“Las artes escénicas van a sufrir mucho”

187

Antonio Banderas está pasando el confinamiento en su casa en Málaga, España. 

 El actor Antonio Banderas participó en una charla organizada por CaixaBank, y presentada por Remedios Cervantes, en la que habló de sus proyectos artísticos, de la situación de su Teatro Soho Caixabank, del futuro del teatro y el espectáculo o de cómo imagina la situación cultural y social tras la pandemia por el Covid-19.

“El mundo de las artes escénicas, del espectáculo, los conciertos y el teatro va a sufrir mucho porque la vuelta del público a espacios cerrados a día de hoy se hace con cuidado”, ha afirmado el intérprete y empresario teatral, quien asegura que los promotores ya están pensando en “alternativas” para la vuelta a la normalidad.

Banderas, que está pasando el confinamiento en su casa de Málaga (España), ha recordado que uno de los ‘shows’ afectados por la pandemia fue ‘A chorus line’, la producción de su teatro que canceló fechas en Barcelona y pospuso las previstas en Madrid, con un equipo de alrededor de 90 personas, entre técnicos y todo el personal que rodea el espectáculo, que han ido “al paro”.

Respecto a la vuelta a la normalidad, Banderas ha reconocido que se siente “sorprendido” de que el mundo del fútbol pueda volver, con el “contacto físico” que supone, aunque sin “público” y, sin embargo, “los actores tengan las restricciones de trabajar a un metro y medio”. “De momento no hay reglamentación exacta y estamos esperando”, ha señalado el actor, quien ha destacado que antes de volver hay que “reunir al equipo técnico y ensayar”, lo que resulta “más complejo de lo que parece”.

En este sentido, ha destacado que “la gente tiene miedo”, a lo que se suman cuestiones como las restricciones de abrir con un “30 por ciento del aforo”, algo que lleva a los empresarios teatrales a preguntarse cuestiones clave como la manera de “pagar los sueldos”.

Banderas ha señalado durante esta charla que los patrocinadores de su teatro, Caixabank, han sido “absolutamente leales” y ha afirmado que el “ánimo de la compañía está arriba”. Su proyecto teatral volverá a arrancar “en cuanto sea posible” pero ha asegurado que antes tendrán que “ofrecer unas garantías, no solo al público, sino también a los trabajadores”, por lo que ya están montando un sistema de ozono para “eliminar patógenos”.

Respecto a su otra profesión como actor de cine, Antonio Banderas ha recordado que unos días antes de que se decretara el estado de alarma, se detuvo el rodaje de la película ‘Competencia oficial’, junto a los actores Óscar Martínez y Penélope Cruz que, según ha avanzado, se reanudará en septiembre.

Uno de los objetivos que Banderas tenía antes de la pandemia era llevar ‘A chorus line’ a Broadway y, a pesar de la situación actual, sigue en contacto con los promotores para cumplir un sueño y romper la barrera de mantener una producción “en español durante seis meses”, algo que supondría “plantar una bandera en la época de Trump, de la diversidad y del muro de México”.

En este sentido, y preguntado por su familia, que vive en Los Ángeles (Estados Unidos), donde su hija permanece confinada durante la pandemia, Banderas ha señalado que este país “ha dado tumbos en una dirección y en otra”, y ha alertado de los “daños colaterales” que dejará el Covid-19 en ese país.

En líneas generales, el actor ve un “sálvese quien pueda en el mundo” y personalmente cree que “hay que afrontarlo de la mejor manera”. Además, ha apuntado que el mundo vive “una pandemia y no una guerra”, por lo que considera que “hay que llamarlo por su nombre”, y a pesar de que piensa que “probablemente habrá una transformación”, al actor le gusta más la palabra “evolución”. / Europa Press

También podría gustarte