Rechazan propuesta de retorno de los niños a los hogares de bienestar

224

Madres comunitarias, agentes educativos y padres de familia, están en desacuerdo con posible regreso de los niños a los hogares de bienestar, debido a que no cuentan con los protocolos de bioseguridad adecuados para la atención de los menores de cinco años.

Por:
EMILY
BUSTAMANTE NÚÑEZ

En el departamento del Magdalena consideran impertinente y riesgosa, la propuesta del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, de un posible retorno a la atención presencial en los servicios de primera infancia, debido a que el Covid-19 sigue causando estragos y, la mayoría de los hogares no cumplen a cabalidad con los protocolos de bioseguridad.

La madre comunitaria y líder sindical en Santa Marta, Margarita Gulfo, señaló que “no podemos recibir a los niños porque es ponerlos en riesgo a ellos y a nosotras, ni los universitarios van a regresar a clases presenciales ahora ellos que están pequeños. No contamos con agua en Santa Marta, la red hospitalaria es pésima, es un peligro que los niños regresen”.

Por su parte, la agente educativa de uno de los hogares de bienestar en el Distrito, Melissa Peña, sostuvo que “pienso que es impertinente pensar en eso porque no sabemos cómo están los niños y sus familias, debido a que no solo pensamos en nosotros sino en ellos; con esa propuesta se le está vulnerando los derechos a la salud de los pequeños. El Icbf nos envió una encuesta para los padres de familia y los niños más grande opinen sobre la situación a través videollamadas”.

Agregó que “en cuanto a los protocolos no se van a dar, el Icbf pinta el panorama con colores pero en la realidad eso es mentira. La infraestructura es pequeña y no podríamos cumplir con el distanciamiento, la realidad es que no estamos acordé al regreso de 30 niños en una sala”.

En el municipio de Ciénaga, la madre comunitaria Adalgiza Molina, indicó que “es muy difícil está situación con el Coronavirus, por lo tanto, nosotras de trabajar lo estamos haciendo, pero recibir a los niños es arriesgarlos a ellos y a nosotras, las familias, pienso que este año se debe terminar así como venimos trabajando y ya el otro años si mirar cómo se organiza ese regreso o todo depende de lo que suceda con la pandemia”.

LOS PADRES DE FAMILIA

Diana Santiago, madre de dos menores que están el Hogar de Los Almendros, dijo que “mis hijos no vuelven a ir al bienestar porque es poner en riesgo su salud, nosotros hemos estado todo este tiempo en cuarentena y gracias a Dios estamos bien, agradecemos a los profesores por las actividades que hacemos cada semana y el acompañamiento, pero pensar en llevarlos al hogar de manera presencial es ilógico”.

Asimismo, Felipe Luna, padre de dos niños en el Hogar El Carmen, manifestó que “mis niños no volverán al hogar y prefiero que pierdan el cupo, primero es la salud de ellos y nuestra familia, dependiendo cómo este la situación el otro año vemos si los mandamos”.

PROPUESTA DEL ICBF

La propuesta del Icbf para el retorno a la atención presencial contempla cuatro fases que concluirían en septiembre con la apertura gradual de las unidades de servicio, siempre y cuando el regreso sea una decisión en familia, local, informada y participativa, con protocolos de bioseguridad y que responda al propósito de potenciar el desarrollo integral de niñas y niños.

Para las participantes expertas como Sandra Durán Chiappe, licenciada en Educación Preescolar; Astrid Cáceres Cárdenas y Luisa Moyano del Ministerio de Salud, parte del éxito de este proceso de apertura está centrado en que no va a ser una imposición, sino una decisión en familia, brindándole a los niños y niñas mayores elementos para que comprendan la transformación del relacionamiento generado por la misma pandemia.

Por su parte, el director de Primera Infancia del Ministerio de Educación, Jaime Vizcaíno, resaltó elementos de la propuesta como ser un proceso consensuado y voluntario de las familias, previo al análisis de las condiciones del territorio, del comportamiento de la enfermedad a nivel local para lo cual presentó el ejemplo de 500 municipios donde no hay casos de contagio y que podrían contar con el servicio presencial.

De igual forma, Yahadira Becerra de un Hogar Fami en Risaralda se mostró en desacuerdo con el retorno a las unidades de servicio; así como la madre comunitaria del Amazonas, Gloria Elvia Gómez, quien insistió en que se debe salvaguardar la vida de los niños y niñas, mientras que Diana Peláez como operadora en Atlántico sostuvo que se debe volver al entorno educativo así como lo planteó Janeth Lozano, agente educativa de Norte de Santander, sobre la urgencia de reactivar los servicios presenciales en las unidades. Para el licenciado en Pedagogía Infantil del Cabildo Indígena de Jambaló en Cauca, Carlos Andrés Betancurt, existe la disposición de retornar a las unidades de servicio, evaluando los riesgos y contando con el protocolo para el regreso.

La Consejera de Niñez y Adolescencia, Carolina Salgado, quien calificó de valioso el diálogo donde se escucharon diferentes puntos de vista y desde los territorios. Reiteró que el retorno progresivo es una opción y deben revisarse las condiciones de cada uno de los servicios que presta el Icbf.

Lina Arbeláez extendió la invitación a todos los participantes para continuar con este ejercicio de análisis de la reapertura de las unidades de servicio del Icbf. “Los niños y niñas están en el centro del Estado, la familia y la sociedad y su bienestar es prioridad”, puntualizó.

También podría gustarte