Cayó ‘narco-ambulancia’ con 110 kilogramos de cocaína

1.498

El alijo de la droga avaluado en 2 millones de dólares fue embarcado desde Ocaña, Norte de Santander, y su destino final era Santa Marta; la Policía investiga si pertenecía al ‘Clan del Golfo’ o ‘los Pachencas’.

García Márquez les quedó pequeño. Ninguna de sus fábulas resulta tan imaginativamente cercana a la realidad, como lo que ocurrió ayer en carreteras del departamento del Magdalena, la tierra sede las historias macondianas, esas mismas que nos narró ´Gabo´.

Una ambulancia dotada de paciente, supuesto personal médico, y hasta los dolientes de la víctima recorrieron tres departamentos no en busca del punto final de un centro asistencial para curar al enfermo, sino de un centro de acopio para llevar la cocaína que transportaba.

Conductor, paciente, personal médico y familiares de la víctima, conformaron un excelente grupo que cualquier obra de teatro quisiera tener. Pero el olfato, la malicia ´indígena´ de nuestros policías, y algo común que tienen ellos que no tragan el cuento entero, les permitió poner al descubierto el mayor tráfico insólito de drogas: una ambulancia repleta de cocaína.

Por ello, las autoridades no dudan en señalar que ha sido un duro y contundente el golpe que le dieron  a los narcos de la región que se quedaron esperando al alijo de la droga estimado en el mercado negro en algo más de dos millones de dólares, es decir, siete mil mal contados pesos colombianos.

El comandante de la Policía Metropolitana coronel Óscar Solarte dijo que la acción de sus policías permitieron descubrir los 110 kilos cocaína que eran transportados en el vehículo de salud con un falso paciente.

IDENTIDAD DE LOS CAPTURADOS

El informe suministrado por la Policía, señala que el operativo se produjo en la vía que de Fundación a Santa Marta, sector ‘La Bascula’, cuando la ambulancia de placas RFS-824, conducida por Álvaro Felipe Peñaranda y como copiloto el enfermero Jorge Andrés Galván Ballesteros, transportaban a un supuesto paciente identificado como Pablo Emilio Carrascal Arévalo y a Norly Julith Pinzón Ramírez, encargada de los trámites de una remisión médica en la capital del Magdalena.

Se conoció que el vehículo fue detenido por las unidades de la seccional de Tránsito y Transporte, para verificar y constatar el destino de la misma, el cual cubría la ruta Ocaña – Santa Marta, momentos en que el conductor hace entrega de la remisión médica hacia el destino mencionado, sin embargo al notar su nerviosismo, le solicitaron un registro minucioso al interior del vehículo, logrando el hallazgo del estupefaciente, en la silla donde se encontraba la familiar del paciente, por lo que se procede a trasbordar al sujeto a un centro asistencial.

Por su parte, el Mayor General Carlos Rodríguez Cortes, director de la Policía de Tránsito y Transporte dijo que el conductor mostró ‘nerviosismo’ y esto levantó ‘sospecha’ en los agentes que le requerían los documentos del vehículo. “Nuestros uniformados acompañaron al supuesto personal médico hasta el centro de salud donde manifestaron que habían remitido al hombre que se hacía pasar como enfermo y al verificar la información, el personal administrativo de esa clínica manifestó que no esperaba a ningún paciente”, afirmó el General.

Asimismo, agregó que “a estos ciudadanos le serán imputado los delitos de tráfico y porte de estupefaciente, violación a medida sanitaria y concierto para delinquir”.

DEL SUSTO, SE CURÓ PACIENTE

Posteriormente, el supuesto paciente de la ‘narco-ambulancia’ fue sometido a un análisis realizado por médicos de la Clínica La Milagrosa, donde establecieron que llevaba una falsa canalización, sin aguja y con oxígeno, además no presentaba ninguna afección, poniendo al descubierto que mediante actitud engañosa, pretendían evadir los controles de los uniformados en la vía. “El supuesto enfermo fue llevado a un centro asistencial de la ciudad, en donde se determinó que la canalización era falsa, no tenía aguja y todo era un montaje para burlar a las autoridades”, manifestó el jefe de la Policía Metropolitana.

Al verificar el estado de salud del individuo que se hacía pasar de paciente, este fue capturado junto a las otras tres personas, quienes quedaron a disposición de la Fiscalía seccional para su judicialización por el delito de porte o tráfico de estupefacientes.

DOS MILLONES DEDÓLARES

El oficial detalló que el alcaloide, distribuido en 100 paquetes, tenía un valor en el mercado negro internacional de dos millones de dólares. “Con este decomiso logramos dar un golpe contundente a las arcas de organizaciones dedicadas al narcotráfico. Indagamos a quién le pertenecía el cargamento”, dijo el coronel Solarte.

37 TONELADAS DE COCA EN CUARENTENA

Finalmente, el Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional manifestó que en lo corrido del aislamiento preventivo obligatorio, gracias a los controles permanentes en los ejes viales, se ha logrado la incautación de 37 toneladas de estupefacientes y sus derivados, los cuales cerca de 2 toneladas son de clorhidrato de cocaína, de igual forma manifestó que estas modalidades de ilegalidad se han venido registrando en este modo de transporte y se fortalecerá los controles en los ejes viales, para cerrar la brecha al transporte de estupefacientes en sus diferentes modalidades de ocultamiento que utilizan los narcotraficantes durante el aislamiento preventivo obligatorio.

También podría gustarte