Renunciaron 8 médicos a la clínica Adela de Char

128

En estos momentos en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica aparecen 13 pacientes por COVID-19 que están siendo atendidos por los médicos, pero que con la renuncia de ocho, la situación podría cambiar de un momento a otro.

La Gerente de la Clínica Adela de Char, Leonela Barraza, dijo que la situación que la situación de la institución es compleja en estos momentos porque han renunciado ocho médicos internistas como solidaridad por las amenazas de muerte que recibió el médico José Julián Buelvas Díaz, quien laboraba en esa institución, ubicada en el municipio de Soledad.

La funcionaria dijo que en estos momentos en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica aparecen 13 pacientes por COVID-19 que están siendo atendidos por los médicos, pero que con la renuncia de ocho, la situación podría cambiar de un momento a otro.

 “La situación de la clínica en estos momentos está bastante compleja, puesto que en estos momentos los médicos están temerosos debido a toda esa situación de amenazas, de correr riesgos, tanto por la integridad de ellos como las de sus familias, debido a todas las amenazas que hemos recibido”, agregó Barraza.

“Ahora se nos agudiza aún más porque ahora se nos hizo una amenaza formal, que fue la que le hicieron  al doctor José Julián Buelvas como ya es sabido por toda Colombia, pero antes de esas ha habido muchas de partes de pacientes que tenemos hospitalizados en nuestra institución, con una cantidad de improperios contra el personal médico y de enfermería”, sostuvo.

 “Realmente la situación se ha vuelto compleja porque no tengo hoy, en estos momentos, una urgencia abierta para atención al público, nada más para urgencias vitales y para pacientes remitidos, debido a la masiva renuncia que nos han hecho los médicos de urgencias. Es bien difícil manejar este tema para la comunidad”, afirmó.

Anotó que  “a los familiares les decimos que nos ponemos en su lugar, porque ningún familiar quiere ver a su pariente que lo cremen, que lo ingresen a una Unidad de Cuidados Intensivos y que quizás no los puedan ver más, eso es algo que se nos sale de las manos a nosotros. Son unos lineamientos diseñados por el Ministerio de Salud y nosotros como institución lo que hacemos es remitirnos a lo que la Organización Mundial de la Salud nos dice ante esta pandemia”.

No quiso especular de dónde podrán venir las amenazas. “Creemos que eso lo deben investigar las autoridades, pero lo cierto es que la nota y las amenazas contra el doctor Buelvas son bastante fuertes y muy atemorizantes. Eso se lo dejamos al ente judicial, porque nosotros día a día atendemos todo tipo de pacientes y llega un momento que uno recuerda a qué tipo de paciente atendió que uno a veces no se llega a enterar con el es el familiar. Y en medio del dolor, la ira y la impotencia el ver a un familiar pueden llegar a ocurrir este tipo de inconvenientes. Pero hoy no podemos señalar, pensar o colegir que es lo que está llevando a cabo este tipo de situación es bastante delicada”.

Terminó diciendo que la Clínica Adela de Char “somos una de las que más número de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos y ventiladores tiene, por lo tanto tenemos mayor número de pacientes con COVID-19.

También podría gustarte