´Duque no sabía: Martha Lucía

463

La vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, sostuvo que el presidente Iván Duque no sabía de la condena de su hermano Bernardo Ramírez, como narcotraficante en Estados Unidos, hace 23 años.

Así lo señaló Ramírez en un entrevista al periódico El Tiempo, en donde aseguró que no se lo había expresado porque ella no llegó al cargo por invitación de Duque, sino porque fueron elegidos.

 “No, el presidente Duque no sabía… Con él la relación surgió de una manera inversa que con los expresidentes con los que trabajé. Él no me nombró ni me ofreció un cargo. Los dos desarrollamos una relación derivada de una coalición política para ganar juntos la presidencia de Colombia contra el populismo, y pensé que durante estos años construiríamos una relación de amistad, dentro de la cual, de todas maneras, iba a compartir este doloroso episodio de mi vida con él. Los dos luchamos por alcanzar unos votos con los cuales los colombianos nos dieron los cargos que ocupamos”, explicó la vicepresidente.

Al ser preguntada del por qué no contó el hecho antes, Ramírez manifestó que “porque las tragedias, que significan dolor o vergüenza familiar, uno no las está divulgando por todas partes. Si yo salía a hablar de esto, lo que iba a hacer era golpearlo a él nuevamente, que ya había pagado por su responsabilidad, había asumido su culpa y tenía derecho de comenzar una vida digna, con una segunda oportunidad. Nunca le mentí a Colombia… Siempre tuve ese temor. Desde que decidí mantener esto en silencio, toda la vida tuve la angustia de que en algún momento se iba a conocer. Es una verdad que he cargado con un gran dolor toda la vida. Pero que también me ha dado un motor adicional para trabajar con convicción en contra del narcotráfico, porque sé de primera mano lo que esto destruye a una familia.”.

Incluso hizo referencia al caso del general y exvicepresidente de la República, Óscar Naranjo, quien sí reconoció que su hermano había traficado. “El caso del general Naranjo me hizo pensar en la posibilidad de decir lo mío, pero sentí que el momento era oportunista. Hay varias diferencias. La situación del hermano de él se conoció porque lo detuvieron cuando el general estaba ocupando un cargo público y lo asumió con entereza y dignidad, sin que la opinión lo lapidara vivo. Lo de mi hermano se conoce públicamente después de 18 años de haber cumplido su condena, por un delito cometido hace 23 años. No era ningún secreto. Los archivos de este tipo de crímenes son públicos en los Estados Unidos”.

También podría gustarte