Samarios atrapados en un crucero no han podido desembarcar

2.426

Decenas de colombianos que se encuentran en un crucero de la compañía Norwegian y están literalmente atrapados en el buque, pidieron la ayuda del Gobierno nacional para poder desembarcar en el país.

Ante la emergencia sanitaria por el Covid-19 no se les permitieron llegar por mar a Colombia, quienes propusieron a Santa Marta o Cartagena como ciudades dónde podían desembarcar, pero nunca tuvieron una respuesta positiva.

Esta situación la dio a conocer Luis Ramírez Correa, un bogotano de nacimiento, pero samario de corazón, el cual tiene familia en el Distrito y, desea volver a ver a sus seres queridos como todas las personas que están en ese barco.

HOY DIARIO DEL MAGDALENA dialogó con Ramírez Correa anoche, quien manifestó que estaban llegando a Colón, Panamá para luego arribar a Curazao, desde donde piensan enviar a los colombianos en vuelo chárter, pero ahora el dilema es cómo trasladarlos a cada uno a sus ciudades, en ese sentido, necesitan la cooperación del gobierno colombiano.

 “En este barco hay personas de muchas nacionalidades y muchos colombianos que estaban en otros barcos de la misma empresa porque estábamos trabajando en diferentes cruceros. El punto de encuentro fue realmente Miami, ahí llegaron colombianos que estaban en otras partes del mundo y la idea fue hacer un crucero de repatriación”, dijo samario por adopción que está en uno de los cruceros de Norwegian.

Asimismo, siguió diciendo que la empresa se ha portado muy bien con ellos, les han dado la comida a pesar que ya no están trabajando por la pandemia y tienen habitaciones confortables, cumpliendo los protocolos de bioseguridad.

LA HISTORIA

“Yo estaba en un barco que llegó a Miami que venía de hacer un recorrido por el Caribe, después nos cambiaron en Bahamas, la compañía nos transfirió a otro barco para poder mandar unos a Europa y otro estábamos los colombianos, de Centro América y de Venezuela. Nosotros no hemos llegado a casa por la sencilla razón que estamos esperando que el Gobierno colombiano se dé cuenta que nosotros independientemente de cualquier cosa nosotros estábamos trabajando, la gente que sale de su país a trabajar es quizás porque allí no las tiene, queremos volver a nuestras casa algunos porque tienen familiares enfermos, otros porque tienen sus parejas, hijos y demás familiares en tierra”, señaló Ramírez Correa.

Añadió que “hay gente que está desesperada y no ha sabido llevar la situación de la mejor manera, sin embargo, yo a título personal he vivido la mejor experiencia de mi vida porque he hecho amigos maravilloso, he conocido gente de otras nacionalidades, esta no es la primera vez que salgo de mi país a trabajar pero es mi primera vez en los barcos. Hemos creado con compañeros rutinas de ejercicio yo soy músico y cantante, aunque vine a trabajar como recreacionista”.

Para Luis Ramírez Correa cada ciudadano dentro del barco ha tomado la situación de manera diferente, para él ha sido una excelente experiencia, sin embargo, desea volver a su casa.

PETICIÓN AL GOBIERNO

“Nosotros le pedimos al gobierno colombiano que nos deje entrar aquí hay gente de San Andrés, de la Costa Atlántica, de Buenaventura, Bogotá, Antioquia, de muchas partes, queremos regresar porque Colombia es nuestra casa, hay mujeres embarazadas y pensamos que esa es una situación que el gobierno de Colombia debería tener en cuenta humanitariamente para no negarnos la entrada, quizás he visto lo de Cartagena que está afectada por el Covid-19 pero en Santa Marta el gobierno podría facilitarnos la logística”, sostuvo Ramírez Correa.

Añadió que “Vamos a Panamá y hay una posibilidad que los isleños se queden en San Andrés, después vamos a Curasao, donde está planeado por la compañía aunque nada es seguro porque depende de las medidas de cada país que regresemos a Colombia en vuelo chárter lo que le pedimos al Gobierno colombiano es que nos facilite la entrada sea por mar o chárter teniendo en cuenta que tenemos chicas que quedaron embarazadas en esta situación que ya tiene siete meses”.

Según este samario por adopción, la compañía de cruceros se va hacer cargo de su regreso al país y a sus ciudades en cuanto a recursos económicos, además del cumplimiento de la cuarentena.

También podría gustarte