11 restaurantes fueron liquidados y otros 1.200 casi que en ´bancarrota´

1.303

Once establecimientos gastronómicos cerraron sus puertas de manera definitiva en la ciudad de Santa Marta, producto de la grave crisis económica que parece el sector tras la coyuntura del Covid-19. Otros 1.200 restaurantes más se encuentran gravemente afectados y a punto de la quiebra.

Pese a que la industria gastronómica de la ciudad de Santa Marta continúa dándole la batalla a la dura crisis económica que están enfrentando producto de la coyuntura del Coronavirus, ya son once los restaurantes que han cerrado sus puertas de manera definitiva, mientras otros 1.200 continúan viéndose gravemente afectados y a punto de declararse en bancarrota .

Así lo confirma Paola Narváez, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres Magdalena, “en estos momentos se sabe que estamos en una crisis, ya han cerrado 11 establecimientos gastronómicos y esperamos que a esta cifra no se nos sume otro más, por eso queremos plantear y trabajar en un plan piloto para la reactivación de este sector, porque entendemos que son miles de familias que dependen de la gastronomía”.

De acuerdo con la directora ejecutiva de la industria gastronómica en Santa Marta, a pesar de que los restaurantes de la ciudad han tratado de  implementar una dinámica importante en materia tecnológica, la alternativa no ha sido un alivio para estos establecimientos.

 “Cerraron porque  no soportaron la carga y decidieron cerrar sus puertas para no generar más gastos y más pérdidas, porque estaban trabajando a pérdidas, los domicilios realmente no fueron un alivio para estos establecimientos y obviamente el arriendo, mantener sus empleados formalmente contratados, los servicios públicos y las facturas no pudieron ser cubiertas porque las ganancias fueron muy bajas”, indicó Narváez.

Y aunque no se tenga información precisa de cuánto han sido las pérdidas, Acodres Magdalena asegura que han sido millonarias, principalmente porque el sector gastronómico es uno de los que mayores inversiones generan a nivel no solo de infraestructura, sino también en equipamiento.

“Algunos de esos establecimientos que cerraron deben terminar de pagar las inversiones que han realizado, deben pagar a sus empleados que llevan muchos años en estos restaurantes, pero aquí  no solo perdemos nosotros, pierden todos, pierde la ciudad, porque son restaurantes que también dejan de darle sus impuestos a Santa Marta para que sean reinvertidos en el turismo y en otros aspectos importantes”, indicó la líder gremial.

PLAN PILOTO PARA LA REACTIVACIÓN

En aras de beneficiar a Santa Marta y a los empresarios del sector gastronómico, Acodres Magdalena en articulación con la Secretaria de Salud Distrital han instalado mesas de trabajo para la implementación de un plan piloto que dé pie a la reactivación de la industria gastronómica en la capital del Magdalena.

“En la primera mesa de trabajo de este plan piloto se puntualizaron varios pasos y vamos a empezar por una primera fase que es en dónde se van a realizar capacitaciones con expertos para la implementación de protocolos, es decir, cada vez que se actualicen los decretos vamos a capacitarnos, un segundo punto de esta primera fase es la autorregulación, los empresarios tenemos que ser conscientes de que también tenemos que autorregularnos y para esto vamos a crear una lista de chequeo con un autodiagnóstico por medio de unos formatos construidos en estas mesas de trabajo de este plan piloto y realizaremos unas actividades de monitoreo”, informó la directora ejecutiva de Acodres Magdalena.

Esta primera fase del plan piloto también contempla la verificación del nivel de cumplimiento de cada establecimiento gastronómico frente a los protocolos que se estarán implementando en los restaurantes. Cabe aclarar que esta iniciativa se estaría implementando en Santa Marta por alrededor de un año.

“Hacemos un llamado a un tema de autorregulación que es muy importante en los establecimientos para que se cumplan con todos los protocolos de bioseguridad, tenemos que garantizar la confianza en los comensales y no ser un riesgo de contagio, porque primero que todo prevalece la salud, en eso consiste este plan piloto que se está desarrollando. La idea también es que estos planes pilotos sean realizados en otros sectores que no podido aperturar como el sector hotelero o como el sector de turístico en general que de verdad nos hemos visto muy afectados”, concluyó Paola Narváez, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres Magdalena.

También podría gustarte