‘Compraron pechugas de pollo a $40 mil’: Contralor

342

‘No vamos a dejar que se sigan robando los recursos para la alimentación de los niños y niñas del país’, dijo enfáticamente el Contralor Edgardo Maya Villazón.

 

Igualmente se adquirieron 2.800 kilos de canela por $39 millones, que nunca llegaron a las escuelas y se compraron 2 millones 600 mil panes, a $400 cada uno, y no se entregaron todos.

 

 

 

El Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, rindió  cuentas de su Tercer Año de Gestión, entregando lo que llamó una cantidad de satisfactorios resultados en la lucha contra la corrupción, que incluyen nuevos golpes a quienes pretenden apropiarse de los recursos del Programa de Alimentación Escolar (PAE).

Dio cuenta también una reveladora evaluación sobre el control interno de las entidades públicas y presentó un completo balance de los logros de la Contraloría, en materia de hallazgos, procesos fiscales y recuperaciones.

El acto de Rendición de Cuentas sirvió de marco para conocer lo que puede ser otro escandaloso  robo de los alimentos que reciben los niños beneficiados por el Programa de Alimentación Escolar (PAE), esta vez en Cartagena.

El Alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque Vásquez, que hoy se encuentra bajo medida de aseguramiento, contrató de manera directa $23.427 millones, en una situación abiertamente irregular. En los contratos se encontraron pechugas de pollo a 40 mil pesos, que en otros meses el contratista facturaba a $7 mil pesos.

También se detectó que el contratista del PAE en Cartagena, para el primer semestre de 2016, adquirió 2.824 kilos de canela, por más de $39 millones de pesos y el producto no figura en las actas de entrega de ninguna de las instituciones educativas.

Y aún más, compraron 2 millones 600 mil panes, a $400 pesos cada uno, pero de los cuales solo entregaron 1 millón 500 mil raciones, “¿Qué se hizo el otro millón de panes?”, se preguntó el Contralor al revelar este caso.

Reveladores estudios sobre el SGP y las Leyes de Víctimas y de Justicia y Paz, se cuentan también entre los logros del organismo de control en el tercer año de gestión del Contralor Edgardo Maya Villazón. Con ello se consolida el nuevo modelo de control fiscal, al tiempo que se han empezado a utilizar nuevas técnicas de procesamiento de datos para descubrir posibles actos de corrupción.

 

 “No hay derecho a que después de los malos manejos que venimos denunciando desde 2015, en las auditorías de 2017 se hayan repetido las irregularidades”, se lamentó Maya Villazón.

La Contraloría evidenció que durante 2016, más de 32 millones de raciones se habrían dejado de entregar, por demoras en la contratación y en la ejecución de los recursos. Mediante Actuación Especial de Fiscalización, se establecieron hallazgos fiscales por un total de  $32.951 millones.

Según Maya Villazón, “Puede que sea difícil ser optimista cuando todas las semanas aparecen nuevos escándalos, pero podemos estar viviendo el comienzo de una era en la que ya no se tolerará más la corrupción. Lo importante es que la corrupción comienza a ser castigada como nunca antes y esos castigos deben servir como ejemplo”.

El Contralor Edgardo Maya le aseguró al país que mientras sea titular de ese órgano de control no permitirá que los corruptos se roben los recursos de la comida de los niños colombianos.

 

Los principales puntos de la intervención del Contralor Edgardo Maya Villazón, en la Rendición de Cuentas de su Tercer Año de Gestión,  se resumen de la siguiente manera:

 

PROCESOS FISCALES

La Contraloría General de la República  ha proferidos 229 fallos de responsabilidad fiscal por $224.607 millones.

Se logró el resarcimiento del daño causado al patrimonio público por valor de $131.229 millones, en desarrollo de 275 actuaciones procesales.

Y se iniciaron 350 procesos de cobro coactivo por valor de $367.677 millones, obteniendo hasta ahora, un recaudo de $51.572 millones.

