Bahía de El Rodadero volvió a ser la más ´linda de América´

68.590

Ante la ausencia de bañistas y embarcaciones, el agua de uno de los cuerpos naturales más importantes de Santa Marta recobró su vieja gloria. Ahora más oxigenado, sin rastros de basuras y con un mar cristalino es el panorama que se observa en el emblemático balneario turístico El Rodadero.

Y es que luego del que pasado 17 de marzo la Alcaldía de Santa Marta ordenará el cierre de las playas y balnearios de la ciudad, estos importantes sectores turísticos empezaron a tener una acelerada recuperación de sus ecosistemas. Es así como se ha reducido la contaminación gracias a la ausencia de ruidos, emisiones de gases, de basuras y otro tipo de contaminantes producto de la reducción del tráfico de personas.

De acuerdo con Iván Calderón gerente de la Promotora para el Desarrollo integral de El Rodadero, Prorodadero, esto se debe a que este sector de la ciudad ha cumplido a cabalidad con lo estipulado en los diferentes decretos expedidos por el Gobierno Nacional, Distrital y Departamental en el marco de la pandemia Covid-19.

“El Rodadero ha sido el sector de la ciudad que más estrictamente ha cumplido con respecto a la cuarentena, a los toques de queda, a la ley seca y eso se ve reflejado en la soledad de sus calles, de sus playas y en todo momento. El Rodadero está paralizado totalmente, a veces parece como un sector fantasma, pero esto ha influido en que ahora tengamos una arena mucho más blanca, un mar azul y totalmente limpio”, indicó el gerente de Prorodadero.

CUMPLIMIENTO DE LAS MEDIDAS

Pero además de las playas limpias, El Rodadero es sinónimo de obediencia social, pues ha sido uno de los sectores en el que pocas sanciones se han impuesto en cuanto a la violación de las medidas dictadas para la prevención y mitigación del Coronavirus.

Así lo dio a conocer el gerente de la promotora, “En El Rodadero específicamente no han sido muy pocas la aplicación de sanciones, mayormente se impusieron a habitantes de la calle”.

No obstante, informó de que sectores como Puerto Gaira y Playa Salguero si se han presentado casos leves de indisciplina social, que han sido rápidamente controladas“(…) estos no han sido para alarmarse, porque han sido personas que han estado un poco perdidas y desubicadas, pero no ha sido un desorden constante ni continúo, ni de las mismas personas, todo este sector de corredor turístico ha permanecido con un buen comportamiento, hemos tenido fotos de algunas personas que no son del sector que se bañan, pero han sido una minoría que no alcanza a mover las estadísticas en este sector”.

Además de estos casos leves de indisciplina social, Calderón indicó que en el sector prevalece el ejercicio de la mendicidad en algunos puntos neurálgicos como la avenida Tamacá.

LAS AFECTACIONES

Pese a lo positivo que ha dejado el tiempo de aislamiento social y demás medidas impuestas por los gobiernos para los ecosistemas del balneario, no hay que desconocer que las mismas han causado graves afectaciones para los diferentes sectores económicos que operan en El Rodadero.

Comercios, restaurantes y hoteles cerrados ha sido el panorama de El Rodadero por más de dos meses. Enormes afectaciones económicas han generado la quiebra de algunos de los establecimientos ubicados en el balneario, especialmente del sector gastronómico.

“El Rodadero está paralizado, este ha sido un sector fantasma, sin compradores, sin turistas, esto ha causado un enorme afectación al comercio del sector gastronómico, de las agencias de viaje, de los guías turísticos, de los transportes terrestres y marítimos, de los destinos turísticos, de los museos y acuario de los prestadores de servicios de playas como carperos y silleteros, todo el que labora en el balneario sea formal e informal”, indicó Iván Calderón.

Resaltó que para muchos de estos comercios volver a empezar será difícil, sobre todo ahora que el Gobierno Nacional dejo entrever sus planes de reactivar las rutas terrestres y áreas, nacionales e internacionales el primero de septiembre, por lo que se habla de tres meses más de inactividad para este sector de Santa Marta que en un 90% subsiste del turismo.

“Es un golpe mortal para la mayoría de los formales que se encuentran en el sector, los ingresos que estos empresarios y comerciantes provienen en su 90% de turistas, sin embargo, los decretos de cuarentena han hecho que las ventas hayan sido cero en casi la totalidad de estos sectores, en algunos restaurantes han implementado el servicio a domicilio, pero en el sector de El Rodadero su clientela natural era precisamente los turistas y obviamente es para ellos más complicado poder reinventarse nuevos temas del domicilio”, explicó el gerente de la Promotora.

