El Estado ha reparado a 2.314 víctimas con más de $ 19.010 millones

291

En el centro Regional de Víctima del Distrito de Santa Marta, la Unidad para Víctimas del Magdalena, con la asistencia de 40 personas víctimas del conflicto armado, realizó una jornada reparadora de víctimas en condición de discapacidad.

 

Durante este año 2.314 víctimas de desplazamiento forzado y de otros hechos victimizantes en el departamento del Magdalena recibieron la carta cheque por valor de $19.010 millones en cumplimiento a lo pactado en la Ley 1448 de 2011 como compensación económica por los hechos victimizantes sufridos a causa del conflicto armado.

La entrega realizada por los funcionarios de la dirección territorial de la Unidad para las Víctimas, en cabeza de Carlos Alejandro Ortiz Ruíz, hace parte de una de las tantas medidas de reparación integral que contempla la Ley y que busca satisfacer y atender las necesidades de esta población afectada en el departamento del Magdalena.

“Este año, con apoyo de varias instituciones, hemos capacitado a 2.553 víctimas en educación financiera e inversión adecuada de los recursos de indemnización administrativa, esto quiere decir que 2.553 personas recibirán a corte 30 de noviembre su indemnización administrativa, recurso que les permitirá desarrollar un proyecto de negocios o una idea en particular que le genere mayores ingresos y les permita el día de mañana crear una microempresa o actualizar la existente”, recordó Ortiz Ruiz.

Y agregó que “es importante resaltar el esfuerzo económico que el Gobierno Nacional ha venido ejecutando en el departamento del Magdalena; este año fue inaugurado el Centro Regional de Víctimas de Santa Marta por un valor cercano a los $3.500 millones, se han indemnizado a 2.314 sobrevivientes por valor de $19.010 millones, se han entregado $18.349 millones en ayudas humanitarias en 32.662 giros y sumado a esto este mes se aprobaron proyectos productivos en ocho municipios del Magdalena por un valor cercano a los $6.800 millones de pesos”.

Por su parte *Carmen Coronado después de haber recibido su indemnización administrativa afirmó el estar muy feliz y contenta porque con esa ayuda podrá reforzar su negocio y agradece a la Unidad para las Víctimas el haberla orientado en la inversión adecuada de sus recursos administrativos con el fin de mejorar su calidad de vida y la de su familia.

La Unidad se encuentra a la espera del recurso entregado por el Estado para continuar reparando administrativamente a las víctimas del conflicto en el País. “Sabemos que son muchas las víctimas que aún esperan recibir su indemnización administrativa, aunque para la Unidad es imposible repararlas a todas al mismo tiempo, hay que resaltar que los recursos destinados en un año son muestra de que el Gobierno Nacional sigue y seguirá apoyando este proceso y que podemos seguir avanzando en la reparación integral a las víctimas para lograr el Goce efectivo de sus Derechos”, concluyó el director territorial Magdalena de la Unidad para las Víctimas.

 

Carlos Ortiz Ruiz, director territorial de la Unidad en Magdalena

 

 

ATENCION A VÍCTIMAS EN CONDICION DE DISCAPACIDAD

Cerca de 40 personas víctimas del conflicto armado en condición de discapacidad se dieron cita el día de ayer en las instalaciones del Centro Regional de Víctimas del Distrito de Santa Marta, con el fin de resaltar el rol protagónico en la atención y reparación integral desde el diálogo de saberes e intercambio institucional, bajo el acompañamiento del enlace de delegado por la Unidad para las Víctimas y funcionarios de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón.

 “La Agencia de Cooperación Internacional de Japón, desde sus experiencias en procesos formativos como líderes de personas en condición de discapacidad, realizó un taller formativo en entorno a las habilidades sociales, resolución de conflictos, comunicación asertiva, trabajo en equipo, fortalecimiento organizacional, marco normativo general de discapacidad, entre otros. Y profundizó acerca del derecho a la salud, al trabajo, educación como derechos transversales a la existencia de la población”, expresó el director territorial de la Unidad en Magdalena, Carlos Ortiz Ruiz.

 “Es importante aportar a las personas en condición de discapacidad elementos vivenciales y aprendizajes que les ayuden a comprender que son sujetos de derechos, atención, asistencia y reparación integral en el marco del conflicto armado y la importancia que tiene para sus hijos, nietos, amigos, vecinos y allegados, que se les transmitan sus costumbres e ideales”, manifestó Ortiz Ruiz.

