“De la pandemia no podemos salir con una reforma tributaria regresiva”, Samper

148

 

antes del covid-19 existía un dogma económico basado en la receta neoliberal que predica que el estado es parte del problema y el mercado parte de la solución. Sin embargo, hoy todos los sectores económicos, sociales y políticos miran hacia el estado pidiendo que los salven. ¿cuál es la receta para este nuevo periodo?

Si alguna lección deja la pandemia es que no se puede prescindir del estado porque es realmente el actor fundamental para salir de esta amenaza global, asumiendo un protagonismo en el aislamiento, los beneficios para sectores informales, la canalización de los recursos para el fortalecimiento a la carrera de los sistemas sanitarios y, más adelante, en la posibilidad de reconstruir la economía y reparar el daño que hizo el virus. Ahora, no podemos aceptar que después esto lleguemos a lo mismo. Creo que de este periodo de crisis tenemos que salir con unas revisiones fundamentales de conceptos y, sobre todo, tenemos que tener una propuesta a futuro.

– ¿cuáles fueron las principales conclusiones del grupo de puebla en el más reciente encuentro?

El grupo de puebla ha hecho un importante número de formulaciones en distintos sentidos. Por ejemplo, la necesidad de encontrar un concepto que hacia adelante y de manera permanente nos permita conseguir una mayor equidad social con propuestas como la de la renta básica universal y la moratoria de la deuda externa de la mayor parte de los países de américa latina que no se encuentran en condiciones críticas en términos políticos, como es el caso de argentina, que permitiría allegar recursos cercanos a los unos 200.000 millones de dólares que necesitamos para reconstruir la economía.

– ¿cuáles son los retos en materia de integración para toda la región en la pospandemia?

Nunca había estado desintegrada américa latina como ahora y nunca había sido tan importante como ahora. Cómo hubiera sido de importante en este momento que se hubiera concentrado los esfuerzos de los ministerios de salud de la región para atender el equipamiento en materia hospitalaria, el desescalonamiento selectivo y contribuir para que la oms, a través de las naciones unidas, considere la vacuna como un bien de carácter universal y no un bien de apropiación comercial. Hace mucha falta un concepto de integración, pero no como el que se llamó prosur, que es más pronorte y que simplemente trata de aumentar el libre comercio, sino una integración de unas agendas sectoriales, que entiendan esta región como territorio de paz en el mundo y que asegure la continuidad democrática.

– arrancamos esta semana con el decreto que autoriza al estado a comprar acciones en empresas que pueden entrar en posible deficiencia financiera, un contrasentido porque antes, con la reforma tributaria, buscaba vender su participación en empresas…

De aquí no podemos salir con una reforma tributaria regresiva como la que se está viendo en la región de quitarle impuestos a las empresas con la idea absurda de que nos iba a llevar a aumentar los niveles de generación de empleo. El concepto de la cooperación  internacional ha sido muy avaro.

En ese sentido valdría la pena volver a fortalecer los mecanismos de cooperación internacional y pensar en un nuevo modelo que tiene que partir del reconocimiento internacional de que no queremos más polos hegemónicos a cargo del mundo. ¿por qué no intentamos un polo multilateral? La gente progresista no podemos seguir hablando de que no nos gusta el modelo neoliberal sino tenemos un modelo alternativo para reemplazarlo. Es momento de unas revisiones fundamental que, en el caso de américa latina, tienen que ver con las profundas condiciones de desigualdad.

– se habla que es hora de gravar a los ricos y los más ricos…

Claro que hay que hacer medidas tributarias progresivas y no regresivas. No podemos seguir financiándonos con el impuesto al consumo y los ricos de estos países tienen que entender que es inevitable que se establezca un impuesto a la riqueza. Una reforma que tape todos los huecos de la evasión, las deducciones y la corrupción.

Sablazo a la dirigencia liberal

– se ha puesto de moda el trapo rojo como llamado de auxilio y ya no como bandera liberal. ¿siente nostalgia liberal?

Pues lo que me provoca es sacar el trapo rojo a mi ventana, pero para pedir auxilio por el partido liberal, que está en cuidados intensivos políticos desde hace algunos años porque perdimos nuestro norte. Ojalá esto también sirva como reflexión para que el partido liberal reencuentre su camino progresista.

– una pregunta de mucho interés en el tolima, que tiene un gran potencia hídrico,  tiene que ver con la cantidad de proyectos mineros. ¿qué opina de la minería a cielo abierto?

Con la pandemia nos adelantaron el futuro. El futuro es ya. No podemos ponerle plazo a los compromisos del calentamiento global ni dejar a un lado el tema de la seguridad alimentaria que va a afectar a los 30 millones de nuevos pobres que va a tener américa latina después de la pandemia. O enfrentamos ya el futuro que se hizo presente o sencillamente el mundo va a colapsar.

Ibagué (el nuevo día)

También podría gustarte