A diario roban 323 celulares en el país

62

La lucha que libran las autoridades contra el hurto de celulares, uno de los delitos que más golpea  a los colombianos, está arrojando resultados positivos, pero, de acuerdo con el director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Jorge Luis Vargas, todavía queda mucho por hacer porque, en promedio, al día son robados 323 móviles.

En los últimos 17 meses y 18 días, la Policía ha capturado e incautado 46.642 celulares de media y alta gama, al tiempo que han capturado a 16.733 personas, la mayoría de ellas integrantes de redes criminales.

El general Vargas, explicó que desde el primero de enero de 2019 a la fecha, se registra el hurto de 130.350 celulares.

“De acuerdo con las estadísticas oficiales, se registra una sensible disminución del hurto de celulares por el orden de un 28%, es decir, en el 2019 fueron hurtados 76.076 y en lo corrido del 2020 un  total de 54.274. Pero nuestra fortaleza es el direccionamiento hacia las redes dedicadas a esta actividad criminal a nivel nacional e internacional”, indicó el general Vargas.

El Oficial destacó que actualmente se viene trabajando para crear, en el continente americano, una base única para enfrentar con eficacia el hurto de celulares de mediana y alta gama, especialmente;  por esta razón, se vienen fortaleciendo las coordinaciones con la Comunidad de Policías de América, Ameripol.

 “La Policía tiene una estrategia específica contra este flagelo y prueba de ello es que en lo corrido del año se registra una disminución del 28% en materia de hurto de celulares, es decir, 21.802  equipos móviles no fueron hurtados en comparación con el 2019”, reiteró.

 “El año pasado estábamos en el hurto de más de 400 celulares cada 24 horas y hoy, las cifras dan cuenta de 323, es decir, la disminución es muy importante y en él último mes de cuarentena y con la reactivación de algunos sectores de la producción, las cifras siguen a la baja, al presentarse el robo de 227 equipos. Seguimos fortaleciendo y mejorando nuestra estrategia nacional en coordinación con la Fiscalía General que designó a Fiscales Especializados, mientras que la Policía también creó grupos especializados en todas las Seccionales de Investigación Criminal (Sijin) enfocados específicamente al desmantelamiento de esas estructuras criminales”, aseguró.

LA OFENSIVA

“Nuestro trabajo no es solo contra esas estructuras criminales, sino contra los sitios de receptación donde son adquiridos los teléfonos para enviarlos al exterior o para convertirlos en partes para reparación. También, los delincuentes les cambian o reprograman el Imei para su comercialización en el mercado negro, causando otros delitos, entre ellos la violación a la privacidad”, dijo.

Expresó que “La Policía en coordinación con la Fiscalía estamos focalizando esta estrategia y por esta razón trabajamos en coordinación con Ameripol para ir detrás de las redes internacionales en un esfuerzo para evitar que los equipos móviles hurtados en Colombia sean enviados a Ecuador, Perú, Argentina y Panamá, entre otras naciones”.

Explicó que “este año, antes de la pandemia del Covid-19 se habían realizado tres operaciones internacionales con Argentina, Ecuador, México, Panamá y Colombia, que arrojaron importantes resultados en la lucha contra este flagelo que permitió desvertebrar varias estructuras”.

“En América Latina se registra ahora el tráfico de celulares entre varios países y debido a la necesidad de enfrentar esta modalidad criminal trabajamos con la Fiscalía y con la Ameripol para llegar a una base única de datos. El Imei es considerado, en Colombia y en otros países del Continente, como personal e intransferible y está dentro de la protección de datos y es necesario compartir con las demás autoridades la información como ocurre en Europa para combatir eficazmente el hurto de celulares y el tráfico internacional”, explicó.

 “En estos momentos compartimos información de Policía a Policía y con Ameripol, pero es necesario concertar una sola base de datos para que las policías del continente puedan consultar en tiempo real  y enfrentar esta acción criminal que traspasa las fronteras. Lo prioritario es llegar a concertar una sola base de datos, pero todavía no la tenemos, pero hacia esa estrategia nos estamos moviendo y sería fundamental alcanzarla lo más pronto posible”, afirmó.

 “Es fundamental que los ciudadanos denuncien los hurtos para direccionar las investigaciones, pero es necesario informar que hemos descubierto que algunas personas no dicen la verdad frente a sus equipos de comunicación cuando los extravían o pierden durante una noche de tragos, en reuniones o en fiestas y lo primero que hacen es decir que se lo hurtaron, al parecer, para la póliza o seguro o para que la compañía le haga entrega de otro aparato como reposición. Queremos que los ciudadanos digan la verdad y por fortuna son muy pocos los ciudadanos que mienten en este aspecto”.

 “Cuando dicen mentiras con falsos hurtos, entonces congestionan el sistema judicial y distraen la atención de los investigadores. Reitero que nuestra estrategia se viene fortaleciendo y vamos en la dirección correcta para enfrentar este flagelo que, por fortuna, viene arrojando resultados altamente positivos”, reiteró.

El general Vargas precisó que “por fortuna el hurto de los equipos móviles es uno de los delitos que más se denuncia en el país por el orden de un 95 a 97% y por esta razón necesitamos trabajar con todas las autoridades de la mano y en la misma dirección, es decir, empresas de telefonía celular, ministerio de las TIC, la Fiscalía y la Policía, compartiendo las bases de datos y que podamos tener acceso en tiempo real a la información para bloquear rápidamente los teléfonos hurtados y que el Imei de esos equipos sea destruido y que no pueda volver a utilizarse”.

De otro lado, señaló que de acuerdo con el Sistema de Información Estadístico, Delincuencial y Operativo de la Policía (Siedco) los días martes, miércoles, viernes y sábado, registran los más altos índices del hurto de celulares a través del atraco, el factor de oportunidad, el cosquilleo, el raponazo,  por engaño, por uso de sustancias tóxicas, entre ellas la escopolamina, el rompimiento de vidrios de residencias y vehículos, entre otras modalidades criminales.

El oficial explicó que este fenómeno delictivo registra una importante disminución gracias al trabajo de las Policías de Cali, Valle del Cauca; en Bogotá, en Cundinamarca; en Barranquilla, Bucaramanga, Cúcuta, Cartagena, Villavicencio y Pasto, entre otras ciudades y departamentos.

Acotó que los equipos de telefonía móvil más hurtados en el país son: Samsung, en primer lugar, seguido por Huawei, Motorola, Iphone, Xiaomi, Apple y Alcatel.

Agregó el director de Seguridad Ciudadana de la Policía, el general Jorge Luís Vargas Valencia, le expresó a este Diario, que los criminales sin empleo de armas de fuego hurtaron  62.573 teléfonos; con armas de fuego, 25.312; con armas blancas o cortopunzantes 34.043; con armas contundentes 5.241; con palancas 2.703 y con escopolamina 903;  con llaves maestras 321 aparatos; con armas  u otros elementos no reportados 253 y otros 1.467, entre otras acciones delictivas. /El Nuevo Siglo

También podría gustarte