Calderón dejó saber que hay preocupación en el sector formal e informal, pues los establecimientos de El Rodadero no podrán aguantar otros tres meses más de inactividad sin irse a la quiebra.

Como solución a esta problemática se ha realizado la propuesta de postular a Santa Marta como ciudad piloto para la apertura del turismo en Colombia, esto se hará a través del trabajo mancomunado entre la Alcaldía Distrital, la Gobernación del Magdalena y Prorodadero.

 “Para esto buscaremos generar uno protocolos de bioseguridad en cada uno de los clousters turísticos, es decir, los hoteles lo tienen claro con sus protocolos, pero en cuanto al manejo de playas, de los restaurantes con servicios turísticos como alquiler de carpas y sillas no se ha hablado nada, entonces queremos generar estos protocolos y ofrecer unos hospedajes seguros y el disfrute seguro de las playas y los distintos atractivos turísticos. Esto ayudaría muchísimo a poder reactivar la economía de manera segura, obviamente monitoreado por el Ministerio de Comercio, la alcaldía y la Gobernación del Magdalena, esto permitiría colocar a Santa Marta como piloto para este proceso de reapertura”, puntualizó el directivo de la Promotora para el Desarrollo integral de El Rodadero.

SE VIENEN LOS CAMBIOS

Iván calderón mencionó que para lograr esta reactivación, la forma en la que el turismo operaba El Rodadero sufrirá grandes cambios.

“No podemos volver a operar como se venía haciendo y en el desorden el que se venía dando, por lo tanto todas las agencias, todos los prestadores de servicios turísticos, tanto del sector formal como informal deberán adaptarse al cambio y en este caso esta pandemia covid-19 nos generó unos cambios profundos”, sentenció el líder turístico.

Entre los cambios que se están contemplando se encuentran el distanciamiento entre las carpas, el número permitido de personas en estas, se prohibirá ingerir alimentos y licor en la zona de playa, los establecimientos, ni agencias de viajes podrán tener aglomeraciones y tendrán que hacer cumplir el distanciamiento social y las medidas que prevalezcan durante el tiempo en que se dé la reapertura.

RECUPERACIÓN DE EL RODADERO

Sin embargo, aunque se habla de reactivación y cambios que sufrirá este importante pulmón comercial de Santa Marta, se espera que su plena recuperación se dé a más tardar en el segundo trimestre del año 2021.

 “Todo el turismo en el mundo se recuperaría rápidamente si se encontrara la vacuna, porque eso da confianza y seguridad a los turistas,  pero de no ser así nos estaríamos recuperando en el 2021, esto si no se da un nuevo brote en Colombia, porque hay que tener en cuenta que el pico todavía no ha llegado a nuestro país”, indicó Calderón.

Asimismo, añadió, “entonces es un panorama un poco incierto, también en todo el país la clase media quedó afectada económicamente, por lo tanto va a haber una disminución de en el poder adquisitivo lo que generará menos turista. Lo que esperamos sea compensada con menos viajes internacionales y más viajes nacionales, en este caso las campañas de turismo nacional se van a incrementar invitaremos a las personas a que conozcan primero su país, su región, su ciudad antes de pensar en ir al extranjero. Esperemos que esto ayude mucho el sector del turismo”.

FINAL Y COMIENZO DE AÑO

Con respecto a una de las temporadas turísticas más importantes de Santa Marta, como lo es el comienzo y el final de año, el gerente de Prorodadero, señaló que el éxito de esta estará en la confianza del turista.

“(…) Creemos que va a ser una temporada que nos va ayudar, pero hay que ser aterrizados y admitir que hay una incertidumbre y una falta de confianza del mismo consumidor para asistir a sitios donde hay aglomeraciones como las playas, precisamente es el trabajo que tenemos que hacer desde las instituciones, desde los gremios, desde el gobierno local, nacional, departamental y sobre todo de las empresas que prestan estos servicios turísticos, recuperar la confianza del turista y es lo haremos en la medida en la que sobresalgamos en la implementación exitosa de protocolos de bioseguridad”, concluyó, Iván Calderón gerente de la Promotora para el Desarrollo integral de El Rodadero, Prorodadero.

También podría gustarte