Novomatic Gaminator Juegos Online
HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Periódico de Santa Marta

Gremio de taxistas piden mayor control contra el mototaxismo

126

Los taxistas están expuestos al contagio, resistiendo y trabajando, a pesar de la mala cara que les hace la realidad.

POR
KATIA VÁSQUEZ

Para un conductor de taxi, las posibles fuentes de exposición incluyen tener contacto cercano con pasajeros con Covid-19, o tocar superficies que haya tocado o manipulado una persona con esta enfermedad, no obstante, desde su oficio es casi imposible detectar con quién ha tenido contacto la persona que transportan.

Ante esta situación, los taxistas de Santa Marta, han tratado en lo posible, cumplir a cabalidad las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio del virus, aseguran que lo hacen por el compromiso, tanto con ellos mismo, como con los pasajeros y sus familias,  para evitar contagiarse.

De acuerdo con lo informado por, Daniel Gil, reconocido líder de los taxistas de la capital del Magdalena, manifiesta que para el gremio amarillo, la situación ha sido bastante complicada desde que inició la pandemia, “cuando se decretó por primera vez la medida de aislamiento social obligatorio, fueron muchos los taxis que dejaron de laborar, pero, una vez se les agotaron los recursos que habían ahorrado, les tocó nuevamente salir, eso sí con las medidas de precaución”.

De este modo, el distanciamiento social para cuidar la vida trajo su propio afán para el gremio de taxistas de la ciudad, la previsible disminución de los servicios y, por ende, la significativa reducción del dinero que llega a sus hogares.

No cabe duda que, los taxistas están expuestos al contagio, resistiendo y trabajando, a pesar de la mala cara que les hace la realidad.

POCAS GANANCIAS, MAYOR EXPOSICIÓN

Gil aseguró que no solo están preocupados por terminar su jornada laboral con pesos en el bolsillo, sino también por el posible contagio de un virus que ya reporta cerca de 1.624 casos y más de 80 muertes en la ciudad.

Aunque cada trabajador tiene dificultades, varios coinciden en que tienen la posibilidad de salir y buscar ingresos, pero también en que es complejo cumplir con las responsabilidades, según comentó Daniel Gil, la situación es preocupante tanto para el conductor como para el propietario, “una persona que trabaja todo el día se puede hacer un promedio está entre $40.000 o $50.000, quizá menos, entonces ese conductor no tiene para pagar la tarifa diaria, tiene que llevarse esa plata para poder alimentar a su familia, y el combustible del vehículo, se está endeudando, eso da cosa porque además es un vehículo rodando todo el día lógicamente que eso también lleva gastos para su mantenimiento”.

Seguidamente, el líder de los taxistas en Santa Marta, recalcó que, “el ingreso es muy poco, incluso eso ha llevado a muchos conductores a entregar los carros porque esto no está dando, sino, como para medio comer, y quienes  deben cumplir una tarifa sinceramente sé están viendo muy afectados”.

TAXIS Y MOTOTAXIS

Por otra parte, se desde que se inició la emergencia sanitaria en Santa Marta, los mototaxistas a los pocos días ya estaban irrespetando las medidas, empezaron a circular en las calles como de costumbre, aduciendo necesidad de salir para conseguir recursos y costear la alimentación y demás gastos de sus familias y que posteriormente ha sido estos quienes se multiplicaron cuando se le dio reapertura a algunos sectores económicos y se creó nuevamente una demanda en el transporte.

Es por esta razón que Daniel Gil Wagner, como miembro del gremio de taxis, hace una petición a las autoridades de la ciudad para que apliquen controles en las vías, ya que su gremio sigue atravesando difíciles momentos económicos en medio de la cuarentena.

 “Con respecto al mototaxismo, siempre ha habido una controversia, porque al gremio sólo se le permite llevar dos personas para evitar el contacto entre los usuarios y el conductor, pero resulta que los mtotaxistas, tiene un contacto más directo con el usuario, que en el taxi”.

Afirmó que el mayor temor del gremio, es que el mismo pasajero que toma una mototaxi, que tiene ese contacto físico cercano, dado que para subirse a la moto se sostiene con el cuerpo del conductor, usa el mismo casco que ha utilizado un sinnúmero de personas, entonces, si después ese usuario toma un servicio de taxi, para los conductores allí radica el problema, debido a que supone un riesgo y no solamente para el gremio, sino para sus familias.

Finalmente, el líder, indica se hagan operativos efectivos con estos casos, pero sin dejar de lado al mototaxista, porque “son seres humanos y necesitan alimentarse y alimentar a sus familias” agrega que “el gobierno distrital, debe implementar estrategias para que las personas eviten el uso de este medio de transporte, y evitar un mayor número de contagios con ese servicio, eso sí que no dejen por fuera el gremio de mototaxista, que les brinden las ayudas necesarias para que no queden desamparados”.

También podría gustarte