Se emborrachó y luego murió

637

Residentes del sector que se percataron de lo sucedido pensaron que la caída era producto de los efectos del alcohol, teniendo en cuenta que la víctima presuntamente había estado ingiriendo licor, sin embargo no volvió a reaccionar.

En un hecho que es materia de investigación por parte de las autoridades de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un hombre de 43 años de edad se desplomó y murió de forma inmediata en el corregimiento de San Javier, jurisdicción del municipio de Ciénaga.

Este fue identificado como Abel Martínez Serda, nacido en Turbaco – Bolívar, se dedicaba a los oficios varios en una finca de unos indígenas Arhuacos, quien según el reporte de las autoridades no registró heridas en su cuerpo.

De acuerdo a la información entregada por testigos, el hallazgo se produjo aproximadamente a las 9:00 de la noche del lunes festivo, a cargo de habitantes de la zona que se percataron del cuerpo tendido en la parte de atrás de la iglesia del corregimiento. Se supo además que, la víctima el día anterior había presentado un dolor fuerte en el pecho y la mañana de ayer la comunidad observó cómo se desplomó en el parque, de donde se levantó con destino a la parte trasera de la iglesia, lugar en el que fue encontrado sin vida.

Inicialmente, personas que se percataron de lo sucedido pensaron que la caída había sido producto de los efectos del alcohol, teniendo en cuenta que la víctima presuntamente había estado ingiriendo licor, sin embargo Martínez Cerda no volvió a reaccionar. Por lo anterior, dieron aviso a las autoridades que arribaron con todos los protocolos de bioseguridad hasta el corregimiento enclavado en el macizo montañoso para adelantar la diligencia de inspección y levantamiento del cadáver, el cual fue llevado a la morgue de Medicina Legal para la necropsia de rigor que determinará las verdaderas causas de su muerte.

También podría gustarte