315 mujeres asesinadas en 2020

30

El Consejo de Seguridad Nacional monitoreará permanentemente los casos de violencia de género para prevenir y castigar feminicidios, violencia intrafamiliar y sexual contra mujeres y niñas. Incorporará la violencia del sector en el monitoreo periódico para atención y prevención de violencias.

El Instituto de Medicina Legal reveló un informe sobre violencia contra la mujer, y advierte que 315 mujeres fueron víctimas de homicidio en todo el país entre enero y mayo de 2020. Hay 91 casos más de muerte violenta aún por determinar y el mayor número de víctimas se ubica en un rango de edad entre los 20 y 29 años.

El balance, indica que en el mismo periodo 16.473 mujeres fueron víctimas de violencia intrafamiliar, siendo Bogotá la región con el mayor número de casos de maltrato, seguido de Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca.

Medicina Legal también advierte de hay un registro de 899 casos de valoración de riesgo, de los cuales el 48.9% figura en riesgo extremo. De estas 227 están entre los 20 y 29 años de edad

Las cifras son de no creer, de poner los pies en la Tierra: 41.802 mujeres sufrieron violencia de pareja y 5.939 niñas padecieron violencia intrafamiliar en el 2014. 3’657.438 de las víctimas del conflicto son mujeres: 438.906 fueron ejecutadas sin piedad, 72.910 fueron desaparecidas y 9.892 fueron violadas. Podría decirse, en consonancia con la campaña emprendida por la Casa de la Mujer para que el Presidente de la República declare una crisis humanitaria, que las mujeres no están a salvo acá en Colombia.

 “El feminicidio es la expresión más grave de la violencia contra la mujer y es la culminación de un ciclo de violencias basadas en género. Esta conducta no es un hecho aislado. Desde la Defensoría del Pueblo hemos podido identificar que los feminicidios presentan comportamientos anteriores de violencia contra la mujer. Por eso es fundamental que las autoridades nacionales y regionales puedan prevenir esta conducta a tiempo”, señaló el defensor del Pueblo, Carlos Negret.

Él hace énfasis en la necesidad de revisar las medidas de protección y de prevención, que es lo que está fallando, y reitera su preocupación por “el aumento de las violencias basadas en género en el marco de esta cuarentena; no podemos dejar que la pandemia las invisibilice”.

De acuerdo con Carolina Mosquera, investigadora de la Corporación Sisma Mujer, más de una tercera parte de las víctimas de los feminicidios ocurridos entre el 2014 y 2017 había pedido protección y justicia. Para ella, esto evidencia que el Estado no está garantizando la seguridad de las mujeres con alto riesgo de feminicidio.

Lo mismo opina Yamile Roncancio Alfonso, directora de la Fundación Feminicidios Colombia, quien además señala que la poca capacitación en asuntos de género en el país lleva a que las violencias denunciadas se reduzcan y se consideren exageradas.

“Las administraciones, a través de sus comisarías de familia, no han entendido que cuando hay una denuncia debe responderse rápidamente y proteger a las mujeres y a sus hijos e hijas”, señala Yamile.

Esto, sin contar la falta de acción del aparato de justicia. De la cifra total de casos (76) que tiene registrada la Fiscalía, solo en cuatro hay condena contra el agresor y apenas 13 han tenido una audiencia de imputación de cargos.

Los demás están en etapa de indagación o de juzgamiento, lo que no implica un avance sustancial en los procesos.

 “El clima de impunidad es un incentivo para que los agresores reiteren y escalen su conducta. El abordaje integral de las violencias contra las mujeres y el oportuno acceso a la justicia pueden salvar y garantizar una vida digna y libre de violencias a muchas mujeres y niñas”, agrega Carolina Mosquera, de Sisma Mujer.

Sin embargo, que no haya suficientes sentencias condenatorias no depende únicamente de la Fiscalía. “Tenemos un aparato judicial que está inmerso en dilaciones y congestión. Y además de eso hay defensores, incluso de la Defensoría del Pueblo, que están dilatando procesos”, asegura la directora de Feminicidios Colombia.

