Centros de buceo están en ´UCI´

743

Son 20 centros de buceo que se han visto afectados por el cierre de sus negocios producto de la pandemia Covid-19 y más de 240 empleos perdidos.

Tras permanecer cerrados desde poco antes de que iniciara la cuarentena en todo el país el pasado mes de marzo, los centros de buceo de la ciudad de Santa Marta han venido enfrentando una dura crisis económica que los tiene a punto de cerrar de manera definitiva sus negocios.

Y es que la coyuntura producto de la pandemia Covid-19 además de afectarlos de manera económica, ha paralizado completamente sus operaciones marítimas, por lo que desde el pasado 17 de marzo no han podido zarpar, del mismo modo, la falta de extranjeros en la ciudad ha sido un duro golpe para la actividad que subsiste en un 60 por ciento del turismo.

Sumado a eso y tras completar más de tres meses sin abrir sus puertas al público, los centros de buceo se han visto en la penosa decisión de liquidar los contratos de sus empleadores directos e indirectos, los cuales han sido hasta la fecha más de 140, esto según Lina Roco, bióloga y propietaria del centro de buceo Atlántida.

“Somos 16 centros de buceo agremiados, más cuatro empresas que no lo están, así que somos unos 20 centros en Santa Marta, quienes en promedio manejaban cinco empleados, estamos hablando de 100 empleados y adicional a eso manejábamos entre 5 y 7 empleos indirectos, estamos hablando de 140 personas más, es decir, alrededor de 240 personas están desempleadas hoy en día. A nivel país se hizo un cálculo de 510 empleos perdidos, porque todas estamos en la misma situación, no es que seamos un gremio inmenso, pero si puede generar un efecto en cadena importante y el tema es el problema es el tema de la recuperación”, precisó la bióloga.

Asimismo, Roco, asegura que esta lamentable situación de desempleo que se generó en este sector económico de Santa Marta, se debe en su gran mayoría a que las medidas y alivios que el Gobierno Nacional emitió no acobijan a los centros de buceo.

“En la mayoría de las medidas que el gobierno ha emitido no cabemos, y esto se repite a lo largo de todo el país, esto ha hecho que tengamos que tomar decisiones drásticas, por ejemplo primero los alivios financiero listo, nos corrieron los créditos, pero por ejemplo lo del subsidio a la nómina, ningún centro de buceo de Santa Marta aplicó por el tamaño de las empresas, porque son pequeñas empresas y sumado a eso el subsidio llegó tardísimo, después de tu tener el 0% de ingresos, por lo que se pasó de un día de ser solvente a no tener ingreso, es muy duro de planificar”, indicó Roco.

NO EXISTEN PARA EL GOBIERNO

Pero además de tener que enfrentar un panorama incierto, lo centros de buceo aseguran que existe un desconocimiento por parte de los gobiernos, quienes hasta la fecha no han emitido políticas ni estrategias claras sobre la  reactivación del turismo ni la actividad económica que representan.

“Empresas como la nuestra hacemos todos los pagos a principio de mes, así que a principio de marzo hicimos todos los pagos, por lo que  entrada la declaratoria de emergencia  a nosotros nos cogió en cero, entonces uno tiene que responder con empleados, con arriendos, servicios, el arriendo donde tenemos los botes, pagar facturas, sumado a eso que muchos estamos en estratos costosos porque tenemos que estar en zonas turísticas y eso hace que no nos metieron dentro de los alivios a las facturas, por lo que nos empezaron a cortar servicios de internet, de teléfono, empezaron a molestar los del agua, los de la luz y eso nos complicó muchísimo más la situación, nos dimos cuenta que para el gobierno no existimos como actividad”, indicó la dueña del  centro de buceo Atlántida.

Sin embargo, pese al desconocimiento del Gobierno Nacional, la situación trajo unidad entre las agremiaciones de Santa Andrés, Cartagena, entre otras, quienes a través de una mesa de trabajado han empezado a producir los protocolos de bioseguridad para la actividad.

 “Esto lo hicimos antes de que el gobierno se le ocurriera algo que no iba a ser lógico para lo que nosotros hacemos, es así como el estado no solicitó que hiciéramos un video en donde expliquemos cómo funcionaría un protocolo de bioseguridad en nuestra industria y con eso capacitar tanto a los Ministerio de Salud como a los funcionarios que nos evaluarían bajo lo que realmente, porque nuestra actividad es muy estandarizada por los organismos internacionales, entonces por eso nos centramos en eso, precisó la bióloga.

UN GOLPE DURO PARA LA CAPITAL DEL BUCEO

De acuerdo con la dueña del centro de buceo Atlántida, uno de los golpes más duros para la industria es ver sus sueños de posicionar a Santa Marta como la capital del buceo derrumbarse producto de la llegada de la pandemia y del poco apoyo que han recibido por parte del gobierno local y nacional.

“Estábamos empezando impulsar a Santa Marta como capital del buceo ,hicimos semejante lanzamiento, estábamos posicionándonos a nivel internacional con muchas fuerzas, para que los 15 días Todo se fuera al caño, porque llegó la pandemia, eso fue muy triste, porque nos va a tocar volver a empezar en ese tema y el problema va a ser la generación de confianza en los usuarios, por ejemplo llegan los buzos y dicen quiero bucear, ¿pero en quién voy a confiar?, tenemos que empezar a lanzarnos como destino de capital de buceo  de nuevo pero ahora nos toca formarnos también como destino obvio seguro para la actividad”, concluyó Lina Roco.

También podría gustarte