ONU destaca reducción de cultivos ilegales en Colombia, por segundo año

El presidente de la República, Iván Duque, reveló el informe de Naciones Unidas (ONU) con respecto a las hectáreas cultivadas de coca en el país y aseguró que se registró una importante reducción de un 9%, que equivale a cerca de 15 mil hectáreas. 

De acuerdo con el informe, Colombia registraba en el 2018, unas 169 mil hectáreas de cultivos ilegales, mientras que el año pasado pasó a tener 154 mil.

El análisis destacó incluso que el departamento de Nariño dejó de ser el mayor productor de coca en el país. “Quiero destacar qué hay una reducción en comunidades afro e indigenas y también en otros lugares estratégicos de la geografía nacional. Esto nos motiva y estimula pero no queremos ser complacientes, queremos seguir luchando”, dijo.

Agregó que “esperamos que estas tendencias se mantengan e incrementen para proteger comunidades y ver el revedercer de las economías”.

Según precisó la ONU, con corte a 31 de diciembre de 2019 se rompió tendencia de incremento debido a “los esfuerzos del gobierno y comunidades que se comprometieron a dejar de sembrar y pasar la legalidad”.

El presidente Duque también destacó que “el departamento de Caquetá redujo su área sembrada en un 62 %; Antioquia en un 29%; Nariño en un 12 %; Bolívar en un 7,5 % y Putumayo en un 5 %. Sin embargo, hubo incrementos notables en Norte de Santander que registró un 24,1 % más de territorio afectado por cultivos de coca y en Valle del Cauca, cuyo aumento alcanzó un 82 % respecto al año 2018”.

El informe de la ONU también señaló que “en 2019 el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura, se estimó en 1.137 toneladas métricas, verificándose un aumento de 1,5 %”.

De acuerdo con ese organismo internacional, “el incremento de la productividad se debe a la concentración de la coca en enclaves productivos, donde se facilita la siembra y transformación de la hoja”.

La producción estimada de hoja de coca el año pasado en Colombia, fue de 993.107 toneladas métricas, lo que representa un incremento de 1,6 %, mientras que con relación a la productividad del cultivo, se estima que una hectárea de coca produjo alrededor de 5.8 toneladas métricas de hoja fresca, que se traduce en un incremento de 1,8%.

Con relación a los territorios más vulnerables frente a ese delito, el informe identificó que “en Parques Nacionales Naturales, el cultivo tiene presencia en 14 áreas protegidas (6.785 hectáreas) que refleja una reducción del 13,5 %; en resguardos indígenas se registraron 14.022 hectáreas, evidenciando una reducción del 15,5 % y en tierras de las comunidades negras, se estimaron 24.856 hectáreas, es decir, una reducción del 8 %”.

Entre tanto, los principales enclaves productivos se encuentran en el Catatumbo (Norte de Santander); sectores de los municipios de Tumaco, El Charco y Olaya Herrera (Nariño); la zona de El Naya (Cauca y Valle del Cauca), sectores de los municipios de Tarazá, Valdivia y Cáceres (Antioquia); sectores de los municipios de Argelia y El Tambo (Cauca); y sectores de los municipios del Valle del Guamuez, San Miguel y Puerto Asís (Putumayo).

“El 36 % de la coca se encuentra en esos enclaves, que adicionalmente están siendo más competitivos debido al incremento en la rentabilidad de los cultivos y de los procesos de extracción”, dice una parte del análisis.

El reporte también indica que en 2019 fueron erradicadas de manera manual 101.273 hectáreas de cultivos ilícitos:, de las cuales 94.670 fueron por parte de la Fuerza Pública y 6.603 por parte del PNIS.

“Esto se traduce en 78.993 kilogramos de clorhidrato de cocaína dejados de producir y una afectación de 116,9 millones de dólares al negocio del narcotráfico”, señala el informe de Naciones Unidas.

Finalmente, cabe mencionar que en el 2019 se incautaron 433.036 kilogramos de clorhidrato de cocaína por un valor estimado de 13.800 millones de dólares en el mercado negro de EE.UU.

Fuente: sistema integrado de información

También podría gustarte