Congresistas buscan salvar proyecto de la renta básica

20

El Gobierno nacional ha venido entregando importantes recursos durante la cuarentena a través de subsidios para ayudar a las poblaciones más pobres, que han tenido dificultades para obtener dinero por el aislamiento obligatorio.

A pesar que la legislatura finalizó el pasado sábado y que la tercera se iniciará el próximo 20 de julio, algunos senadores de la Comisión Tercera tienen previsto esta semana seguir trabajando para alcanzar consenso acerca del proyecto de renta básica, que busca beneficiar con cinco mensualidades monetarias a cerca de 9 millones de familias pobres y vulnerables especialmente afectadas por la crisis de la pandemia.

El senador Iván Marulanda, Partido Alianza Verde, indicó en un comunicado que “el objetivo de 54 senadores que presentamos el proyecto sobre renta básica de emergencia es obtener, cuanto antes, transferencias monetarias para 9 millones de familias pobres y vulnerables que soportan indefensas el confinamiento y la pérdida de sus ingresos como consecuencia de la pandemia”.

El Gobierno nacional ha venido entregando importantes recursos durante la cuarentena a través de subsidios para ayudar a las poblaciones más pobres, que han tenido dificultades para obtener dinero por el aislamiento obligatorio.

Se han girado más de $300.000 millones para los 2.660.000 hogares de Familias en Acción; más de 204.000 de Jóvenes en Acción tuvieron un giro adicional; y 1.500.000 adultos del programa Colombia Mayor. También se dispuso un ingreso solidario para 3 millones de familias.

Se tiene previsto que la cuarentena finalizará el próximo 1º de julio, cuando si bien cesarán las restricciones a la movilidad de los ciudadanos y la mayoría de los sectores económicos podrán operar, la crisis ya ha dejado un desempleo que frisa el 20% y miles de familias ilíquidas.

Por ello, el proyecto de renta básica busca en este momento ayudar con recursos públicos a 9 millones de familias en estado crítico.

Se radicaron dos iniciativas sobre renta básica de emergencia, una de la bancada del Partido Liberal y otra del Polo Democrático, la Alianza Verde y la Coalición Lista de La Decencia, las cuales fueron acumuladas porque tienen el mismo propósito.

El pasado viernes se reunió la Comisión Tercera del Senado para el primer debate de la renta básica de emergencia. Se presentaron dos ponencias, una que apoya el texto tal como está y otra que propone modificaciones.

Como consecuencia se nombraron conciliadores a los senadores Iván Marulanda y Germán Hoyos, por el grupo que apoya el proyecto, así como a sus homólogos Efraín Cepeda y Ciro Ramírez, del sector que pide ajustes, con la intención de lograr consenso para que la iniciativa sea aprobada sin dificultades a partir del 20 de julio próximo, cuando el Parlamento retornará a sesiones.

Se trabaja en lograr consenso sobre los siguientes puntos: que el programa de emergencia atienda a 9 millones de familias; que se entregue a cada hogar transferencias durante 5 meses, en el primero un valor equivalente a un salario mínimo; en el segundo mes el 80% de un salario mínimo; en el tercer mes el 50% de un salario mínimo; en el cuarto mes el 40% de un salario mínimo, y en el quinto mes el 30% de un salario mínimo.

Un tercer punto, por medio del cual se busca llegar a un consenso, es que para mayor agilidad las transferencias monetarias se distribuyan a través de los programas ya establecidos de Familias en Acción e Ingreso Solidario.

El senador Marulanda explicó que el total de los desembolsos a los hogares conforme a esta propuesta sería de $23,7 billones, pero como los programas vigentes tienen presupuesto por $5,3 billones, el monto neto del programa de emergencia es de $18,3 billones.

Por el momento, explicó Marulanda, hubo acuerdo sobre el número de 9 millones de hogares y que las transferencias sean durante 5 meses, con desembolsos que van de mayor a menor porcentaje de un salario mínimo.

LAS PONENCIAS

Algunas de las diferencias que hay sobre este proyecto es que mientras que la ponencia de los 52 senadores unifica y aumenta las transferencias de Ingreso Solidario, Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Colombia Mayor y devolución del IVA, e incluye a los trabajadores de micronegocios durante el tiempo que dure la emergencia; la ponencia de los parlamentarios que piden ajustes aumenta el monto de las transferencias de Ingreso Solidario y Colombia Mayor, y deja intactos los demás.

Además, la ponencia de los 52 senadores propone $877.000 de renta durante 3 meses prorrogables; mientras que la ponencia de los parlamentarios que piden ajuste a la iniciativa plantea $320.000 para Ingreso Solidario; hasta $200.000 para hogares priorizados de Colombia Mayor y deja iguales los montos de los demás programas, a partir de la entrada en vigencia de la ley hasta finalizar el 2020.

También podría gustarte