Pros y contras de idea de cambiar de régimen cerca de la jubilación

966

En el borrador se buscaba lograr el traspaso de la población del régimen privado con 10 o menos a Colpensiones, para liberar recursos de pensiones futuras para gastar en la contingencia. 

Cada vez toma más fuerza el proyecto de ley 050 de 2019, con el que se busca que por seis meses puedan llevarse a cabo traslados entre regímenes de pensiones, bien sea del público al privado o viceversa, por hombres de más de 52 años o mujeres de más de 47 que hayan cotizado mínimo 750 semanas de pensión.

Esta semana no se alcanzó a discutir esta iniciativa en segundo debate en la Cámara de Representantes, pese a que se encontraba dispuesta en el orden del día. Esto supone un retraso más a una iniciativa similar, que incluso, se quería implementar en el marco de los decretos ley de emergencia económica.

En el borrador se buscaba lograr el traspaso de la población del régimen privado con 10 o menos a Colpensiones, para liberar recursos de pensiones futuras para gastar en la contingencia. En este se expone que “además de los 9,9 billones de pesos (el Estado) que destina actualmente para el pago de las pensiones, deberá destinar otros 3 billones de pesos adicionales del Presupuesto”.

A diferencia de esta idea, el argumento bajo el que se sustenta este proyecto de ley, que prevé beneficiar a 384.000 personas, es que es una alternativa para “los afiliados de los diferentes regímenes pensionales que en su momento se sintieron engañados por la ausencia del cumplimiento de la doble asesoría, orientación y buen consejo”, según explica María Cristina Soto de Gómez, representante a la cámara y ponente de esta propuesta.

A esto se adiciona que, según expone el documento, 92 % de los procesos legales que se inician para los traslados de régimen tienen éxito. A la fecha al menos 26.000 en marcha, se reseña en el texto.

Según el expresidente de Colpensiones y director de Econometría Consultores, Mauricio Olivera, “los fondos de pensiones privados están empezando a jubilar y la gente está tomando consciencia de que las de este régimen son más altas”.

En el país hay más de 1,39 millones de pensionados que pertenecen al Régimen de Prima Media (público) y solo 189.435 reciben pensión desde el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (Rais), es decir del sector privado —que fue creado hace 27 años— según las últimas cifras de la Superintendencia Financiera.

No obstante, el experto alerta que de volverse realidad este proyecto, sería un problema para el Estado, puesto que “el traslado generaría una deuda en el largo plazo”. Olivera señala que cuando se intentó llevar a cabo esto el año pasado, solo con 172.000 personas, se prevé un déficit de 23 billones de pesos, por lo que plantea más bien que se reforme el sistema de pensiones.

De pasar este debate, aún faltarían dos debates en el Senado, la conciliación, sanción presidencial y la revisión de constitucionalidad.

REFORMA URGENTE

Pero todo no para ahí. El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo esta semana que el gobierno analiza la posibilidad de que las personas puedan retirar parcialmente sus ahorros pensionales ante la crisis económica que originó la pandemia y el elevado desempleo urbano de 23.5 por ciento, abriendo otro frente de preocupación entre los agentes.

Pero ante las críticas, un día después el presidente Iván Duque rechazó la idea.

Los expertos coincidieron en la necesidad de acelerar una reforma al sistema de pensiones para acabar distorsiones entre los dos regímenes existentes y eliminar subsidios a las mesadas más altas para aliviar las presiones fiscales.

“Esto lo que muestra es una de las deficiencias del sistema y hace más urgente una reforma pensional estructural, porque si todos se pasan a Colpensiones puede traer una bomba pensional ya que los subsidios son muy altos”, dijo Mauricio Olivera, director de la consultora Econometría.

“Para el gobierno es muy complejo porque además de todo lo que va a tener que endeudarse por el Covid-19 también va a asumir en últimas una deuda de pensiones, por eso la reforma es tan urgente”, concluyó.

LA OPINION DE DUQUE

Por su parte, el presidente de la República, Iván Duque, aseguró que no es partidario de que ciudadanos saquen dinero de su pensión en época de pandemia, luego de que el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, señalara ante la Comisión Primera de la Cámara de Representantes que se estaba analizando la posibilidad de que los colombianos pudieran realizar retiros parciales.

Dicho retiros parciales de sus pensiones, según la propuesta, serían usados para que tuvieran recursos que les permitiera cubrir sus necesidades en medio de la emergencia económica que enfrenta el país por la propagación del coronavirus.

 “Yo no soy partidario de permitirles a los ciudadanos que saquen de sus ahorros para la vejez, para que se los gasten ahora y terminen generando un problema de largo plazo que puede ser aún mayor”, dijo Duque a NTN 24.

Enfatizó en que “tenemos que ver las herramientas para reactivar pero tampoco podemos estar cerrados a la banda cuando alguien lo propone, hay que sopesarlo”.

Sin embargo, esta propuesta que había sido planteada por el Partido Liberal, finalmente no contará con el aval del Gobierno, por los efectos que podría tener en el sistema pensional, según indicó el viceministro de Hacienda y Crédito Público, Juan Alberto Londoño

Por su parte, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, señaló que la medida era muy difícil de implementar y que además sería poco conveniente en la actual coyuntura.

“Una parte importante de las inversiones que hacen los fondos de pensiones de esas cuentas individuales, están precisamente en el mercado de la deuda pública y no parece ser un buen momento para pensar liquidar alguna estás inversiones, para entregar unos recursos a unas personas que realmente no son los más vulnerables”, indicó el experto.

También podría gustarte