Exfiscal procesada por favorecer a ‘paras’ recusa magistrados de la corte

312

Aunque para este lunes estaba prevista la audiencia de acusación en contra de la exfiscal Hilda Jeaneth Niño Farfán, por presunto favorecimiento a paramilitares postulados en el proceso de la ley de Justicia y Paz, la misma se tuvo que suspender.

Esto porque en la diligencia, su defensa recusó a los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia Patricia Salazar, Fernando Castro, Gustavo Malo y Eugenio Fernández Carlier, solicitando que se aparten del estudio del caso.

De acuerdo con la defensa de Niño, Salazar debe apartarse del cargo por haber sido la ponente en un proceso contra Miguel Ángel Melchor Mejía Munera, conocido como ‘El Mellizo’; Castro porque, supuestamente, familiares trabajarían en la Fiscalía; Malo porque Niño como Fiscal hizo alguna mención a su procesada hija Yara Malo, entre otros.

En ese sentido, hasta que no se resuelvan las recusaciones, no se podrá realizar la audiencia de acusación.

La Fiscalía la acusará por la presunta comisión de los delitos de cohecho propio, peculado por apropiación, peculado por uso, tráfico de influencias de servidor público y fraude procesal.

De acuerdo con la Fiscalía, Niño Farfán, entonces Fiscal 22 de la Unidad Nacional de Fiscalías Especializadas de Justicia y Paz, tenía desde el 2013 a su cargo resolver la situación de los miembros del Bloque Vencedores de Arauca, y habría recibido 200 millones de pesos del abogado Juan Carlos Restrepo Bedoya de parte de alias ‘El Mellizo’.

La Fiscalía argumenta que el dinero habría sido recibido por parte de su fiscal asistente, Iván Darío González Cañón, y por su padre, Pedro Niño, “a cambio de realizar acto contrario a sus deberes oficiales, como fue imputarle ante un magistrado de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, incluso, actos constitutivos de narcotráfico”.

El documento de la acusación señala que Niño Farfán, entre 2013 y 2017, se habría aliado con el abogado Juan Carlos Restrepo Bedoya, el postulado Orlando Villa Zapata y la esposa de este Milena Isabel Paz García, para favorecerlos con decisiones y no presentarlo como un narcotraficante, para lo cual habría recibido sumas que ascienden a los 400 millones de pesos y dos camionetas.

Según la Fiscalía, Niño Farfán también habría aprovechado su posición en la Fiscalía para inducir en error a un magistrado de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, sobre la situación real de un proceso que cursa contra Villa Zapata por tráfico de drogas y concierto para delinquir, por hechos que habrían ocurrido después de su desmovilización.

Igualmente, se le endilga por parte de la Fiscalía a la exfuncionaria que habría utilizado influencias derivadas de su cargo como Fiscal Delegada ante el Tribunal de la Unidad de Justicia y Paz, para que su esposo, Gustavo Adolfo Calero, ingresara como abogado (sin serlo) o como notificador a la cárcel La Picota de Bogotá, para reunirse con Villa Zapata y con el exjefe paramilitar Edward Cobos Téllez, alias ‘Diego Vecino’.

La acusación contra la exfiscal también señala que entre 2015 y 2017 habría viajado manera reiterada a Medellín, Montería, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Cúcuta, haciendo parecer que se trataba de comisiones de servicios. “Se apropió de sumas por concepto de viáticos, que en virtud de la modalidad continuada de la conducta llevaron a un correlativo detrimento de la FGN por una suma aproximada 115 millones de pesos”, indicó la Fiscalía.

La Fiscalía igualmente reprocha a Niño Farfán de permitir que el vehículo oficial que se le había asignado por parte de la Fiscalía, fuese usado por su hermano “para actividades que no guardaban ninguna relación con la finalidad para la cual se le había asignado, durante las reiteradas ausencias con ocasión de las comisiones de servicios mencionadas en el punto anterior”. Bogotá Colprensa.

También podría gustarte