Tratamientos a paciente que tienen coronavirus

123

La dexametasona, con un potente efecto antiinflamatorio, se receta generalmente para tratar reacciones alérgicas, el asma y la artritis reumática.

Contra la covid-19, la ciencia se moviliza con decenas de medicamentos bajo ensayo y un centenar de proyectos de vacunas programados, aunque todavía se está a la espera del gran hallazgo que cambie el rumbo de esta enfermedad.

TRATAMIENTOS:

– La dexametasona para reducir la mortalidadBarato y disponible ampliamente, este esteroide es por ahora el único medicamento que parece mejorar la supervivencia entre los enfermos de la covid-19.

Pero solo concierne a los pacientes más graves, es decir, quienes se hallan bajo respiración artificial y, en menor medida, quienes reciben oxígeno mediante una mascarilla.

Entre los primeros, la dexametasona reduce la mortalidad en un tercio, según los resultados preliminares del amplio ensayo clínico británico Recovery.

Estas conclusiones todavía deben publicarse en una revista científica, pero su anuncio el lunes llevó al gobierno británico a comunicar que empezaría de forma inmediata a aplicar este tratamiento.

La dexametasona, con un potente efecto antiinflamatorio, se receta generalmente para tratar reacciones alérgicas, el asma y la artritis reumática.

– El remdesivir, con una eficacia modestaLa revista New England Journal of Medicine publicó en mayo una investigación sobre la capacidad de este antiviral de acortar el tiempo de recuperación de los enfermos.

Pero su eficacia no es espectacular: reduce ese lapso de tiempo de 15 a 11 días entre los enfermos hospitalizados y no tiene ninguna incidencia en la mortalidad.

Estados Unidos y Japón validaron la autorización de urgencia para emplear el remdesivir en hospitales. Europa evalúa su autorización en el mercado.

Fabricado por el laboratorio Gilead, el remdesivir fue inicialmente desarrollado -en vano- contra el Ébola.

¿UNA COMBINACIÓN?

En total, más de un millar de ensayos clínicos está en curso en el mundo sobre decenas de tratamientos, según la base de datos de The Lancet (https://covid-trials.org/).

Destacan la asociación de dos medicamentos anti-VIH -el lopinavir y el ritonavir-, la transfusión de plasma sanguíneo de personas curadas a enfermos, el antipsicótico clorpromazina y el tocilizumab.

Sin embargo, la mayoría de especialistas cree que la clave será dar con una combinación de medicamentos con el fin de sumar sus efectos.

VACUNAS  ¿CUÁNTAS?

La OMS enumera 11 ensayos clínicos en curso para otras tantas vacunas potenciales en el mundo, de los cuales cinco se llevan a cabo en China.

Hasta ahora solo se publicaron resultados parciales, algunos descritos como “alentadores”. Entre los más avanzados, está el proyecto europeo de la Universidad de Oxford, en cooperación con AstraZeneca, y el chino de la Academia Militar de Ciencias Médicas y de la compañía farmacéutica CanSinoBIO.

Además de estos ensayos en curso, la OMS contabiliza 128 proyectos de vacunas potenciales que se hallan en fases previas.

La Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical cita por su parte 194 proyectos, de los cuales 17 se hallan en fase de ensayo clínico.

LAS FECHAS

La Agencia Europea del Medicamento estimó a mediados de mayo que siendo “optimistas” la vacuna podría estar lista en un año.

Pero muchos países esperan su puesta a punto a finales de año, para evitar una segunda ola de la epidemia con la llegada del invierno en el hemisferio norte.

Así, Estados Unidos espera distribuir en el marco de su operación “Warp speed” 300 millones de dosis en enero de 2021, es decir, prácticamente a la totalidad de su población, mediante financiamiento y apoyo a los laboratorios.

En China, la compañía farmacéutica estatal Sinopharm, que prepara actualmente dos vacunas potenciales, confía en lanzarlas al mercado entre finales de 2020 y principios de 2021.

En Europa, donde varios proyectos están en curso, también se trabaja con estos plazos.

Alemania, Francia, Italia y Holanda firmaron por su parte un acuerdo con AstraZeneca para suministrar a la UE 300 millones de dosis.

También podría gustarte