Cementerios del Magdalena están a punto de colapsar

688

El cementerio en Ciénaga tiene muchas bóvedas abiertas las cuales es habitada por roedores.

Por:
GISSELL
CAMPO ACOSTA

Para nadie es un secreto que ante el alto número de muertos por Covi-19 los cementerios enfrentan uno de los retos más duros vividos en los últimos tiempos, en algunos países han tenido que improvisar fosas comunes, para poder enterrar a sus muertos.

Países como Brasil en América Latina y España en Europa han tenido la dura tarea de ver donde sepultar a sus muertos en tiempo record, porque la lista va en aumento y la crisis sanitaria no da espera.

En Colombia todavía no se ha llegado a ese punto, sin embargo este virus ha tomado fuerza en los últimos días que no se sabe cuánto más aguante el sistema mortuorio del país; en algunos territorios los mandatarios locales se encuentran preocupados y llamando al autocuidado para evitar que los casos sigan en aumento.

CEMENTERIOS EN EL MAGDALENA

En el departamento del Magdalena aunque la tasa de mortalidad no es tan alta, con esta emergencia ha quedado al descubierto la deficiencia de sus municipios en materia de cementerios y hornos crematorios, lo cual deja en evidencia que si el número de muertos aumenta no se dará abasto y será necesario la construcción de fosas comunes.

Algunos de los camposantos ya presentan fallas desde hace muchos años, los cuales han sido denunciadas en reiteradas ocasiones uno de ellos es el cementerio San Rafael en Ciénaga, donde el  olvido y la desidia compiten con las intenciones de los administradores de hacer de este cementerio un lugar rentable, cuando llueve, el agua no solo lava las tumbas, sino que también hace crecer la maleza que cubre de indiferencia a muchos. En este lugar lloran las viudas, las madres, los hijos, los que guardan la esperanza de encontrar dentro de las fosas comunes a su ser querido, también llora todo un pueblo que fue testigo de la Masacre de las Bananeras, porque justo hacia la derecha de la entrada principal se encuentran algunas de sus víctimas, los que motivan a los curiosos a visitar el lugar.

 “Desde hace rato venimos denunciando una situación bastante preocupante que se viene presentando con relación al cementerio San Rafael  o cementerio de los pobres, está abandonado, no tiene atención de nadie ni de la administración, no sabemos que está ocurriendo ahí, hace aproximadamente una semana se cayó una pared y todavía está en el suelo, la cual se cayó por el deterioro de la misma, ahí hicieron unos trabajos de pavimentación y yo creo que como la pared estaba muy vieja la vibración, contribuyó a que se cayera”, manifestó Marcos Camargo López, líder comunal de Ciénaga.

Al recorrer el lugar es muy común ver las bóvedas abiertas, algunos restos óseos saltan a la vista como si se tratara de cualquier cosa, personas inescrupulosas se aprovechan del amplio terreno y la poca vigilancia del lugar para botar escombros y animales muertos, convirtiendo los alrededores del cementerio en un basurero a cielo abierto, que emana malos olores y perjudica la salubridad de los barrios aledaños y el propio campo santo. “Este cementerio opera normalmente, pero el estado es muy deplorable eso amerita que tenga más atención y nadie le para bolas a eso”, aseguró Camargo López.

Ahí cerca de Ciénaga está Puebloviejo, uno de los municipios que más duro le ha dado el virus,  la gente llora a sus muertos que se han ido sin todavía tener la certeza si se fueron por culpa del Covid-19 o por otros males, en este lugar aunque no han tenido que recurrir a las fosas comunes, ya está el temor que colapse y tengan que llevarse a sus muertos a otro lugar.

EL CEMENTERIO DE PIVIJAY HASTA LAS VACAS LO VISITAN

Un llamado hace los residentes cercanos al parque cementerio del municipio de Pivijay, luego de conocerse que algunas bóvedas se encuentran abandonadas,  las cuales están siendo usadas para arrojar desperdicios y hasta animales muertos.

Los habitantes de este municipio hacen un llamado para que las autoridades municipales y departamentales, tomen cartas en el asunto y les den solución definitiva a este lugar que se ha convertido en un foco de infección, teniendo en cuenta que debido a su estado llegan roedores, mosquitos y hasta vacas a alimentarse de la maleza que allí se produce.

La comunidad asegura que a diario entran y salen vacas y demás animales de las fincas cercanas a comerse la maleza, las flores secas, dejando una serie de desperdicios y excrementos que contaminan el lugar trayendo malos olores.

