Saqueos de arena, basuras y las aguas negras acaban con la vida del río Manzanares

377

La desembocadura del Río Manzanares es uno de los tramos que agoniza tras los desechos y aguas servidas de al menos 1.500 viviendas ubicadas cerca de la ronda hídrica.

La evidente contaminación de una de las rondas hídricas más importantes de Santa Marta mantiene en alerta a varios sectores de la ciudad, y es que a raíz de las últimas lluvias que han caído sobre esta zona del país, la contaminación y las basuras han sacado a relucir una vez más las problemáticas que azotan al Río Manzanares

Malos olor, vectores, toda clase de animales y desechos son algunas de las problemáticas que azotan a sectores come Las Malvinas, Cantilito y San Pedro Alejandrino, entre otros. Se conoce que son más de 18 kilómetros de contaminación llenos de escombros y todo tipo de elementos lo que contribuyen al deterioro de este importante caudal.

Nancy Cuadrado, líder comunal del sector de Cantilito, asegura que pese a que el caudal del río permanece bajo hasta la fecha, las aguas servidas producto de la tala, las excavaciones ilegales, la contaminación de basuras y la mano inescrupulosa del hombre, han contribuido con el estado crítico de este caudal.

“Ese río se ha convertido en la cloaca de la ciudad, ahora además de tirarle basura, están sacándole arena, están cavando en la parte por donde hace el recorrido el río aprovechando que no tiene mucha agua en algunos sectores y no se dan cuenta de que todo eso lo que hace es dañar al río y dejar huecos”, indicó Cuadrado.

Esta problemática de extracción de arena del cauce se viene evidenciando con mayor ahínco en el sector de San Pedro Alejandrino en donde la comunidad ha venido denunciando reiterativamente que de forma arbitraría es sacada arena del Río Manzanares para su comercialización.

 “Esto nos está afectando a todos, en estos momentos no tenemos agua y eso también es por culpa de la contaminación, porque hay basuras en todo el río, no hay reforestación y nuestra mayor preocupación es ahora que comience la temporada de lluvias, que se crezca ese río y todas esas basuras vayan a tener a las viviendas”, manifestó la líder comunal del barrio Cantilito.

LA EROSIÓN EN EL

RÍO MANZANARES

En una inspección al río Manzanares para examinar las condiciones actuales que presenta su ronda hídrica, la Unidad Defensora del Espacio Público Ambiental, encontró que las estructuras aledañas al río se encuentran devastadas por los socavones, los cuales debilitan las bases de las construcciones generando riesgo latente en los habitantes del sector, así como desechos plastificados e inorgánicos en mala disposición, que generan contaminación en el lugar.

En la inspección también se pudo observar la extracción ilegal de arena para fines comerciales, por lo cual se realizó la tarea de concientización a los infractores explicándole que es una actividad ilícita, según Artículo 338 del Código Penal y se procedió a devolver la tierra su lugar.

NO DEPOSITE BASURAS AL RÍO MANZANARES

El pasado 29 de mayo la Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático, Ogricc, igualmente, realizó este viernes una visita de inspección en la desembocadura del río Manzanares, ubicada a la altura de la playa Los Cocos, luego de que se registrara en esta zona represamiento de basuras producto del incremento del caudal durante la llegada de las primeras lluvias, y la inconsciencia de algunos habitantes que arrojan este tipo de elementos a rivera, impidiendo el tránsito regular del afluente.

Frente a este lamentable hecho, el director de la oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático, Jaime Avendaño, hizo un llamado a la ciudadanía samaria que habita en cercanías de las rondas hídricas, para que dispongan de manera adecuada los residuos sólidos, vegetales, orgánicos e inservibles, y reduzcan el impacto negativo que los elementos y sustancias ya vertidas sobre ríos o quebradas, han generado; así como para reducir el riesgo de inundaciones por desbordamientos.

 “No arrojemos basura, si bien es cierto, no debemos utilizar nuestros ríos como basureros el llamado es reiterativo, porque estas basuras pueden afectar directamente el cauce y terminar en la desembocadura que afecta nuestro mar que se ha venido recuperando. De igual forma evitar arrojar basuras en los cerros, dispongamos correctamente de los desechos, porque basura que se tire en el cerro cuando llueva escurre y puede tapar el sistema de alcantarilla y causar reboses en la parte baja de estos como es el barrio Pescaíto y sus zonas aledañas”, dijo Jaime Avendaño.

Asimismo, agregó, “los invito a que se preparen para la temporada de huracanes que inicia el 1 de junio y se prolongará hasta el 30 de noviembre, según el Ideam esta temporada va a ser muy movida, vamos a tener grandes tormentas y la materialización de seis grandes huracanes”, precisó Avendaño.

El jefe de esta oficina también informó de que en especial para la ciudad de Santa Marta, esta temporada de huracanes generará un crecimiento de las precipitaciones y una mayor intensidad de estas, lo que puede repercutir en el aumento de los caudales y una situación encharcamiento en la zona de los cerros.

También podría gustarte