El general Naranjo

41

Me decepcionó el general Óscar Naranjo que nos presentaron en la serie de TV. Si bien se anunció como una descripción de su vida, basada en el libro de Julio Sánchez Cristo, la versión que salió al aire transmitida no tiene nada que ver con la conversación entre los dos que habíamos leído. La ficción no solo llevó a sus productores a desfigurar la realidad sino a calumniar e irrespetar a personajes de la vida real disfrazados con otros nombres. Hubo desaciertos, por lo general. Dizque el presidente de la República de la época no actuaba conscientemente cuando fue el mismo quien en la vida real y, en pleno uso de sus facultades, revivió al tratado de extradición y en pocas horas extraditó al narcotraficante Carlos Ledher a quien recientemente acaban de enviar a Alemania después de purgar su pena. ¿Y qué decir de las negociaciones con el M-19 que él dirigió? ¿Fueron propias de un enfermo?

Para presentarlo como el general de las mil batallas lo muestran como el héroe del Palacio de Justicia, cuando no tuvo ninguna ingerencia en la retoma.

¿Y qué tal la DEA, cuyos miembros aparecen en la serie departiendo con cabecillas del Cartel de Cali? Dicen que es ficción pero jamás la ficción puede servir para calumniar a las personas. No pueden poner como asesinos, basados en el argumento de la ficción, a personas inocentes. Cómo así que el general Naranjo dijo que no tuvo nada que ver con lo que se ha emitido. Entonces ¿cómo permitió que utilizaran su nombre como protagonista? Su nombre ¿para qué?  ¿Para vender? ¿Dónde están allí los generales y soldados que si fueron claves? Está bien que Bolívar no intervenga en una serie sobre su vida y su figura porque él no puede hacerlo porque no está, y tampoco Manuelita Saenz y las Ibáñez, pero ¿cómo puede darse ese lujo alguien que hoy vive y goza de buena salud, actuando como el avestruz, y diciendo que se hizo a sus espaldas?

No general Naranjo, a otro cabo con ese hueso. (Tomado de El Espectador)

*Abogado*Historiador*Escritor

También podría gustarte