´Virus Asesino´ sigue matando gente en Brasil

29

Los contagios y muertes por coronavirus siguen aumentando en Brasil, donde varios estados mantienen sus planes de reabrir la economía pese al consejo de especialistas.

Brasil registró 39.436 casos nuevos de la enfermedad y 1.374 decesos, el segundo día con más registros en ambas listas desde que empezó la pandemia.

El país, de 212 millones de habitantes, acumula 52.645 muertes y más de 1.145.000 contagios, superado solo por Estados Unidos.

“La curva brasileña sigue en fuerte ascenso. Todavía estamos en la primera ola, con casos confirmados y número de decesos que crecen de forma exacerbada”, apunta el investigador Domingos Alves, miembro del grupo científico Covid-19 Brasil y jefe del Laboratorio de Inteligencia en Salud (LIS) de la Universidad de Sao Paulo (USP).

El virus avanza a ritmos diferentes según la región de este país de dimensiones continentales.

Pero también ha encontrado respuestas dispares, por la división política del país.

Desde el inicio de la pandemia, el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro consideró las medidas de aislamiento social adoptadas por los estados para frenarla como un “remedio peor que la enfermedad” debido a su impacto económico, y atribuye a alcaldes y gobernadores las pérdidas humanas y económicas de la crisis.

Estados como Sao Paulo (con más de 13.000 muertos) y Rio de Janeiro (más de 9.000), donde la enfermedad llegó primero, registraron respectivamente 434 y 220 muertos por covid-19 en las últimas 24 horas hasta el martes por la noche y encabezan la lista tanto de contagios notificados como de decesos.

Pero las capitales homónimas de esos dos estados iniciaron un proceso gradual de reapertura económica, después de más de dos meses de una cuarentena “tibia”, que restringió las actividades comerciales pero no obligó a las personas a quedarse en sus casas.

Contiguo a Sao Paulo y Rio, el estado de Minas Gerais no descarta imponer un ‘lockdown’ para contener la escalada de casos y evitar el colapso del sistema de salud, tras una flexibilización del aislamiento social que llevó al estado a registrar un récord de 51 muertes en 24 horas.

En la región sur, que acaba de entrar en el invierno austral, la situación también empieza a agravarse. En Curitiba, capital del estado de Paraná, las autoridades advierten que el sistema de salud podría colapsar si la población no colabora.

Por su parte Manaos, capital del estado de Amazonas que vio su sistema de salud colapsado en mayo, cerró su hospital de campaña esta semana, y registró apenas ocho muertos por covid-19 en las últimas 24 horas.

También podría gustarte