Cafeteros adoptan protocolos de bioseguridad para las fincas

231

Los productores de café en el Magdalena, están recibiendo por parte del Comité Departamental la socialización del protocolo de bioseguridad aprobado por el Gobierno Nacional para que puedan seguir con sus labores en las fincas de cara a la próxima cosecha.

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

Los productores cafeteros del Magdalena estuvieron preocupados por la emergencia que ha causado el Coronavirus, sin embargo, la Federación Nacional ha garantizado a través de las tecnologías de la comunicación que estén informados en cuanto a las medidas de prevención contra el Covid-19.

En ese sentido, el Gobierno Nacional le aprobó al sector cafetero un protocolo de bioseguridad para que puedan seguir preparando sus cosechas en medio de esta pandemia.

El director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Magdalena, Edgar Ramírez, dijo que “estamos en proceso de socializar el protocolo de bioseguridad para que cada cafetero del Departamento pueda aplicarlo en la finca y continuar con el mantenimiento de la producción, en estos momentos las fincas tuvieron floración con el comienzo de las lluvias, estamos en el proceso de manejo de los fertilizantes, siembras y esperamos tener la cosecha a finales de octubre, noviembre y diciembre del 2020”.

Cabe mencionar que desde ya, los cafeteros en el Magdalena están preparando sus cosechas y, los líderes de los comités municipales y el Comité Departamental han tenido diferentes reuniones, como la participación en las socializaciones de los planes de desarrollo en el territorio. Además están preparando proyectos para cofinanciar que serán analizados este lunes 15 de junio en reunión del Comité Departamental.

APOYO A LOS PRODUCTORES

“Los productores han recibido los aportes a sus cuentas de ahorro, los que han cumplido con esas condiciones, han tenido acercamientos con las administraciones locales, pero en general ellos tienen una ventaja que están en una zona donde no hay contagiados de Coronavirus. En las zonas cafeteras del Magdalena están trabajando es en controlar la entrada y salida de las personas y vehículos la misma comunidad para prevenir ese contagio y, nosotros estamos coordinando con las autoridades para cuando hayan novedades poder reaccionar a tiempo”, precisó Ramírez.

Añadió que “faltan seis meses para la cosecha pero estamos preparándonos; tenemos un proyecto de socialización de los protocolos porque sin la aplicación de los protocolos no podemos producir café en las fincas, estamos con un proyecto de renovación de cafetales para pequeños productores, alcanzamos a visitar algunos, estamos en el proceso con el resto, tenemos un proyecto con las alcaldías de seguridad alimentaria para mejorar la variedad de cultivos en las fincas, tenemos un proyecto del Fondo de Adaptación para la calidad de la cosecha”.

EL PROTOCOLO PARA EL SECTOR CAFETERO

Cuidados básicos en las fincas, actividades de limpieza, protección personal y población de riesgo son los ejes centrales del protocolo de bioseguridad que el Ministerio de Salud y Protección Social generó para el sector caficultor, con el objetivo de disminuir el riesgo de prolongación y contagio de coronavirus.

Cuidados básicos en las fincas: Para las épocas de trabajo, se deben contratar trabajadores reconocidos como vecinos, amigos y familiares. Se deben establecer acuerdos sobre las medidas de limpieza, desinfección, lavado de manos, manera de estornudar y toser, restricciones sobre salir de la finca.  Se deben evitar las aglomeraciones de personas, por lo tanto, el establecimiento de protocolos de distanciamiento de persona a persona mínimo de dos metros, ya sea en los momentos de la cosecha, horas de descanso, bebida y/o almuerzo es importante.

Actividades de limpieza y desinfección: Es necesario que diariamente se realice limpieza y desinfección de cocinas, comedores, habitaciones, baños, duchas y áreas de lavandería. Todos los utensilios de cocina, vajillas, vasos y pocillos deben lavarse muy bien con agua y jabón después de cada comida. Durante la cosecha se debe asegurar el suministro suficiente y permanente de agua y jabón en las duchas, cocinas, comedores y áreas para el lavado de ropa.  Los vehículos utilizados en las labores de la finca deben ser previamente desinfectados con agua, jabón y alcohol. Baños y lavamanos deben ser sometidos al lavado y desinfección frecuente, garantizando la dotación de jabón, toallas desechables y papel higiénico.

Entrada y salida de la finca: En caso de requerirse que una persona realice actividades fuera de la finca, la recomendación establecida en los lineamientos es que su edad sea de 30 a 40 años, además del uso tapabocas y la distancia de dos metros de las demás personas. Al regresar de la finca se deben desinfectar los zapatos con solución de hipoclorito, lavar las manos con agua y jabón, retirar la ropa, posteriormente bañarse con abundante agua y jabón y cambiar de ropa antes de interactuar con las demás personas dentro del lugar. Y una de las indicaciones para las personas que lleguen a las instalaciones en las rutas de transporte es que antes de ingresar a las áreas de trabajo deberán lavarse las manos y usar alcohol glicerinado al 60-70%.

Adultos mayores y personas con enfermedad de base: Los mayores de 60 años deben permanecer en la finca y evitar el contacto con personas que habitualmente no viven en ella. Adultos mayores no deben hacer parte de grupos de trabajadores que se encuentran en labores. Tampoco pueden hacer parte de este grupo: las personas obesas, hipertensos, diabéticos, con enfermedades de los bronquios o pulmones, cáncer o que tengan las defensas bajas.

También podría gustarte