Sinfónica Distrital: transformando a Santa Marta

307

Los talleres de Sinfónica se dictan de manera gratuita en la Institución Educativa Normal Superior ‘María Auxiliadora’.

 

Al frente de esta tarea se designó al músico y maestro Massimiliano Agelao cuya hoja de vida y experiencia lo convierten en la persona ideal para enseñar música a los niños y jóvenes.

 

Teniendo claro que la música es un agente de cambio a través del cual se transmiten valores, la Alcaldía Distrital de Santa Marta por medio de la Secretaría de Cultura puso en marcha el fortalecimiento de la Orquesta Sinfónica Juvenil del Distrito.

Esta surge como un componente de la Estrategia de Formación Artística y Cultural -EFAC- que ha logrado la tarea de unir las comunidades a través del arte y la cultura. Los niños y jóvenes que la integran están listos para hacer sus primeras presentaciones.

Al frente de esta tarea se designó al músico y maestro Massimiliano Agelao cuya hoja de vida y experiencia lo convierten en la persona ideal para transmitir a los niños y jóvenes la música como herramienta de transformación personal.

Los talleres de Sinfónica se dictan de manera gratuita en la Institución Educativa Normal Superior ‘María Auxiliadora’ de 2:00 a 5:00 de la tarde, con la colaboración de siete instructores, más el director enseñan a los niños a leer e interpretar música.

 

PEDAGOGÍA

A las clases asiste un total de 60 niños, y hay 20 que tocan en la orquesta según lo manifestó el maestro Massimiliano Agelao, quien a su vez se declara sorprendido por el talento y la rapidez con la que los niños y jóvenes samarios absorben el conocimiento.

Los instructores dividen los grupos así: violines, segundos, viola, contrabajo y uno se encarga de los niños más pequeños.

Finalmente es el maestro y director quien une el trabajo de todos y convierte cada parte en una pieza magistral, y para comprobarlo la orquesta tendrá su primera presentación  hoy jueves 23 de noviembre en el Colegio Liceo Samario a las 2:00 de la tarde.

Para los niños más pequeños, entre los seis y ocho años se utiliza el método de la imitación para el aprendizaje, los docentes enseñan a los menores como interpretar las piezas y después de media hora de clases, sentados uno frente a otro, uno de los compañeros interpreta y el otro corrige, esto hace que no quieran cometer los errores de sus compañeros.

A las clases asiste un total de 60 niños, y hay 20 que tocan en la Orquesta Sinfónica, según lo expresó el maestro Massimiliano Agelao.

 

EL MÉTODO

Acerca del método de enseñanza Massimiliano Agelao explicó que “la pedagogía de los niños más pequeñitos se elaboró y patentó a través del Consulado de Italia, se llama la pedagogía Leonardo Da Vinci, basada en el concepto de imitación por un lado y en el concepto de aprendizaje.  Este método aprovecha la curiosidad y admiración que tienen los niños por los profesores”.

A lo anterior se le suma un aspecto fundamental que generalmente no se hace en las escuelas de música tradicionales y es enseñarlos a leer música desde la segunda clase, aprender a leer las partituras, las notas dibujadas para que sepan dónde se encuentra en su instrumento.

“Cuando se enseña de esa manera es bueno pero la parte más importante del proceso es tocar en conjunto porque emociona, motiva y se sienten parte de algo seleccionado” indicó el instructor.

Añadió “cuando se mezclan esos ingredientes lo último que falta es la cultura musical, nosotros estudiamos una pieza por ejemplo, el ‘Himno a la Alegría’ de Beethoven se les enseña quién era Beethoven, en qué período vivía, qué dice el texto que escribió o porque lo publicó; así por muy pequeños que sean los niños lo van a entender y así crece el interés”.  

También podría gustarte