Iglesia de Salamina abre las puertas a sus feligreses

215

El templo en Salamina tendrá que cumplir con todos los protocolos de bioseguridad para poder abrir sus puertas.

El coronavirus ha impactado a toda la sociedad por igual, y las iglesias en Colombia no han sido la excepción. La Iglesia Católica, indicó que se han adelantado algunos protocolos para la reapertura gradual de los templos. Entre los puntos a tener en cuenta estarían eucaristías de no más de media hora entre semana, y el fin de semana no superaría los 50 minutos, para evitar largo tiempo en un mismo espacio con otras personas.

Así mismo, para evitar que el aforo de feligreses supere el 30%, se tiene estimado realizar convocatorias para cada una de las celebraciones litúrgicas, es decir, cada uno de los asistentes tendría que llegar agendado y de esa manera se realizaría control de bioseguridad

Teniendo en cuenta que el municipio de Salamina no presenta ningún caso positivo de Coronavirus, la iglesia católica en cabeza del cura párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Tránsito, Hernán Muñoz y la Alcaldía Municipal, alistaron todos los protocolos de bioseguridad para la reapertura del templo parroquial.

Tanto las iglesias católicas como las cristianas y otras tendrán que cumplir con protocolos estándares: tendrán que garantizar que quienes ingresen lleven su respectivo tapabocas, uso de gel antibacterial y desinfección entre otros.

Estas medidas fueron adoptadas por la iglesia de Salamina, para poder dar inicio a la celebración de la Santa Misa, “nosotros siguiendo las directrices de monseñor Luis Adriano Piedrahita y de su delegado Alexander Grecco, hemos implantado el protocolo de bioseguridad en Salamina, donde los feligreses puedan participar con seguridad y toda la disposición necesaria en la celebración eucarística”, manifestó el sacerdote Hernán Muñoz.

Las personas que deseen asistir  a la iglesia, deberán inscribirse previamente en la parroquia y por medio de un código digital estarán en una base de dato; posterior a eso los feligreses, deben hacerse un lavado de manos y desinfección del calzado, toma  de temperatura por parte de un voluntario de la iglesia, luego se le entregará un par de guantes y tapabocas.

De otra parte durante el acto litúrgico no se dará el saludo de la paz, no se permitirán las filas para recibir la comunión, sino que el sacerdote se acercará a cada una de las filas para poder dar el sacramento.

 “De esta manera garantizamos la integridad física de nuestros habitantes en el municipio”, puntualizó el sacerdote Hernán Muñoz.

También podría gustarte