 

En lo que va del 2017, la Unidad de Víctima de la Regional Magdalena, ha reparado administrativamente a 2.314 víctimas de conflicto armado, por un valor que supera los 19.010 millones de pesos.

 

Este año, desde la Unidad para las Víctimas, se ha pretendido motivar la participación activa de las personas en condición de discapacidad, propiciando un dialogo propositivo desde la experiencia de ellas sobre el reconocimiento de los derechos y la exigibilidad de los mismos.

 “Se realizó la metodología de consejería entre pares que es una herramienta que nace en los Estados Unidos, pero es asumida por los japoneses, esperando que en Costa Rica y Colombia se logren los mismos resultados. Esta metodología produce una descarga emocional no psicológica que busca lograr una conexión con las personas en condición de discapacidad y así mismo conversar con ellas sobre asuntos que los oprimen, que los deprimen, que los  entristecen y los asuntos que han vuelto imposibles su realización a causa de alguna discapacidad”, culminó Ortiz Ruiz.

Al finalizar, la Unidad para las Víctimas aprovechó el espacio para realizar una charla de educación financiera para la adecuada inversión de los recursos con el fin de que los sobrevivientes definan una línea de inversión que les permita el día de mañana una vejez tranquila sin pedir nada a nadie logrando autonomía, aún después de todos los daños ocasionados por el conflicto armado.

 

La Unidad de Restitución de Tierras (URT) realizó, en coordinación con la Universidad del Magdalena, el Foro ‘Posconflicto, Restitución y Paz, Construcción por un Nuevo País’.

 

FORO DE POSCONFLICTO, RESTITUCIÓN Y LA PAZ

El foro se centró en el intercambio de experiencias sobre construcción de paz, desarrolladas a través de acciones articuladas que se llevan a cabo en diferentes territorios. La URT resaltó cómo, a través de la restitución, se ha llevado a cada municipio acceso a la justicia; garantías para el desarrollo de cada familia, a través de proyectos productivos sostenibles; y, en materia de seguridad, el acompañamiento de la Fuerza Pública.

 “Desde la URT se realiza un trabajo con el equipo de abogados en la etapa administrativa para la reclamación de sus tierras pero, además, se lleva a cabo un acompañamiento de fortalecimiento del liderazgo y de capacitación sobre la ley. Así, además de ser multiplicadores, las personas restituidas puedan tener claros sus derechos y exigirlos”, afirmó Rodrigo Torres Velásquez, director de la URT en Magdalena y Atlántico.

Giovanna Simancas, directora de Consultorio Jurídico de la Universidad del Magdalena, describió el trabajo llevado a cabo en la asistencia a la población desplazada y víctima del conflicto armado en el departamento. “En el área de Derechos Humanos y consultorio jurídico que se maneja a través de un convenio para atención a esta población, a la fecha se han atendido 421 usuarios de los cuales 372 son mujeres, 42 hombres y 4 personas de la comunidad LGTBI cuya intervención se realizó en Zona Bananera, Chibolo y Santa Marta”.

Martha Salazar, coordinadora para la Región Caribe de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), resaltó la importancia del trabajo articulado en el territorio, además de la participación activa de las víctimas en los diferentes procesos relacionados al acuerdo de paz.

 “El llamado es a la participación de las víctimas, porque estamos en el proceso que conducirá a la implementación del acuerdo de paz y se requiere que exista una participación informada, que genere debate y logre aportes para la construcción de la paz en los territorios. La aplicación de la Ley 1448 ha sido un buen ejercicio del Estado con importantes logros que permiten dar un paso hacía la construcción de un mejor territorio, sin embargo, aún hay mucho por hacer y por lograr”, advirtió.

Silver Polo, líder de la comunidad restituida de La Secreta (Ciénaga), en su intervención en el foro resaltó que en las comunidades está la base de la construcción de la paz y el desarrollo. “Somos reconocidos como una comunidad unida. Hemos logrado organizarnos de tal forma que hoy podemos decir con orgullo que hemos llevado nuestro café fuera del país. Con este tipo de acciones es que se construye la paz en cada territorio, donde se toma el aporte de quien lo posee y se aplica sin deseo de beneficio propio”.

También podría gustarte