Algo que llamó la atención hace algunos días, fue la forma como se trasladó un cuerpo el cual fue ingresado al campo santo por la paredilla del lugar por un grupo de hombres con trajes de bioseguridad quienes  llevaron en una camioneta el cuerpo de una persona  hasta la parte posterior del cementerio municipal.

La divulgación de varios videos en redes sociales llamó la atención de muchos vecinos del barrio Ciudad Jardín de Pivijay. Las personas, con gritos y alaridos, les cuestionaban a los hombres con trajes de por qué no ingresaban al muerto por la entrada principal sin obtener respuesta alguna; sin embargo y luego de la insistencia de la población los funcionarios de la funeraria aseguraron que lo hacen porque la bóveda asignada quedaba lejos de la entrada, pero cerca  a la pared trasera.

Esta situación dejó en evidencia que el municipio no está preparado para el manejo de los cuerpos durante la pandemia.

LOS RESTOS DE ‘JUANCHO’ POLO VALENCIA EN ABANDONO TOTAL

En el corregimiento de Santa Rosa de Lima, municipio de Fundación El único cementerio con el que cuenta la población está en muy malas condiciones de higiene, debido a que muchas veces los restos óseos de las bóvedas han sido saqueadas por los animales, generando molestias entre los que viven a los alrededores del campo santo.

Por otro lado el lugar está lleno de maleza, basuras y sus paredes están a punto de caerse, no tienen una persona que se encargue del mantenimiento de las bóvedas y son muchas las personas que vienen de otros corregimientos vecinos a sepultar a sus muertos porque no tienen que pagar un peso por ello, situación que afecta aún más a sus habitantes porque no cuentan con alguien que se apersone de este lugar.

En el cementerio de Santa Rosa se encuentran los restos óseos del juglar vallenato Juan Manuel Polo Cervantes, más conocido como ‘Juancho’ Polo Valencia, allí yacen sus restos junto con otros de sus familiares, su tumba sobresale entre las otras que se encuentran en mal estado, y actualmente es visitada por algunos seguidores del artista cuando vienen de alguna parranda vallenata.

La población asegura sentirse preocupada, aunque al corregimiento no hay casos positivos todavía, cerca de ellos en Fundación hay personas contagiadas, además aseguran que muchos de los que allí residen no cumplen con las normas de aislamiento, lo cual los pone en peligro. “El único cementerio que tenemos no está en buenas condiciones, y si el virus llega, Dios no lo permita el camposanto no podrá con tanto muerto, esto es una tragedia que no sabría cómo se solucionará”, manifestó un habitante de Santa Rosa de Lima.

EN SANTA ANA NO HAY CUPO PARA TANTA GENTE

El cementerio municipal de Santa Ana,  está en pésimas condiciones, sobre las bóvedas construidas están haciendo otras porque los muertos ya no caben, según lo manifestado por la comunidad, la Procuraduría hizo un llamado a la administración municipal para que se hicieran a un lote con el fin de atender la pandemia por el coronavirus.

Los santaneros aseguran que al campo santo no se le hace ningún tipo de mantenimiento lo cual los preocupa, teniendo en cuenta que al municipio ya llegó el ‘virus asesino’, “da mucha tristeza ver el estado del cementerio, la maleza se lo está comiendo ya, hay mucho monte y eso nos preocupa porque pueden llegar los animales, además de eso no hay cupo para otro muerto más, es necesario que le hagan una limpieza en su interior”, manifestó un habitante de Santa Ana.

EN EL RETÉN

Los habitantes de El Retén Magdalena se encuentran preocupados por el abandono en que se encuentra el cementerio municipal, Algunas personas que llegan al  lugar a visitar a sus familiares aseguran que debido al exceso de maleza los animales se esconden en las bóvedas que están abandonadas los cuales no pueden verse a simple vista, lo cual es un peligro para quienes a diario visitan el lugar.

Los residuos acumulados en este lugar, como flores secas, lapidas dañadas, entre otras no reciben un tratamiento adecuado para su eliminación, sino que por el contrario son dejadas en este lugar a la intemperie, sin ningún tipo de tratamiento, lo cual se ha venido acumulando.

SANTA BÁRBARA DE PINTO

El Cementerio Central de Santa Bárbara de Pinto actualmente está con sobrecupo, sin embargo todas las personas que mueren son sepultadas en este lugar por no tener otro espacio para hacerlo.

Las tumbas de algunos difuntos se pierden en la maleza, debido al deterioro del lugar, al cual no se le hace mantenimiento de manera periódica, en este municipio  el coronavirus no ha llegado todavía, pero el problema del cementerio no es de ahora, razón por la cual sus habitantes aseguran sentirse abandonados a la espera que arreglen el camposanto.

También podría gustarte