Además, se lograron beneficios del control fiscal por $155.233 millones, por ahorro –erogación dejada de hacer- y recuperación de recursos, entre enero de 2016 y octubre de 2017.

El fallo más cuantioso, por $47.425 millones, se dio contra ex directivos de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos de Bogotá (UAESP), los Concesionarios y la  Sociedad Fiduciaria Bancolombia.

La Contraloría General de la República  verificó que con recursos públicos de tarifas de aseo, ex Directivos de la UAESP celebraron contratos entre 2008 y 2011 para financiar actividades que no guardaron ninguna relación con la prestación del servicio de aseo o que guardando relación correspondían a actividades ya concesionadas a los operadores del servicio de recolección, barrido y limpieza, y al operador del relleno Doña Juana.

 

SE CONSTITUYÓ COMO VÍCTIMA

La Contraloría actualmente actúa como Parte Civil y/o Víctima en 135 procesos penales por delitos contra la Administración Pública. Entre otros casos significativos como Odebrecht, Reficar y los procesos adelantados contra aforados ante la Corte Suprema de Justicia. En principio se obtendrá resarcimiento al patrimonio del Estado en cuantía aproximada de $51.104 millones.

 

RECUPERANDO LA PLATA ROBADA

La Contraloría está recuperando la plata de la corrupción. Por cada peso invertido en la entidad recupera $128.

Se ha logrado recaudar en los primeros 35 meses de la administración del Contralor Maya Villazón (a 31 de agosto de 2017), $221.847 millones. Lo que equivale a recuperar cada día 340 millones de pesos, monto que cuadruplica los $68.832 millones de pesos recaudados en los 48 meses de la anterior Contraloría.

 

TRES CASOS

La Contraloría General está dando una dura pelea para lograr el pago de $1,4 billones por parte de Saludcoop; de $174 mil millones por parte de Conalvías por los daños en la construcción de la Troncal de Transmilenio de la calle 26 de Bogotá; y de los $47 mil millones contra ex directivos de la UAESP de Bogotá.

“En estos casos no solo apelamos la decisión de los jueces si no que en caso de que sea necesario iremos a la Corte Constitucional para exigir que no se relegue al último puesto al Estado en el orden de prioridades de pago de los acreedores”, resaltó el Contralor.

 

RESULTADOS Y HALLAZGOS

En 2016, con las auditorías, la Contraloría cubrió el 81,7% de los recursos públicos que se administran, para un total de $488,8 billones auditados. En 2017 se auditaron 85% de los recursos para $548 billones auditados.

De las actuaciones de vigilancia y control fiscal realizadas durante el segundo semestre de 2016 y primer semestre de 2017, se obtuvieron 6.511 Hallazgos Administrativos (2525 con incidencia disciplinaria, 193 de carácter penal y 937 fiscales), que alcanzaron $9,7 billones en su cuantificación.

 

LOS CASOS MÁS EMBLEMÁTICOS

Son muchos los hallazgos o aperturas de procesos fiscales que la Contraloría General ha hecho este año.

*Está el caso de Electricaribe, que utilizó recursos estatales ($78.500 millones) que debían subsidiar a los más pobres para reducir sus pérdidas.

*Recursos de los enfermos mentales más pobres: malos manejos en Sucre (pagos suscritos directamente por el Gobernador de la época, Julio César Guerra Tulena, a favor de dos IPS,  generaron un detrimento patrimonial por más de $2 mil millones de pesos).

Por hechos similares que se presentaron durante las vigencias 2014 y 2015, la Contraloría adelanta en la actualidad 12 procesos de responsabilidad fiscal en cuantía de $4.841 millones de pesos, que se encuentran próximos a imputación, y sobre los cuales ya se han tomado medidas cautelares.

*Cartel de la hemofilia en Córdoba: hay abierto un proceso de responsabilidad fiscal por $50.000 millones contra exgobernador Lyons.

