¡Santa Marta se enamoró de Mariana!

Mariana Pajón se fue de Santa Marta con 2 medallas de oro en el BMX de los Juegos Bolivarianos.

 

Mariana Pajón, bicampeona olímpica de bicicrós, confirmó su poderío al imponerse en las pruebas de contrarreloj y series en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta.

 

 

No importó el lugar, el retraso ni el inclemente sol que había en la pista de BMX de la Unidad deportivo Boliviana de Bureche, todo era por ver ganar a Marian Pajón sus medallas de oro en Santa Marta.

La bicampeona olímpica de bicicrós, confirmó su poderío al imponerse en las pruebas de contrarreloj y series en los Juegos Bolivarianos, lo que emocionó al público samario.

“Es increíble, ver como corre y sobre todo que gana sobrada”, comentó Jorge Fontalvo, uno de los cientos de aficionados que presenció desde las graderías metálicas el segundo triunfo de la antioqueña en la pista samaria.

 

Mariana Pajón rompió el protocolo y  dejó que la afición la acompañara en la celebración de sus 2 títulos bolivarianos. / Montiner Alvis

 

Antes de subir al podio, se paseó por la pista con la bandera tricolor para celebrar el triunfo y agradecer al apoyo. Los aficionados la vitorearon, cantaron y corearon, emocionados por la victoria.

En la premiación bromeó con su amiga Stefany Hernández y luego se rompió todo el protocolo de seguridad para tener de cerca a la ‘hormiga atómica’. Primero una niña le sacó un selfie y luego le colocó la medalla de oro a Adrián Valderrama, un niño que también se tomó una foto con la campeona. Humildad de la deportista que enamoró a los samarios.

“Le doy gracias a todos los samarios, aquí no importó ni el sol,  ni el calor,  ni la lluvia, aquí todo fue amor, por ello doy gracias a toda esta gente bella. Aquí sacó fuerzas de donde no tenía para ganar y si ahora tengo un príncipe samario en Adrián vale la pena dejar el corazón”, dijo a medios, la antioqueña.

 

La antioqueña firmó una bandera donde le dio las gracias a la ciudad y al acompañamiento del público.

 

Luego, camino a su descanso, la multitud se fue en búsqueda de un momento único con Pajón, ella respondió con fotos, selfies y la firma de una bandera colombiana donde le daba gracias a la afición samaria.

“Escuchar el himno y ver toda esa gente que te está alentando y gritando son cosas bellas. Es una experiencia inigualable. Santa Marta y su gente me demostró mucho y eso lo valoro”, indicó. “Estos juegos han sido los mejores, las personas son muy cariñosas y te hacen sentir más que en casa, es una verdadera dicha”.

También podría gustarte