Polémica por alza en precios de los artículos

37

La decisión del Gobierno de adelantar los tres días sin IVA de este año para junio y julio les darán un alivio a los consumidores para adquirir algunos bienes y les permitirán a los empresarios salir del inventario que no han podido comercializar.

Llegó el anhelado Día sin IVA en Colombia, de los tres que tiene programados el Gobierno Nacional para junio y julio, son muchas las quejas que se han venido denunciando por el aumento en los precios de diferentes productos.

Entre los artículos incluidos para estas jornadas se encuentran vestuario, elementos deportivos, juguetes, útiles escolares, bienes e insumos para el sector agropecuario, electrodomésticos, computadores y equipos de comunicación. Precisamente estos últimos son los que mayor polémica han despertado.

Entre las denuncias se observa el incremento en el precio de impresoras, computadores y electrodomésticos, que a la fecha estarían más económicos que de lo que se podrían encontrar el próximo viernes 19 de junio, cuando se desarrollará la jornada.

Esta jornada busca estimular el comercio electrónico y reactivar la economía durante la pandemia del Covid-19, así como incentivar el consumo e incrementar la confianza del consumidor. Sin embargo, el efecto parece ir todo lo contrario, generando incertidumbre y duda sobre la ciudadanía.

Por eso, desde las entidades de control se prendieron las alarmas. Una de las primeras en pronunciarse fue la Procuraduría General de la Nación, que pidió a la Superintendencia de Industria y Comercio un informe detallado sobre las medidas tomadas para la protección de los derechos de los consumidores.

El procurador Fernando Carrillo mostró su preocupación frente a las múltiples manifestaciones de ciudadanos que afirman que algunos establecimientos de comercio, al parecer, están recurriendo a la figura de incrementar sin justificación alguno los precios de los productos que comercializan.

“Para que la figura de la exención de IVA beneficie al consumidor final se requiere, naturalmente, que el precio final del producto, durante los llamados días sin IVA, sea menor, por lo menos en el porcentaje del impuesto que se deja de cobrar”, puntualizó.

Entre los objetivos está estimular el comercio electrónico, reactivar la economía durante la pandemia, inyectar recursos a los comercios, ofrecer bienes que mejoren la calidad de vida de las personas que se encuentran en confinamiento e incentivar el consumo y la confianza del consumidor.

Hay, sin embargo, un halo de escepticismo alrededor de esta estrategia de dinamización económica, pues analistas advierten que garantizar la autorregulación del mercado en circunstancias como las actuales es un verdadero reto.

El consultor social y económico, docente de la Universidad EAN, Jorge Munevar, señaló que este modelo de días sin IVA no va a resolver gran cosa en términos de la dinámica económica.

 “En nuestro país hay una tendencia corrupta y oportunista cuando el Estado da soluciones para aliviar el bolsillo del ciudadano. Ahí se refleja el aumento de precios. Con eso no se dinamiza la economía. No creo que esto funcione con autorregulación”, señaló Munevar.

LA DEFENSA

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) salió al paso de la críticas y explicó las razones que pueden existir detrás de la denuncia de los sobrecostos, las cuales podrían tener fundamento técnico.

“Luego de corroborar con nuestros afiliados, Fenalco está en capacidad de advertir que esas denuncias, en su mayoría, están basadas en supuestos o en errores de interpretación por parte de algunos ciudadanos, y han sido desmentidas por las empresas”, dijo Jaime Alberto Cabal, presidente de gremio.

El directivo añadió que “si hay variación en el precio de algún tipo de producto esto es posible que se deba a razones como: la terminación de promociones hechas por los proveedores y los almacenes, con vigencia determinada hasta agotar inventarios, con lo cual al terminar la promoción los precios regresan al costo inicial”.

Ante las múltiples denuncias realizadas ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y los miles de casos registrados en redes sociales, los comerciantes resolvieron realizar un acuerdo de autorregulación.

Dentro del mencionado acuerdo, los comerciantes se comprometen a no publicar la exención del IVA como un descuento otorgado por el vendedor y a dar claridad a los consumidores sobre que el mismo es un beneficio otorgado por el Gobierno Nacional.

De igual manera, se tendrán que manejar las activaciones promocionales de manera independiente sobre la exención del impuesto. De llegar a existir descuentos en artículos sobre los cuales aplica el beneficio, la exención aplicará sobre el valor final efectuado el descuento.

“Este es un acuerdo de autorregulación y también de compromiso, que el comercio organizado ha hecho para darle tranquilidad el día sin IVA a los consumidores colombianos. Se han unido muchísimos pequeños y medianos empresarios y las 65 marcas más importantes en materia de los productos que van a ser sujetos a excepción del IVA; grandes superficies y marcas con presencia a lo largo y ancho del país”, señaló Cabal.

