La pandemia se agrava y los casos tocan nuevos máximos

El número de decesos en el gigante suramericano, con una población de 212 millones de habitantes, trepó a 60.632, con los estados de Sao Paulo y Rio a la cabeza, en casi 1,5 millones de casos.

El llamado virus asesino infectó a más de 10,7 millones de personas en el mundo y se cobró 523.369 vidas, con un fuerte impacto en la vida ordinaria y las economías de casi todos los países del mundo.

Brasil, el segundo país globalmente más golpeado por el virus en términos absolutos, ha flexibilizado las medidas de confinamiento impuestas por los estados, con una reactivación progresiva de la economía, pese a que la curva de contagios sigue en ascenso y a los llamados a la cautela de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo informó que en la última semana hubo por primera vez más de 160.000 infecciones globales diarias.

El número de decesos en el gigante suramericano, con una población de 212 millones de habitantes, trepó a 60.632, con los estados de Sao Paulo y Rio a la cabeza, en casi 1,5 millones de casos.

En esta nueva fase de reapertura económica, los bares, restaurantes y cafés de la “cidade maravilhosa” están autorizados a recibir hasta un 50% de su capacidad, con dos metros entre mesas y prioridad para los espacios abiertos.

“No hay nada que celebrar, pero estamos en esta lucha desde marzo”, advirtió el miércoles, sin embargo, el alcalde Marcelo Crivella.

Estados Unidos, que lidera la lista de los más golpeados en términos absolutos, registró 52.898 nuevas infecciones en las últimas 24 horas y 2,7 millones en total, según la Universidad Johns Hopkins. Los decesos se elevaron a 128.028.

El aumento de casos llevó a varios estados, como California y Florida, a cerrar restaurantes, bares y playas, cuando el país está ante un fin de semana largo por las celebraciones del 4 de julio.

Nueva York, por su parte, estableció la obligatoriedad de cuarentenas de 14 días a visitantes de 16 estados, afectando a la mitad de la población estadounidense, de 320 millones.

El aumento exponencial de casos no evitó que la economía sumara una cifra récord de 4,8 millones de puestos de trabajo en junio y la tasa de desempleo cayó más de dos puntos a 11,1% a medida que muchos comercios reabrieron.

El presidente Donald Trump celebró el “espectacular” descenso del desempleo. “El anuncio de hoy (jueves) muestra que nuestra economía está volviendo a rugir”, dijo, y agregó que algunas regiones aún están apagando “las llamas” provocadas por el coronavirus.

Perú, por detrás de Brasil con cerca de 300.000 infectados, cedió en la cuarentena obligatoria que regía desde hace más de cien días.

También allí la reapertura de restaurantes y cafés fue una de las principales novedades, en un país orgulloso de su gastronomía.

Al norte de Lima, en un hospital de la región Lambayeque, falleció de coronavirus la noche del miércoles el líder indígena Santiago Manuin, de 63 años, de la etnia awajún y defensor de la Amazonía.

En tanto, el Mercosur celebró su primera virtual entre los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; Brasil, Jair Bolsonaro; Paraguay, Mario Abdo; y Uruguay, Luis Lacalle Pou, que planean fortalecer nuevos mercados para sus exportaciones, principalmente agrícolas, y aprobar rebajas arancelarias para reactivar sus economías.

 

También podría gustarte