Y se acaba de abrir, un Proceso de Responsabilidad Fiscal en cuantía superior a los $1.525 millones de pesos relacionado nuevamente con el pago irregular de tratamientos para pacientes diagnosticados con hemofilia.

A pesar de que ya se conocían los resultados de la auditoría realizada durante la vigencia 2015 y 2016, la Gobernación de Córdoba volvió a incurrir en la irregularidad, esta vez bajo la administración de Edwin Besaile.

*Caso Odebrecht: Detrimento de $135.805 millones en crédito del Banco Agrario a Navelena, de propiedad de la empresa brasileña.

*Banco Agrario: Detrimento por compra de libranzas a Estraval.

*Bioenergy, un negocio de Ecopetrol en el que el costo se duplicó y la tasa interna de retorno se redujo de 13,3% a 1,2% (la CGR estableció 10 hallazgos de alcance fiscal por valor de $709.342 millones de pesos).

*Agencia Nacional de Infraestructura: presunto detrimento patrimonial por $218.000 millones en Autopistas del Café.

 

REFICAR: HALLAZGOS POR $8,5 BILLONES.

La Contraloría General de la República abrió un proceso de responsabilidad fiscal por 6.080 millones de dólares, que equivale a 17 billones de pesos, a raíz del daño patrimonial que se pudo dar en la modernización de la Refinería de Cartagena, Reficar. Fueron llamados a versión libre expresidentes de Ecopetrol y Reficar, miembros de las juntas directivas de ambas empresas, funcionarios de Reficar y empresas contratistas.

 

REGALÍAS DISPERSAS

Al cierre del 2016 quedó un saldo de regalías sin ejecutar de $10,7 billones. La cifra es bien significativa. Es superior a los $6 billones que espera recaudar el Gobierno en 2017 con la última Reforma Tributaria.

Durante el bienio 2015-2016, las auditorías adelantadas por la Contraloría de Regalías arrojaron 657 hallazgos con presunta incidencia fiscal por un valor de $496.002 millones. 

 

ELEFANTES BLANCOS

Auditorías a las regalías arrojaron hallazgos fiscales por $238.809 millones. Algunos de los casos más representativos se dan en el  Meta, $166.000 millones en obras inconclusas o terminadas pero que no prestan ningún servicio, como la Plaza de mercado de Acacias; Infraestructura educativa en la Macarena; Centro de Atención Hospitalario de la Uribe (no se contempló conexión al sistema eléctrico); Llanopetrol (no se está construyendo la refinería) y Acueducto de Villavicencio (el contratista abandonó la obra de $60.000 millones).

 

EFECTIVA ALIANZA CON LA FISCALÍA Y LA PROCURADURÍA

Las auditorías de la Contraloría General de la República han servido de soporte para que la Fiscalía y la Procuraduría consoliden a gran velocidad sus propias investigaciones. El caso del llamado cartel de la Toga tuvo su origen en una grabación que se hace en Estados Unidos, donde estaba el exgobernador Alejandro Lyons huyendo, entre otras, del proceso por el cartel de la hemofilia que le inició la Contraloría General y que luego fue asumido en lo penal por la Fiscalía.

 

DENUNCIAS CIUDADANAS

 La información suministrada por 213 ciudadanos que denunciaron ante la Contraloría permitió generar 358 hallazgos o beneficios, en el nivel central. Asimismo, un número aún mayor de denuncias, permitieron 738 hallazgos más en las gerencias departamentales. Estas denuncias contribuyeron a establecer hallazgos fiscales y beneficios de auditoría por $712.105 millones

 

NUEVA UNIDAD PARA EL POSCONFLICTO

Creada en mayo de 2017, con esta Unidad la CGR jugará un papel significativo en la verificación del buen uso de los recursos asignados para la paz.

Ya se tiene toda la estructura de la nueva unidad y en los próximos días comenzará a funcionar.

 

También podría gustarte