En el acuerdo firmado por Fenalco se hizo también énfasis en el cumplimiento de las normas de bioseguridad en los establecimientos de consumo.

El acuerdo agrega que “salvo razones técnicas y de mercado en contados casos como por ejemplo el agotamiento de promociones con vigencia determinada y el abastecimiento de nuevo inventario de productos o insumos importados afectados por la reciente alza del dólar, los comerciantes no realizarán variaciones al precio base de los productos a los cuales les será aplicable la exención, en los días anteriores a las fechas en las que se aplicará el beneficio tributario Días sin IVA”.

¿Cuándo y cómo funcionan los días sin IVA?

Las fechas sin IVA por tanto serán el 19 junio, el 3 de julio y el 19 de julio. El proyecto normativo también recalca que “el responsable del impuesto sobre las ventas – IVA deberá parametrizar sus sistemas informáticos, con el fin de ejercer control sobre el número máximo de unidades que pueden ser adquiridas y garantizar que los bienes cubiertos adquiridos no superen los montos económicos establecidos en el artículo 24 de la Ley 2010 de 2019”.

Las medidas se han flexibilizado, por lo que ya no se pedirá la obligatoriedad de la factura electrónica para hacer la transacción, y las compras se podrán hacer con distintos medios de pago y no solo con tarjeta, como en la norma original.

¿Qué se puede comprar en estos 3 días sin IVA?

Los productos que en principio contarán con esta ventaja son los siguientes:

JUGUETES Y JUEGOS

Su precio de venta por unidad debe ser igual o inferior a $ 178.035 (5 UVT), sin incluir el impuesto sobre las ventas – IVA.

NO INCLUYE: Bicicletas y triciclos para adultos, artículos de fiesta y carnavales, artículos recreativos, programas informáticos y softwares.

Muñecas y muñecos que representen personaje, Animales de juguete

Muñecos de peluche y de trapo, Instrumentos musicales de juguete

Naipes, Juegos de tablero, Juegos electrónicos y videojuegos

Trenes eléctricos, Sets de construcción, Juguetes con ruedas diseñados para ser utilizados como vehículos, Rompecabezas, Canicas

VESTUARIO

Su precio de venta por unidad sea igual o inferior a $ 712.140 para 2020 (20 UVT), sin incluir el impuesto sobre las ventas – IVA. Prendas de vestir de todo tipo, entendiéndose por cualquier pieza de vestido o calzado.

VESTUARIOS Y COMPLEMENTOS:

Todas las piezas de calzado o vestuario cuyo precio de venta por unidad no supere los $847.000 pesos con el IVA incluido como morrales, maletines, bolsos de mano, carteras, gafas de sol, paraguas, pañoletas y bisutería.

Útiles escolares:

El precio de estos elementos no deberá supera los $211.000 pesos. Se incluyen: Cuadernos, Software educativo, Lápices, esferos, Borradores, Tajalápices, Correctores, Plastilina, pegantes, Tijeras, y demás artículos necesarios para las actividades pedagógicas.

ELEMENTOS DEPORTIVOS:

La única condición para la venta de estos elementos es que su precio de venta por unidad no supere los 3’389.000 pesos. Tales como:

Pelotas de caucho. Bolas y balones, Raquetas, Bates, Mazos, Gafas de natación, Trajes de neopreno, Aletas. Salvavidas,  Cascos. Protectores de manos, Codos, espinillas, y zapatos especializados para la práctica de deporte, Bicicletas y bicicletas eléctricas.

ELECTRODOMÉSTICOS:

Cuyo precio de venta por unidad tiene que ser igual o inferior a 3’389.000 pesos, IVA incluido. Tales como:

Tabletas, Televisores, Parlantes de uso doméstico, Refrigeradores, Congeladores, Lavaplatos eléctricos, Máquinas de lavar y secar para el hogar, Aspiradoras, Enceradoras de piso, Trituradores eléctricos de desperdicios, Aparatos eléctricos para preparar y elaborar alimentos, Máquinas de afeitar eléctricas, cepillos de dientes eléctricos y otros artículos eléctricos de cuidado personal, Calentadores de agua eléctricos, secadores eléctricos, planchas eléctricas, calentadores de ambiente y ventiladores de uso doméstico, Aires acondicionados, Hornos eléctricos, hornos microondas, planchas para cocinar y tostadores, Cafeteras o teteras eléctricas y resistencias eléctricas para calefacción, Juguetes y juegos: El precio de venta no puede superar los 423.700 pesos, IVA incluido. Dentro de esta categoría no están incluidos los artículos de fiesta o carnavales, programas informáticos, sofwares y artículos recreativos.

También podría gustarte