Abuso contra niña nukak lo habrían cometido militares que cuidaban el ETCR de Charras

119

La FM conoció más detalles del escándalo por el secuestro y violación de una menor de 15 años, perteneciente al pueblo indígena Nukak Makú, en el que están involucrados un grupo de soldados adscritos al Batallón París de la Cuarta División del Ejército: los hechos habrían ocurrido en la instalación militar que custodia el Espacio Territorial de  Reincorporación y Capacitación de Charras, a pocas horas de San José del Guaviare.

El secuestro se produjo el 8 de septiembre de 2019 y los abusos en los que están involucrados un sargento, un cabo y seis soldados se habrían prolongado hasta el 13 de ese mes, tal y como denunció Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación.

En la FM conversamos con Francisco Gamboa, conocido como Ricardo Semilla, exintegrante de las Farc y coordinador del ETCR de Charras. Según Ricardo Semilla, el secuestro y abuso de esta esta menor ocurrió en una instalación militar adscrita al ETCR. Es decir, militares que brindan seguridad a los excombatientes habrían cometido los abusos en el campamento ubicado en la entrada del ETCR.

“Nos dimos cuenta porque a nuestra comunidad hizo presencia un agente de la Policía preguntando sobre la desaparición de una menor nukak. Nosotros le manifestamos que no. Después de que sabemos del tema entre todos comenzamos a indagar y encontramos que el secuestro y violación ocurrió en el batallón que cuida el ETCR. Esto sucede el 8 de septiembre y luego aparece el 13 de septiembre. Nosotros suscribimos un documento con la denuncia”, dijo Ricardo Semillas.

Según la denuncia que realizaron los miembros del ETCR y la junta de acción comunal de Charras, con fecha del 18 de septiembre, una vez supieron de la desaparición de la menor, la “comunidad alertó a las autoridades de Policía, estos informaron al Ejército, la Armada y  comunidad pero nadie dio respuesta”.

“El día viernes apareció la niña por los lados del batallón local, temerosa y en silencio. Algunas personas de la comunidad de Charras la visitan en la maloka Nukak para preguntarle lo ocurrido. Ella entre lágrimas refiere que dos soldados de civil la llevaron desde Charras hasta la instalación militar y allí la tuvieron toda la semana”, agrega la denuncia.

Dicen que le dieron aviso inmediato al Bienestar Familiar y a la Policía, esta última institución informó que esperaban respuestas de las autoridades competentes. La menor fue trasladada para las respectivas valoraciones el 18 de septiembre. Los miembros del ETCR también emitieron una comunicación el 26 de octubre de 2019 en la que relataban que soldados “violan niños y niñas como el caso de la niña Nukak Makú, presuntamente retenida contra su voluntad y abusada sexualmente por miembros de la Fuerza Pública en la vereda de Charras”.

El defensor del Pueblo, Carlos Negret,informó que desde octubre de 2019 asumieron la representación de la menor como víctima pero informó que sólo hasta el 16 de marzo, antes de la pandemia, lograron como Defensoría el testimonio de la menor El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar emitió un comunicado en el que reconoce que desde el 20 de septiembre del año pasado ofició a la Fiscalía para que se investiguen los hechos. Y además informan que, tras varias visitas en su entorno familiar, un juez de familia determinó que la menor Nukak debe estar en un hogar sustituto, recibiendo ayuda sicosocial.

Por su parte, el comandante de la Cuarta División del Ejército, general Antonio María Beltrán, responsable del Batallón París, dijo que investigaron internamente los hechos que posteriormente fueron remitidos al Ministerio Público.

 

Fuente: La FM

También podría gustarte