lado, señaló que “reconozco que el señor Tovar ha hecho gestos de paz, pero la paz es sobre todo los derechos de las víctimas porque es la garantía de la no repetición. Muchas de esas víctimas son generadas por la actuación de su padre. Ha generado una indignación muy grande”.

Por su parte, Ricardo Ferro, representante a la Cámara por el Centro Democrático, afirmó que es “increíble que, aun pretendiendo tratar a una persona como familiar de, no nos centremos en cuáles son las competencias de esas personas: su formación académica, experiencia y sus logros en la vida pública”.

Finalmente Sanguino dijo que “hay suficientes jurisprudencias y decisiones de la Corte Suprema en donde se señala que la reparación simbólica es un elemento importante, es el reconocimiento del derecho de las víctimas. Este nombramiento tiene un significado simbólico que ofende a las víctimas”.

Mientras que Ferro concluyó que es necesario olvidar las relaciones familiares de los funcionarios y concentrarse en sus capacidades.

También podría gustarte