Más de 354 entidades del estado no pasaron el examen presupuestal

253

El presidente de la Comisión Legal de Cuentas de la Cámara de Representantes, Heriberto Sanabria, aseguró que más de 20 entidades del Estado no pueden cerrar su año contable por no cumplir con los principios contables de la nación.

“Más de 354 entidades del Estado no pasaron el examen en su ejercicio presupuestal, tienen dictamen negativo, con abstenciones o con observaciones, por lo que recomendamos a la plenaria no fenecer la Cuenta General del Tesoro de la Nación y por consiguiente vamos a trasladar copia a la Fiscalía, a la Contraloría y a la Procuraduría para que investigue a los responsables de estas entidades”, dijo Sanabria.

Según comentó el legislador, entre las entidades que no pasaron el examen están Invias, Reficar, Dian, Fonade, Sena, Unidad Nacional de Víctimas y Ministerio de Justicia. “Son entidades que deberían dar ejemplo en su manejo presupuestal, no es posible que con esos manejos el Gobierno Nacional pretenda ingresar a la Ocde”, afirmó el representante Sanabria.

Y agregó que estas entidades no cumplen los protocolos fiscales por lo que “año tras año vienen siendo rajadas por una abstención. Aquí ya tiene que actuar la Fiscalía porque podemos estar siendo testigos de un prevaricato por omisión por no cumplir las normas contables”.

Según el artículo 178 de la Constitución Política de Colombia, la Cámara de Representantes tiene la obligación de fenecer la Cuenta General del Presupuesto del Tesoro que se presenta al Contralor General. Es decir, que avala el desempeño administrativo, financiero, presupuestal y contable de las entidades nacionales.

“Cuando se observa inconsistencia en las cifras reflejadas en los estados financieros de las entidades, o cuando estas obtienen dictamen negativo o de abstención que impactan la razonabilidad del balance General de la Nación, se concluye que estos hechos justifican el no fenecimiento de la cuenta”, asegura un comunicado expedido por la Comisión Legal de Cuentas del Congreso de la República.

Según el mismo documento, un dictamen con adversidad o negación implica que “los estados financieros no están de acuerdo con los principios de contabilidad y las desviaciones son de grado importante”. Bogotá Colprensa.

 

También podría gustarte