La campaña electoral de Trump se complica

Esta semana, la Corte Suprema -dos de cuyos nueve miembros fueron nombrados por Trump- le infringió reveses en temas sensibles para su electorado: los derechos de la minorías sexuales y la inmigración. 

A cuatro meses y medio de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, renquea uno de los argumentos estrella de la campaña de reelección de Donald Trump de que los tribunales estaban anclados en posiciones conservadoras, complicando sus expectativas.

Esta semana, la Corte Suprema -dos de cuyos nueve miembros fueron nombrados por Trump- le infringió reveses en temas sensibles para su electorado: los derechos de la minorías sexuales y la inmigración.

“Creo que esto podría resultar crítico para su campaña”, afirmó el experto en derecho de la Universidad de Richmond, Carl Tobias.

El académico explicó que muchas personas votaron por Trump pensando en la facultad presidencial de nombrar a los jueces. “Pero esta semana mostró que no puede satisfacer esta promesa”, apuntó.

En 2016, el magnate de Nueva York y expresentador de televisión comprometió a la derecha religiosa -que inicialmente era escéptica hacia su figura por estar divorciado y tener un perfil tan mediático- con la promesa de nombrar a jueces conservadores en el conjunto del sistema judicial federal.

Pero más importante todavía, Trump prometió colocar en la Corte Suprema a jueces contrarios al derecho al aborto y favorables al porte de armas.

Desde su elección Trump logró, gracias a la mayoría republicana que domina el Senado, confirmar el nombramiento de 195 jueces del total de 860 puestos que hay en todo el país, según el portal oficial Federal Judicial Center.

También podría gustarte