A la cárcel madre y padrastro por muerte de un menor de 23 meses

594

La captura de los indiciados, quienes se encontraban bajo efectos del licor tras celebrar el Día del Padre, se llevó a cabo el domingo a las 8:30 de la noche, en la calle 20 con carrera 24, en el sur de Ciénaga.

Un juez de control de garantías de Santa Marta cobijó con medida intramural a la pareja de esposos Neyda Luz Fernández y Kevin Alberto Peñaranda, señalados de ser los presuntos responsables del asesinato de un menor de 23 meses de nacido, quien venía siendo maltratado y torturado.

La Fiscalía General de la Nación presentó en la audiencia de imputación de cargos el material probatorio recaudado y los análisis de Medicina Legal que confirmaron golpes en varias partes del cuerpo del bebé. El juez escuchó los argumentos del fiscal del caso  y ordenó a los dos capturados permanecer en una cárcel, luego que se les imputara el delito de homicidio agravado.

El lamentable hecho se produjo en la segunda capital del Magdalena, y de acuerdo a la información de las autoridades la captura de los indiciados, quienes se encontraban bajo efectos del licor tras celebrar el Día del Padre, se llevó a cabo el domingo a las 8:30 de la noche, en la calle 20 con carrera 24, en el sur de Ciénaga, donde Fernández y Peñaranda fueron interceptados por los criminalistas cuando al verse cercados, se ocultaron en una llantería.

Según se conoció, la pareja llevó al infante a la urgencia del Hospital San Cristóbal de Ciénaga, abandonándolo mientras los médicos intentaban salvar su vida, por lo que con sus descripciones físicas fueron perseguidos por los investigadores del CTI, tras ser notificados del suceso.

De acuerdo con la información entregada por las autoridades, el menor tenía marcas de ataduras en los tobillos y en el cuello, además de un mordisco en un brazo, golpes y una aparente quemadura  de cigarrillo en el talón de un pie.

Por su parte, el ente judicial pidió a las autoridades de salud y penitenciaras revisar el estado de salud de los judicializados, esto para garantizar que estén en buenas condiciones antes de ser trasladados a la cárcel Rodrigo de Bastidas de Santa Marta.

También podría gustarte