OFENSIVA DEL GOBIERNO

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, junto a su Gabinete tomaron una serie de medidas con el objetivo de prevenir y actuar de forma más eficaz frente a los casos de violencia contra las mujeres.

De esta manera, se instalará una sala de control y monitoreo exclusiva para combatir los crímenes relacionados con los tipos de violencia hacia las mujeres. Será liderada por la Policía Nacional, de manera articulada con la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, y se invitará a participar a la Fiscalía, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo.

El Consejo de Seguridad Nacional monitoreará permanentemente los casos de violencia de género para prevenir y castigar feminicidios, violencia intrafamiliar y sexual contra mujeres y niñas. Incorporará la violencia del sector en el monitoreo periódico para atención y prevención de violencias.

La plataforma tecnológica con inteligencia artificial para prevención, atención y seguimiento a casos de violencias en contra de mujeres, alojada en el Observatorio Colombiano de las Mujeres, conectará todos los portales de información para mejorar el acompañamiento a mujeres víctimas de violencias.

Con el objetivo de mejorar la respuesta a las mujeres víctimas, se unificarán las líneas telefónicas encargadas de atender el tema de violencias y se creará una gran línea nacional de atención centralizada.

De igual forma, se radicará ante el Congreso de la República un proyecto de ley para el fortalecimiento de las comisarías de familia y se implementarán protocolos para la prevención y atención del acoso sexual en las universidades de la mano del Ministerio de Educación Nacional.

Habrá un programa para la estabilización socioeconómica de las mujeres víctimas de violencias de manera conjunta con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo junto con los gobiernos regionales.

Ante la difícil situación de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes que en los últimos días se ha exacerbado en el país, la máxima instancia decisoria del Gobierno -el Consejo de Ministros- adoptó un paquete de medidas de alto alcance para frenar este flagelo.

Una sala de control y monitoreo exclusiva con plataforma tecnológica de inteligencia artificial hará seguimiento y atenderá de manera eficaz violencias contra las mujeres.  Adicionalmente, el gobierno alista un proyecto de ley para fortalecer las comisarías de familia, y, mediante decreto formalizará la instancia que reúna a todas las entidades del Estado, a nivel nacional y regional para optimizar la hoja de ruta de prevención y atención de violencias.

Frente al reciente caso de abuso sexual contra una menor indígena, la Vicepresidente expresó vehemente rechazo: “Aquí hay un comportamiento enfermizo, brutal, totalmente inaceptable, que tenemos -entre todos- que ayudar a enfrentar, previniendo, sancionando, corrigiendo. Este no es solamente un tema del Estado, de la policía, de las autoridades, tiene que ser un tema de la sociedad, poner correctivos a estas prácticas brutales, que son casi prácticas de animales; no es de ninguna manera explicable cómo se ensañan de esta forma con el cuerpo de una niña y de cualquier ser humano”.

Además de este desgarrador hecho, en apenas dos semanas se registraron 10 denuncias de feminicidios en diferentes regiones del país. Varios casos de mujeres golpeadas por sus parejas o compañeros sentimentales, y de acoso y abuso sexual en entonos universitarios y culturales.

 “Tenemos que condenar todos los feminicidios porque esta es una de las peores expresiones de violencia de una sociedad, el odio contra el cuerpo de las mujeres. Este Gobierno no tolera ningún tipo de violencia contra las mujeres, sea quien sea, y entre más rápido podamos aplicar la prisión perpetua contra la violación de menores, más rápido tenemos que mostrar el rechazo contundente de la sociedad colombiana frente a la impunidad de estos casos o las penas muy leves”, enfatizó la Vicepresidente.

Por su parte, la Viceministra de Justicia, Juanita López aseguró que “con el liderazgo de la Ministra Margarita Cabello radicaremos un proyecto de ley para el fortalecimiento de las Comisarías de Familia, que será presentado el 20 de julio. Se busca depurar sus funciones y fortalecer recursos de funcionamiento y de equipo interdisciplinario; centrándolas en la atención de violencia intrafamiliar y en evitar feminicidios”.

