Monseñor pidió proteger a los habitantes de Puebloviejo

380

El Obispo de Santa Marta, Monseñor Luis Adriano Piedrahita Sandoval, saludó fraternalmente a los fieles, sacerdotes, religiosos y religiosas de esta Diócesis, y manifestó sus sentimientos de cercanía y condolencias al Alcalde de Pueblo Viejo, Fabián David Obispo Borja, por la muerte de su padre, Genaro Obispo Cahuana y a los habitantes de esa población. 

Asimismo, pidió a las autoridades departamentales y nacionales, la disposición para acompañar a esta comunidad tan desprotegida y en condiciones difíciles, tanto en lo material como en el acoso que produce el Covid 19.

Monseñor se dirigió a las poblaciones vecinas, entre ellas: Palmira, Isla del Rosario, Tasajera, Nueva Esperanza y les envió su bendición.

Con caridad de padre y pastor, expresó su deseo de acompañar siempre a dicha comunidad, especialmente en estos momentos duros debido al Covid 19, puesto que hay aproximadamente cien personas contagiadas y otras fallecidas.

El Obispo de la Diócesis de Santa Marta dejó clara su solidaridad con tantas personas que sufren, demostrando así, que es un Obispo con “olor a oveja”, como pide el Papa Francisco, de acuerdo a la Palabra de Dios en Ezequiel 34, 23: “Pondré a la cabeza de las ovejas a un pastor único para que se preocupe de ellas, a mi servidor David. El será su pastor”.

A su vez, teniendo en cuenta la Exhortación Apostólica “Pastores Gregis” (Sobre el Obispo Servidor del Evangelio de Jesucristo para la Esperanza del Mundo), de San Juan Pablo II, que invita a “afrontar los desafíos de la hora presente, de manera que el Obispo sea profeta de justicia y paz, defensor de los derechos de los pequeños y marginados”.

También podría gustarte