La Dian siente los impactos del coronavirus

431

José Andrés Romero, director de la Dian, ha manifestado en las franjas de Prevención y Acción que el sacrificio fiscal que podría verse en el año es cercano a 15 billones de pesos.

Si bien en marzo ya se había visto una primera muestra, abril fue el mes en el que se evidenció en mayor medida el golpe del coronavirus y las medidas de cuarentena en el recaudo de impuestos del país.

En dicho mes, este monto fue de aproximadamente de 9,72 billones de pesos, lo que representó una caída de 29,47 %, con respecto a los 13,79 billones de pesos vistos el año pasado en los reportes de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

En el acumulado del año ya se ve que lo recolectado es menor a lo que se llevaba el año pasado para la misma fecha de corte. La caída es, de momento, de 2,27 %, puesto que para cierre de abril de este año el reporte indica que se llegó a 50,94 billones de pesos, mientras que hace un año esta suma era de 52,12 billones.

José Andrés Romero, director de la Dian, ha manifestado en las franjas de Prevención y Acción que el sacrificio fiscal que podría verse en el año es cercano a 15 billones de pesos. Según explicó Romero, la razón es que 75 % de lo que se recoge en tributación está relacionado con impuestos transaccionales, lo cual se ve mermado con el freno de la actividad productiva que se dio con el aislamiento.

En este sentido, explica Luis Fernando Mejía, director del centro de estudios económicos Fedesarrollo, “esa dinámica continuará a lo largo del año, aunque probablemente no en la misma medida”.

ASÍ SE REPARTEN

Los cobros que siguen teniendo una relevancia más alta son los que se hacen de manera interna, puesto que representan 86,79 % del total. De estos, son el impuesto de renta, con 24,37 billones de pesos y el Impuesto Sobre las Ventas (IVA), con 15,68 billones de pesos.

Mejía apunta a que estas disminuciones en impuestos, junto al impacto real de los precios del petróleo —que según él tardan un año en notarse—, el 2021 será un año en el que “se van a tener que estudiar medidas tributarias porque el nivel de endeudamiento con el que vamos a quedar después de esta crisis implicará tomar todo tipo de decisiones para garantizar la sostenibilidad de la deuda pública”.

También podría gustarte