A su vez, el viceministro de Salud Pública, Luis Alexánder Moscoso, se refirió a las medidas que ha tomado el sector salud para enfrentar hechos de violencia, “venimos trabajando en garantizar que las víctimas de violencias tengan atención y servicios, para esto creamos la Línea 192, opción 4, para atender la salud mental. Pero esta atención debe ser continua, con seguimiento a los casos con riesgo de salud y con valoración médica, continuamos con la capacitación a nuestros profesionales de la salud para que identifiquen el riesgo”, dijo.

La Consejera para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo hizo un balance de la situación de violencia contra la mujer. “Cuando se hace el análisis de la Línea 155, vemos registrado un incremento del 150% en las llamadas por violencia intrafamiliar, entre el 25 de marzo y el 18 de junio de 2020, frente al mismo periodo del año anterior. Por esta razón, la Vicepresidente llevó el tema al Consejo de Ministros, que adoptó un paquete de medidas para redoblar los esfuerzos de las entidades del Estado, en aras de poner fin a este flagelo”, puntualizó.

Finalmente, la Consejera recordó que, “desde el pasado 25 de marzo hemos permanecido en estado de emergencia para la atención de la violencia contra las mujeres y con estas nuevas medidas seguiremos trabajando de manera articulada con los gobiernos departamentales y municipales y con las demás entidades del Estado para recordarle a las mujeres que no están solas y que seguiremos garantizando su acceso a la justicia para que sus agresores sean judicializados y reciban condenas ejemplarizantes”.

MEDIDAS ADOPTADAS:

1) La instalación de una sala de control y monitoreo exclusiva para combatir crímenes de violencias en contra de las mujeres, en cabeza de la Policía Nacional, de manera articulada con la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer.  Se invitará a formar parte de ésta a Fiscalía, Procuraduría y Defensoría del Pueblo. Esta sala dará respuesta inmediata a casos de alto riesgo identificados a través de la Línea 155, y demás canales de denuncia.

2) Consejo de Seguridad Nacional.  En el último Consejo de Ministros se tomó la decisión de que el Consejo de Seguridad Nacional monitoreará permanentemente los casos de violencia de género para prevenir y castigar feminicidios, violencia intrafamiliar y sexual contra mujeres y niñas. Incorporará la violencia del sector en el monitoreo periódico para atención y prevención de violencias.

3) Plataforma tecnológica con inteligencia artificial para prevención, atención y seguimiento a casos de violencias en contra de mujeres, alojada en el Observatorio Colombiano de las Mujeres de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer.  Conectará todas las plataformas de información para mejorar el acompañamiento a mujeres víctimas de violencias. Así mismo, se espera que esta plataforma sirva para optimizar la identificación y judicialización online de agresores.

4) Con el fin de mejorar la respuesta a las mujeres colombianas, se unificarán las líneas telefónicas encargadas de atender el tema de violencias. Se creará una gran línea nacional de atención que se sugiere sea centralizada en la línea 123 y que de ahí se derive para atender según las competencias de cada entidad.

5) El gobierno expedirá decreto para formalizar el Mecanismo Articulador para planes y proyectos de todos los ministerios y entidades nacionales para la promoción y garantía de los derechos de las mujeres que permitan la prevención y atención de violencias. Este instrumento estará bajo la coordinación directamente de la Vicepresidencia a través de la Consejería Presidencial para Equidad de la Mujer. En esta instancia participan todas las entidades del Gobierno y del Estado, junto con los comités departamentales y municipales, con el fin de resolver los ‘cuellos de botella’ en las diferentes acciones de prevención y atención de violencias. Así mismo, se implementará una campaña nacional contra el machismo como herramienta para la prevención de violencias en toda la sociedad colombiana.

6) Bajo el liderazgo del Ministerio de Justicia, se radicará ante el Congreso de la República un proyecto de ley para el fortalecimiento de las comisarías de familia.

7) Implementación de protocolos para la prevención y atención del acoso sexual en las universidades de la mano del Ministerio de Educación Nacional.

8) Programa para la estabilización socioeconómica de las mujeres víctimas de violencias de manera conjunta con el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo junto con los gobiernos regionales para garantizarle oportunidades económicas a las mujeres que les permitan autonomía y romper el ciclo de violencias.

También podría gustarte