Peluquerías samarias se alistan para abrir

Los salones de Belleza deberán cumplir con las medidas de seguridad sanitaria para atender clientes desde el 1 de junio. 

Entre los sectores de la economía que han venido sufriendo los embates del coronavirus se encuentran los salones de belleza y centros de estéticas, porque tuvieron que cerrar al público desde el 18 de marzo.

Una de las personas que ha vivido en carne propia esta situación es el estilista samario Milciades Enrique Parejo, quien manifestó: “Estamos cruzados de brazos desde el 18 de marzo,  una vez se dio la orden del cierre de los salones de belleza, recogimos las herramientas de trabajo y nos dispusimos a cumplir con las normas establecidas por el Gobierno”.

Ahora con el reciente anuncio que hizo el presidente Iván Duque, de que las peluquerías pueden abrir a partir del primero de junio pero con un protocolo sanitario, las personas que laboran en este sector comenzaron a prepararse y ven con buenos ojos esta decisión.

“Los propietarios de peluquerías tienen que seguir pagando facturas y no se está produciendo para pagar esos compromisos. Aunque hemos recibido ayuda del señor gobernador Carlos Caicedo y de la señora alcaldesa Virna Johnson, quienes nos tuvieron en cuenta con unos mercados de buena calidad, pero debemos producir para los compromisos económicos que tenemos, indicó Milciades Enrique.

Aseguró que la peluquería en la cual trabaja y así muchas en Santa Marta, proyectan cumplir con el protocolo establecido por el Gobierno, comenzando con la asignación de citas previas.

“Son unas medidas de seguridad sanitarias maravillosas y que ha implementado el Gobierno Nacional. Los clientes pueden estar tranquilos, solo esperamos que el señor Presidente diga: en sus marcas listos ya, abran las peluquerías”, manifestó Parejo.

Milciades y sus colegas son conscientes de que el mundo cambió para los peluqueros y personal dedicado a la belleza, “porque no cumplimos solo con la función de peinar, cortar cabello y maquillar, el peluquero es un ser maravilloso y especial que tenemos una capacidad tan grande que Dios nos dio desde la antigüedad, somos parte de la vida de cada mujer, somos sicólogos, diseñadores, consejeros, defensores, humoristas, sabemos cuándo una clienta tiene problemas, cuando llora y  ríe, somos amigos de verdad, pero ahora no tendremos ese contacto como antes por motivo del  Covid-19. Mientras que esto no termine, no verán ni veremos sus expresiones faciales porque debemos usar  mascaras o tapabocas”.

Sin embargo, Milciades Enrique Parejo le envía un mensaje especial a todos los samarios: “Ser perseverantes, entusiastas, dejar el miedo, y lo más importante darle gracias a Dios por todo”.

También podría gustarte