Alcalde fingió su muerte para evitar multa por violar la cuarentena

1.433

En redes sociales circula una foto del mandatario fingiendo está muerto para evitar que la Policía lo detenga por beber licor.

La pandemia de coronavirus ha producido una emergencia sanitaria en todo el mundo, dicha situación hecho que varios gobiernos deban decretar una cuarentena preventiva como medida para contener la propagación del virus.

No obstante, durante este periodo de confinamiento la prensa local y redes sociales han reportado varios casos, algunos más insólitos que otros, en donde los ciudadanos se resisten a respetar la cuarentena. Estas personas utilizan todo tipo de excusas para estar en la calle, mientras se exponen al contagio del virus.

Pero estos hechos generan una aguda controversia, cuando se descubre que un caso de violación de la cuarentena es protagonizado por un funcionario público.

Es el caso de Jaime Rolando Urbina Torres, alcalde del distrito peruano de Tantará, ubicado en la región de Huancavelica, quien fue detenido por la policía tras descubrirse que estaba violando el confinamiento para consumir alcohol con un grupo de amigos.

De acuerdo con la prensa peruana, he hecho se produjo a la medianoche del pasado 18 de mayo cuando, cuando la música a alto volumen que provenía de un bar hizo que los vecinos del local reportaran una posible violación al confinamiento.

Momentos después, un grupo de uniformados llegaron al lugar indicado para realizar una inspección. Según señalan medios peruanos, el sonido de las alarmas de las autoridades hicieron que Jaime Rolando Urbina tomará la decisión de cubrirse el rostro con una mascarilla y esconderse en interior de un ataúd, para que así los uniformados creyeran que estaba muerto.

Medios peruanos apuntan que los acompañantes de Urbina también decidieron a usar la misma estrategia del alcalde de Tarantá. Ellos se ocultaron en otros ataúdes, pero esto no sirvió de nada. La policía peruana descubrió al funcionario público junto a sus amigos y de inmediato fueron arrestados, para luego ser llevados a una comisaría.

Posteriormente se les practicó una prueba de alcoholemia que dejó en evidencia que Jaime Rolando Urbina y sus acompañantes estaban en estado de ebriedad.

Según indica la prensa peruana, los habitantes del distrito de Tantará en previas ocasiones han cuestionado las acciones de Urbina.

Fuente: Sistema Integrado Digital

También podría gustarte