Las dudas con las que arranca la coalición que propone Humberto De la Calle

274

No pasó mucho tiempo después del triunfo de Humberto de la Calle para que su idea de buscar una gran coalición de sectores de centro e izquierda, para defender la paz, tuviera duros cuestionamientos, precisamente del ala de la centro derecha. 

De la Calle, el negociador del proceso que llevó a la desmovilización de las FARC, con su victoria consolidó la idea de que sectores como el Polo Democrático, los verdes, el exgobernador Sergio Fajardo y hasta eventualmente el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro y la exministra de Trabajo, Clara López, se puedan unir con miras a la primera vuelta presidencial en mayo, bajo la bandera de los desarrollos de la paz. 

Esa coalición de entrada tendría un problema concreto: que ninguno de ellos, con excepción de De la Calle, tiene claro cuántos votos pondría para esa alianza en la primera vuelta. La votación del liberalismo el domingo llegó a los 740.000 votos, en una consulta que fue muy cuestionada por su costo cercano a los 40.000 millones de pesos, y que se resaltó por la falta de participación. 

Fajardo, Clara López y Petro, si bien tienen una alta figuración y reconocimiento, no es claro hasta dónde les llega su respaldo político, situación similar que tienen los senadores Robledo y Claudia López. 

Para el analista Enrique Serrano, una alianza de ese tipo no sólo se debe quedar en el tema de la paz, sino que plantea que “la economía, la política fiscal, en general todo lo que está sin completar de este gobierno, cuestiones de infraestructura, grandes proyectos, entre otros”. 

La coalición que promueve De la Calle tampoco será un punto de unidad en su partido. Dos de sus principales opositoras al interior de la colectividad, las senadoras Viviane Morales y Sofía Gaviria no estarán cercanas a su campaña presidencial eso porque ellas se oponen abiertamente al modelo del proceso de paz y la implementación de la misma. 

LA OPOSICIÓN

Lo que si es claro, de otro lado, es que la eventual coalición de centro izquierda tendrá en el uribismo uno de los mas duros críticos. El mismo domingo dirigentes del Centro Democrático empezaron a cuestionar a De la Calle, porque en su concepto es el candidato que identifica a las FARC. 

La voz más fuerte la dio el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, quien recordó que tras el triunfo del no en el plebiscito el año pasado, el hoy candidato liberal De la Calle, había aceptado hacer algunos cambios, pero que finalmente lo único que hizo fue reiterar los beneficios a las FARC”. 

“Cuando ganó el NO, nosotros dijimos: mire, nosotros no estamos contra la paz, lo que queremos es unas modificaciones a estos textos de La Habana en todo aquello que le hace un profundo daño a la democracia. Yo pensé que el doctor De la Calle iba a ayudar y lo que ayudó fue a todo lo contrario, a imponer el acuerdo a través de una proposición del Congreso, lo cual hace un enorme daño a la democracia. Y ahora dice que no, que él no es el candidato de las FARC”, expresó Uribe Vélez. 

Y agregó: “En la política se necesita no aprobación sino credibilidad. Yo prefiero que me rechacen, pero que me puedan creer. Que me odien, pero que me crean”.  Bogotá Colprensa.

 

También podría gustarte