Tortugas marinas arriban a las playas del Parque Tayrona 

225

Se ha registrado la llegada de tres especies de tortugas Caná, Cabezona y Carey, en las playas de Cañaveral, San Felipe, Castilletes, Arrecifes, Boca del Saco y Playa Brava del área protegida.

Durante los últimos días, a través de los diferentes recorridos de prevención, vigilancia y control que realizan los guardaparques del Parque Nacional Natural Tayrona, se ha logrado avistar la llegada de las diferentes especies de tortugas marinas a las playas de esta área protegida del Caribe colombiano, con el fin de realizar sus procesos de nidadas.

Es así como los guardaparques han identificado los sitios donde se encuentran estas nidadas para aportar en la protección de estas especies que son indicadoras del buen estado de conservación de las playas del Tayrona.

Es importante mencionar que de las ocho especies de tortugas marinas que existen a nivel mundial, cuatro de ellas arriban al Parque Tayrona: caná (Dermochelys coriacea), carey (Eretmochelys imbricata), cabezona o gogó (Caretta caretta), y con menor frecuencia, la tortuga verde (Chelonia mydas). Cada una de estas especies tiene distintos comportamientos.

En la temporada de reproducción de las tortugas marinas se pueden presentar dos eventos, el arribo que es cuando la tortuga llega a la playa independientemente si pone o no los huevos y el anidamiento en el cual la tortuga encuentra un sitio adecuado y deposita sus huevos.

Cabe señalar que las tortugas marinas regresan a anidar al sitio donde nacieron fijando una impronta del grano de arena en la parte ventral de su caparazón. El arribamiento y anidación de las tortugas marinas a las playas, depende de varios factores como el buen estado de conservación de la playa, el grano de la arena, el oleaje, y la pendiente de esta, entre otras. Especies como la caná, que es la tortuga más grande del mundo pesando entre 250 y 700 kilos dependiendo de la madurez y la careta que puede llegar a pesar hasta 200 kilos, se les dificulta llegar a la playa cuando la pendiente es muy alta, por eso procesos como la erosión costera puede afectar la anidación de estas especies.

Por otro lado, los guardaparques han observado un cambio en los ciclos naturales de arribo de las tortugas, por ejemplo, variaciones en los meses en que usualmente inicia y termina la temporada de anidamiento, así como en el orden en que llegan a la costa, en la experiencia del personal, la última tortuga marina en arribar es el carey, pero en este año para el mes de mayo, ya se tiene reporte de su llegada.

También podría gustarte